La Paz, Bolivia

Sábado 29 de Julio | 07:56 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Más de 40 fans de la tabla se asocian en un club

Los skaters paceños retan cada día a la “ciudad de los hoyos”

Está previsto que en las próximas semanas se construya un espacio dedicado a la promoción y práctica de la actividad en Pura Pura, en La Paz.

Los skaters paceños retan cada día a la “ciudad de los hoyos”

Milton Arellano. El Club Asociación de skaters de La Paz cuenta con más de 40 miembros.

Natalia Ramos / La Paz

"Las infraestructuras de La Paz no son buenas para la práctica del skateboard: hay hoyos por todo lado, es una ciudad muy densa y congestionada, por lo que no resulta muy asequible”. Así describe Milton Arellano, el presidente del club Asociación de skaters de La Paz, su devenir por las calles de la ciudad paceña sobre su tabla de skate.
No es el único que a pesar de los impedimentos se aferra a esta actividad: más de 40 personas  integran el club de manera permanente desde hace años. Además, según los cálculos de Arellano, alrededor de 60 skaters circulan habitualmente por  la ciudad, aunque no  formen parte de la asociación..
Arellano resalta un factor positivo en relación con la morfología de la ciudad, aunque con matices. "Hay muchas bajadas y eso nos gusta, pero al mismo tiempo resulta peligroso por lo escarpado de las vías”, aclara.
Se trata de una actividad que, según especifica, "aún no está definida como modalidad deportiva”, pero tiene muy claro que "engancha por la adrenalina que se experimenta en cada recorrido, mientras que en las caídas lo primero que se aprende es que hay que volver a levantarse y seguir adelante”.
No le frenan los golpes ni los riesgos. Es más, confiesa que ha llegado a hacer "locuras”, como alzarse sobre una grada de 14 escalones. Con el tiempo y la experiencia asegura que ya no se arriesga tanto, aunque "subirse a la tabla siempre supone asumir nuevos retos”, matiza.
Para practicar el skateboard, llamado popularmente  skate, se necesita básicamente una tabla y un piso liso sobre el que llevar a cabo la actividad. Las condiciones desfavorables de los espacios públicos de la ciudad han hecho que el Club Asociación de Skate de La Paz se esfuerce en buscar soluciones y mejoras.
Después de más de dos años de gestiones con la dirección de deportes del gobierno municipal  de La Paz, se  ha logrado materializar un proyecto para crear un parque de skate que se ubicará en Pura Pura, al norte de la ciudad. "Queremos extender la actividad como una opción sana, deportiva y, a largo plazo, como transporte alternativo con la instalación de ciclovías”, explica Arellano.
En la actualidad, los skaters suelen reunirse en el parque de La Florida, conocido como parque de Las Cholas, en Calacoto, que funciona, pero no cuenta con las normas internacionales de las  pistas.
Una de las características de este movimiento es su capacidad de generar vínculos sociales que unen a la comunidad de skaters a través del intercambio de experiencias y el encuentro para practicar la actividad. "Es muy importante para nosotros el aspecto social sin ningún tipo de barreras. Ocurren fenómenos muy enriquecedores como que un skater de El Alto puede patinar con otro colega que vive en la zona Sur o tal vez a alguien que le sobra una tabla se la regala a otra persona”, comenta.
El presidente del club reconoce que el movimiento no se ha terminado de consolidar en la ciudad. Sin embargo, con la próxima construcción del parque se trata de facilitar el acceso a nuevos integrantes a través una escuela de formación, así como promover la actividad.
"Poco a poco hemos conseguido con nuestros propios medios y recursos económicos organizar eventos sobre skate, a pesar de que nuestro mundo es un poco cerrado y aún no hemos logrado un reconocimiento masivo”.

Para un skater "nunca se terminan los retos: aprendes lo básico, un salto chiquito, y después quieres algo más grande porque nunca estás satisfecho”, dice.

"Nunca terminan los retos”

Milton Arellano tiene 39 años y empezó a los 11 a practicar skate con su hermano mayor. Desde el comienzo afirma que con su tabla "veía cualquier reto y lo asumía”.  Aunque su familia es boliviana, nació en EEUU donde esta actividad está ampliamente extendida. En ese país participó en diferentes competiciones a nivel amateur. "Me iba muy bien, me auspiciaban y de vez en cuando ganaba premios”, cuenta.
Para las personas que se inician, recomienda que se dejen guiar por los skaters que tienen más experiencia.  Sobre su tabla suele trasladarse desde el centro hasta la zona Sur sin problema. "Es muy lindo porque vas rápido, ves la ciudad y conoces lugares;  aunque ir por la carretera es un poco peligroso, vale la pena usar este transporte alternativo para reducir el impacto ambiental”, dice.

1
0
Comentarios

También te puede interesar: