La Paz, Bolivia

Martes 17 de Octubre | 18:16 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Las familias habilitan aulas para que allí funcione una escuela

A 3 años del deslizamiento, 75% de las familias vuelve a Callapa

Un estudio señala que sólo los sectores uno y cinco, de los siete, son habitables. La comuna paceña propone la reubicación de sus casas, pero en la misma área.

A 3 años del deslizamiento, 75% de las familias vuelve a Callapa

Fotos Fredd Ramos / Págian Siete. Una casa es construida en el sector del megadeslizamiento.

Aleja Cuevas  / La Paz
El 26 de febrero de 2011, la ladera este de la ciudad de La Paz se deslizó y dejó a más de un millar  de familias sin casa. A tres años de la tragedia, el 75% de las mismas ya volvió a sus terrenos para reconstruir sus viviendas en lugares estables. La Alcaldía de La Paz indica que en el sector hay terrenos inhabitables y abre la opción de comprar otros en la  zona.
La gente volvió porque no tiene otro lugar para vivir. Una de ellas es Hilda Tintaya, quien aún recuerda que hace tres años la tierra se fue abriendo, en algunos sectores se hundía y en otros se elevaba. "La gente era como hormiga, cargaba sus muebles, habían personas arrastrando a sus chanchos y sus vacas”, recordó ayer Hilda, quien al igual que otros  no soportó vivir en alquiler ni en los módulos, pues eran incómodos.  
Hace tres meses  ella y su esposo se prestaron 10.000 dólares de un banco para reconstruir su vivienda y la hicieron de un piso, como   recomendó la Alcaldía.
Según el presidente de Callapa, Humberto Blanco, de las 1.300 familias que habitaban hasta aquel 26 de febrero, en los siete sectores, el 75% retornó en el último tiempo. En el sector uno y tres viven 400 familias, tienen energía eléctrica y agua potable en las piletas.
En cambio, en los sectores dos, cuatro, cinco, seis y siete  las familias afectadas no tienen  los servicios básicos. En los últimos dos meses se  registraron más construcciones.
Blanco calculó que del total de las familias, 13 fueron beneficiadas con departamentos en la zona de Chijini (El Alto), con financiamiento del Gobierno. "Pero hasta el día de hoy  sólo a cinco se les entregó las llaves de sus nuevas casas”, dijo.
Blanco explicó que  los alquileres insostenibles, la sobrevivencia de la ganadería y la agricultura, el clima favorable, la cercanía al centro de la ciudad, pero, sobre todo, la pertenencia de lugar son factores por las que las familias decidieron retornar.
Según el  secretario ejecutivo de la Alcaldía, Luis Lugones, la comuna  presentó hace un par de meses  un plan de reordenamiento territorial a los damnificados, con base en un estudio realizado por la Consultora Bolivia, que señala la necesidad de una inversión de  360 millones de bolivianos para  construir servicios básicos y  vías.
Precisó que el estudio establece que los sectores uno y tres son habitables, en las áreas cuatro y cinco se tiene la posibilidad de retornar "con cierto tipo de restricciones”. El ejecutivo dijo  que falta resolver con  vecinos del sector seis y siete, con quienes "estamos esperando negociar, individualmente,  en función en  el lote que se encuentran y  las condiciones de habilitabilidad”. Para ellos se abre la posibilidad de reubicación dentro de la misma zona.
 La comuna paceña invirtió hasta el momento 200 millones de bolivianos en la zona. La siguiente fase tiene que ver con  el tendido de alcantarillado en los sectores uno y tres de Callapa.

 

Trabajos pendientes
 
Tareas Trabajos de estabilización de terreno en la plaza principal de Callapa y en la cancha, son algunas de las tareas pendientes, entre otras.
  Anuncio Se entregará notificaciones a las familias que realizan construcciones ilegales sin autorización de la Alcaldía.
Cifra  En la zona se realizará un censo para conocer el número de  familias que legalmente están establecidas en la zona de Callapa.
 Dinero  Se invirtió    200 millones de bolivianos en tareas de  embovedados y  drenajes.

Las mamás construyen módulos para la escuela

Más de 20 madres de familia, con clavos y martillo en mano, trabajan en el armado de  11 módulos prefabricados para habilitarlos como aulas, que serán parte de la escuela Villa Callapa.
La determinación de habilitar módulos se tomó tras el gasto excesivo de pasajes que hacen los padres de familia para sus hijos, quienes ya no cuentan con bus escolar de la Alcaldía de La Paz desde esta gestión.
El director del establecimiento Villa Callapa, Rodolfo Paz, informó que 105 alumnos pasarán clases en estos módulos. Ellos estaban inscritos en la unidad educativa Rosmery Barrientos, ubicado en la zona de Irpavi II, adonde tenían que trasladarse los escolares en los últimos tres años.
La base de los módulos fue colocada la mañana de ayer por obreros de la Dirección Especial de Gestión de Riesgo  (DEGIR) de la comuna local. El armado de los módulos lo harán los padres de familia, dijo el delegado de la junta escolar, Santos Quispe.
En alrededor de tres horas, las mamás y algunos papás armaron dos módulos sobre el terreno de un campo deportivo de Callapa.
Una de ellas contó que hicieron cuota de dos y cinco bolivianos para comprar clavos; mientras algunas clavaban, otras se valían de alambres para asegurar la estructura de madera.
Quispe calculó que para mañana tendrán listo los 11 módulos, cosa que el próximo miércoles los niños ya estarían pasando clases. El director de la escuela hizo gestiones con la Alcaldía de La Paz para la dotación de pizarras, mesas y sillas.
El dirigente vecinal de Callapa Humberto Blanco informó que en la misma zona se prevé construir una escuela con financiamiento del Gobierno. Antes del megadeslizamiento, la unidad educativa de Callapa tenía una población estudiantil de 450 alumnos, ahora hay 150.

0
1
Comentarios

También te puede interesar: