La Paz, Bolivia

Lunes 21 de Agosto | 19:45 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Los hechos delictivos fueron reportados entre enero y febrero

12 robos a turistas se registraron en terminales terrestres de La Paz

La Policía señala que un antisocial se gana la confianza de las víctimas, le ofrece compartir un taxi y un falso policía finge una requisa de mochilas para robar.

12  robos a turistas se registraron en terminales terrestres de La Paz

María Carballo / Página Siete. Turistas extranjeros compran pasajes en la terminal.

María Carballo / La Paz
De enero a febrero, al menos 12 robos a turistas extranjeros se registraron en tres terminales terrestres de la ciudad de La Paz. Las víctimas son engañadas con una falsa requisa de falsos agentes antidroga, situación que es aprovechada para robar a los viajeros.
"Los extranjeros que vienen de visita a nuestro país son las principales víctimas de estos delincuentes que operan entre tres personas o más y los engañan”, afirmó ayer el jefe de la División  Propiedades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Carlos Herrera.
Según el jefe policial, los antisociales aprovechan que los turistas no conocen las calles de la ciudad para robarles. 
Los puntos donde los ladrones generalmente inician su operación delictiva son en la Terminal de Buses de La Paz, en la terminal del Puente Minasa (Villa Fátima) y en las calles adyacentes al Cementerio General.
Modo de operar
"Una o dos personas se acercan a la víctima y le ofrecen ayuda para orientarla a llegar a su destino. Se ganan su confianza y le dicen que pueden tomar un taxi juntos”, explicó Herrera.
 Ya en el vehículo, un falso efectivo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) y cómplice de los otros delincuentes intercepta el vehículo y pide revisar las mochilas de todos los pasajeros. "Les dice que se trata de una requisa para detectar si alguien lleva droga. Los turistas se asustan, pero la persona que antes se ganó su confianza les dice que el control es normal”, dijo.
El falso policía antinarcóticos revisa los bolsos de los extranjeros y sustrae cámaras, celulares, laptops y otros objetos sin que sus dueños se percaten de ello, agregó el jefe de Propiedades.
"Después revisa la mochila de su cómplice y encuentra droga. Cuando intenta fingir una detención en contra de éste, los turistas se asustan y dicen que lo acaban de conocer. El falso policía los deja ir y se sube al vehículo y concretan el objetivo”, indicó.
Página Siete visitó ayer la Terminal de Buses de La Paz y conversó con dos turistas  de diferentes nacionalidades. Recordaron cómo amigos suyos fueron víctimas de estos robos.
Un joven natural de Argentina que compraba un boleto para viajar a  Cochabamba  relató que una pareja de amigos suyos fue víctima de robo en 2013.
"Cuando regresaron a mi país, me dijeron que en La Paz les robó un hombre que creyeron que era policía. Creo que les dijo que estaban revisando las bolsas  para ver si había droga y luego no tenían dinero porque les robaron todo”, dijo uno de ellos, que no quiso identificarse.
 Su compañero contó que en la terminal de Oruro le robaron su  cámara y su laptop. "Fue la anterior semana, alguien me preguntó algo, me distraje y desapareció esa persona”, añadió.

 En 2013  hubo 264 robos a extranjeros
  
Los robos a turistas extranjeros no es algo nuevo. De hecho, en julio de 2012  la Policía reportó 264 robos de cámaras fotográficas,  dinero y documentos a extranjeros desde abril a junio de esa gestión.
De acuerdo con los datos oficiales, los delincuentes fingían ser policías, efectivos antinarcóticos y hasta indigentes para aprovecharse de sus víctimas.
 La información recabada por diferentes medios también incluye los llamados secuestros express, que consisten en llevar por la fuerza al turista en un vehículo a un cajero automático y obligarlo a sacar el dinero de su cuenta. Después los abandonaban y  amenazaban para evitar que los turistas denuncien el hecho.
 Asimismo, el año pasado se reportaron denuncias en contra de dueños de alojamientos por ser responsables de la pérdida de objetos de valor que dejaban los turistas extranjeros en los casilleros de los hostales.
  Ese modo de operar de los antisociales data desde hace unos ocho años. 
El caso más relevante fue el de dos ciudadanos franceses que aparecieron sin vida después de haber sido secuestrados.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: