La Paz, Bolivia

Miércoles 23 de Agosto | 05:51 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Viceministerio de Descolonización presentó la norma a la Asamblea

Proyecto de ley busca prohibir el “de” en el apellido de casada

Su objetivo es que las mujeres refuercen su identidad y “no se sientan propiedad de nadie”. Coincide con un planteamiento del Código de las Familias.

Proyecto de ley busca prohibir el  “de” en  el apellido de casada

Alvaro Valero / Página Siete. Para casadas el “de” no es obligatorio , pero “pocas lo saben”

Verónica Zapana  / La Paz
El anteproyecto de Ley de Descolonización y Despatriarcalización, que fue presentado ayer, prohíbe que las mujeres casadas usen  la preposición "de” antes del apellido del esposo. La propuesta coincide con la del proyecto del Código de las Familias.

"Por la igualdad conyugal, la mujer conservará antes, durante y después del matrimonio sus apellidos de filiación, sin incluir luego del primer apellido la preposición  ‘de’ seguida del apellido del esposo, por ser atentatorio a sus derechos personalísimos y por mantener el sistema patriarcal del sentido de propiedad”, dice el artículo 30  de la propuesta, elaborada por el Viceministerio de Descolonización.
El viceministro del área, Félix Cárdenas, explicó que  el artículo responde a las  demandas de  las mujeres que afirman que "no son propiedad de nadie”.
"La propuesta  busca quitar ese estigma de  sentido de propiedad que tiene el hombre hacia la mujer cuando se casa”, explicó la autoridad gubernamental.

Según el artículo 11 del Código Civil vigente, la mujer casada conserva su propio apellido, pudiendo agregar el de su marido, precedido de la preposición "de” como distintivo de su estado civil, y seguir usándolo aún en estado de viudez.
Sin embargo -puntualiza-, en el caso de los títulos profesionales se "usará su apellido propio”. En cambio, la mujer divorciada no tiene derecho a seguir usando el apellido de su exmarido, salvo convenio entre partes.
 Al respecto, el presidente del Colegio de Abogados de La Paz, Raúl Jiménez, explicó que el uso del apellido del esposo es voluntario, "pero no todas lo saben”.
El viceministro Cárdenas explicó que aunque el uso del "de” sea voluntario, en los hechos se vuelve obligatorio. En algunas instituciones públicas, cuando se requiere  la identidad de una mujer, se pide el apellido del esposo,  ejemplificó. "Con esta norma buscamos capacitar a la mujer sobre sus derechos”.
 La norma fue presentada ayer a organizaciones sociales y a  la  Comisión de Naciones y  Pueblos Indígenas de la Cámara de Diputados. Una propuesta similar, aunque sin carácter obligatorio, se consigna en el proyecto del  Código de las Familias.

Se reconoce la boda originaria

El anteproyecto de Ley de Descolonización y Despatriarcalización propone el  reconocimiento del matrimonio indígena originario campesino, siempre y cuando  sea homologado ante  un registro civil.
De acuerdo con el artículo 29 de la norma, "se reconoce el matrimonio indígena según su práctica tradicional de usos y costumbres celebrado por sus propias autoridades”.
 Estos matrimonios podrán ser inscritos en las oficinas de registro civil del lugar  del matrimonio como una forma de acuerdo u homologación con la jurisdicción indígena y la jurisdicción originaria.

Según  Marvin Molina,  director general de Administración Pública Plurinacional, la norma  plantea  además la creación del Ministerio de Descolonización y la apertura  de una dirección u oficialía de esta naturaleza en  cada institución pública del país.
"Queremos que la descolonización sea  gestión pública y no  sólo una discusión política”, destacó.


¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: