Todas las comunidades están afectadas, según el alcalde Jorge Áñez

El desborde del río Maniqui causa desastres en San Borja

Siete de los nueve departamentos del país sufren por las lluvias; Beni es el más afectado. El último reporte oficial da cuenta de 45.000 familias damnificadas.
El desborde del río Maniqui causa desastres en San Borja
Las familias damnificadas por las lluvias aumentan cada día.
sábado, 08 de febrero de 2014 · 12:49:00 a.m.
Página Siete  / Agencias
El desborde del río Maniqui afectó a todas las comunidades de San Borja (Beni). Hay casas inundadas, sembradíos y animales perdidos, y los caminos están intransitables, según informó el alcalde del municipio, Jorge Áñez.
 "Ésta es la situación en la que se encuentran nuestros hermanos indígenas chimanes por el rebalse del río Maniqui. Hasta la última comunidad ha sido afectada por el rebalse”, manifestó el burgomaestre a la red Uno.
Los primeros datos dan cuenta de 2.500 familias damnificadas, sin embargo, esta cifra se incrementaría con el paso de las horas, por lo que Áñez pidió a las autoridades apoyo con alimentos, medicamentos y médicos.
Por otra parte, el estado de los caminos impide el traslado de víveres desde Trinidad o del departamento de La Paz. El último desborde del Maniqui ocurrió a mediados de enero.
Beni es el departamento más afectado por las lluvias, son unas 13.000 familias perjudicadas, 180 comunidades indígenas y se perdieron unas 10.000 cabezas de ganado bovino.
 En Rurrenabaque, 40 personas y 12 niños que estaban varadas pedían que el TAM habilite vuelos solidarios para llegar a sus destinos. Ayer, el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, informó que desde hoy iniciarán los vuelos a favor de estas personas. Así también continuará el apoyo y asistencia a los municipios afectados por las inundaciones.
También se descartó la llegada del golpe de agua a Trinidad, aunque continúa la supervisión del caudal y nivel de los ríos.
 Pando declara emergencia
Pando se declaró en emergencia ante el desborde de los ríos Madre de Dios y Beni. Son 1.500 familias damnificadas en seis municipios y 1.000 hectáreas de cultivo perdidas.
El director departamental del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), capitán Hugo Méndez, informó al periódico digital Oxígeno que los comunarios enfrentan problemas de escasez de alimentos y agua potable para el consumo humano.
Aislamiento de Yapacaní

 Yapacaní (Santa Cruz) está aislada por las lluvias. Se perdieron plantaciones de plátano, yuca, arroz y los pobladores piden ayuda, ya que desde hace tres semanas que se encuentran en esta situación.  Hay 13.000 familias y daños que superan los 2.500 dólares.

Sequía afecta a cinco municipios
Cinco municipios del Chaco chuquisaqueño sufren una sequía que genera pérdidas en los cultivos de maíz, maní y además afecta el forraje  del ganado, informó ayer el asambleísta departamental Óscar Rodas, quien pidió al Ejecutivo declarar emergencia.
"La sequía  está azotando de manera prolongada a los cultivos porque dejó de llover cuando estaban en plena floración y esta etapa es muy delicada porque requieren de la humedad suficiente para poder producir”, dijo Rodas a ERBOL.
Agregó que la falta de lluvia se registra en los municipios chuquisaqueños de Muyupampa, Monteagudo, parte de Huacareta, Macharetí y Huacaya.
Rodas agregó que a escala departamental suman 25 los municipios afectados por los desastres naturales.
El gobernador y su gabinete se reunirán el sábado para analizar esta situación y no se descarta una declaratoria de alerta amarilla, apuntó Jairo Arancibia, secretario de comunicación de la Gobernación.
La Unidad de Epidemiología del SEDES informó que de enero a la fecha se registraron siete casos positivos de dengue en Chuquisaca.

Familias afectadas son 45.000; autoridades refuerzan ayuda

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó ayer que la cantidad de  familias afectadas por las lluvias ascendió a 45.000 (cuando se decretó emergencia nacional, el 27 de enero, eran 20.000) e indicó que su despacho refuerza la ayuda en Beni,   el más afectado.
"Defensa Civil refuerza la atención a las familias más afectadas que están  en el Beni, sobre todo en  Rurrenabaque, Santa Rosa de Yacuma, San Borja y San Ignacio de Moxos”, dijo la autoridad a la red Patria Nueva.
Pidió que para evitar cualquier situación de peligro en zonas del departamento de  Beni, las familias afectadas deben abandonar sus viviendas con la finalidad de resguardar y proteger la vida. Informó que hay muchas solicitudes de ayuda humanitaria de parte de municipios de Yapacaní, Santa Rosa del Sara, El Puente y Cuatro Cañadas, en el departamento de Santa Cruz.
La autoridad explicó que en el trópico de Cochabamba también se atiende a las familias afectadas, pero expresó su preocupación por la situación de Puerto Villarroel, que por tercera vez sufre inundaciones por el crecimiento del nivel del agua en más de un metro.
El viceministro destacó que a escala nacional se trasladaron más de 200 toneladas de alimentos, medicamentos, herramientas, carpas y otros suministros, y se invirtieron más de 10 millones de bolivianos del Tesoro General de la Nación (TGN).
Por otra parte, el responsable de la Dirección de Alerta Temprana y Gestión de Riesgos de la Gobernación de La Paz, Williams Rioja, manifestó  que a la fecha se incrementó a 3.855 el número de  familias damnificadas y son  3.545 las hectáreas de cultivos dañados por las lluvias, y anunció el envío de 12 toneladas de alimentos a Ixiamas.
 Rioja recordó que son 17 provincias y 32 municipios afectados en  La Paz, 16 de los cuales presentaron sus declaratorias de emergencia. Aseguró que el mayor problema es el transporte para llevar la ayuda. Precisó que el día lunes se enviarán otras dos toneladas al municipio de Chuma.

Valorar noticia