La Paz, Bolivia

Sábado 23 de Septiembre | 00:02 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Costará entre 215 y 200 millones de dólares

China y Francia ofrecen un sistema de radar para el país

deficiencia Bolivia no tiene un sistema de radares de vigilancia para controlar el espacio aéreo y de las naves comerciales, según entendidos.

China y Francia ofrecen  un  sistema de radar para el país

Alvaro Valero / Página Siete. Operadores de control aéreo en el aeropuerto de El Alto.

 Luis Escóbar / La Paz
L a República Popular  China y  una empresa francesa ofrecieron un sistema de vigilancia y control del espacio aéreo por más de 200 millones de dólares porque el país no cuenta con estos equipos, informó el segundo comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Víctor Meneses
"Hay una oferta de radares chinos por 215 millones de dólares  y otra francesa por la empresa Thales por 200 millones de dólares,  que consisten en un sistema de vigilancia y control del espacio aéreo, debe ser un sistema integrado en el aspecto militar y civil”, precisó.
Técnicos y Raúl Velasco, jefe nacional de Aasana, confirmaron que las terminales aéreas del país funcionan sin estos equipos de vigilancia, sólo uno está en Cochabamba.
El sistema que se piensa adquirir, según Meneses, tiene dos componentes. Los radares primarios son utilizados para la vigilancia del espacio aéreo y determinar la existencia de alguna aeronave que esté cometiendo una acción ilícita o la violación de la soberanía. Éstos serán administrados por la FAB.
Los equipos secundarios proporcionan una información precisa de las naves en el espacio aéreo y reciben la señal de un transponder (pieza de comunicación) que está instalado en el avión. Este sistema será empleado por la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) para vuelos comerciales o civiles.
El país no cuenta con los radares primarios  y, según Meneses, los aeropuertos de La Paz y Cochabamba sólo poseen los secundarios. "Tenemos radares en los aeropuertos de El Alto (La Paz) y Jorge Wilstermann (Cochabamba).  En los demás aeropuertos no contamos con radares secundarios que sirven para la navegación aérea”, precisó.
Sin embargo, Raúl Velasco, jefe nacional de Aasana, admitió que sólo en el aeropuerto de Cochabamba funciona un radar.
De esta forma, los aeropuertos del país utilizan otros sistemas para controlar sus vuelos a través de rutas aéreas y posiciones fijas determinadas en las cartas de navegación. Por ejemplo, "un vuelo entre el aeropuerto  Viru Viru (Santa Cruz) y Jorge Wilstermann requiere de puntos de ‘chekeo’ obligatorio que están establecidos por cursos de radio ayudas y distancias entre las dos estaciones”, declaro el oficial.
También emplean la denominada navegación de área a través del Sistema de Posicionamiento Global.

Meneses considera que es preferible el uso de radares. "Es recomendable el uso de radares  para tener una administración adecuada de las aeronaves en movimiento. Se debe disponer de estos equipos en los diferentes aeropuertos del país”, dijo.

 Vigilancia del espacio aéreo se hace con naves

 La Fuerza Aérea Boliviana (FAB) controla el espacio aéreo de Bolivia a través de sobrevuelos en puntos específicos. Esta tarea la realiza  porque el país no cuenta con un sistema de radares de vigilancia.
"El control lo estamos haciendo mediante sobrevuelos verificando hitos fronterizos, pistas clandestinas de algunas que existen en diversos sectores fronterizos. Ése es el tipo de vigilancia que realiza la Fuerza Aérea. (Pero) sin radares, este trabajo es muy limitado”, informó el segundo comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Víctor Meneses.
El control del espacio aéreo se realiza a través de los radares primarios que requiere la FAB; un segundo tipo de radares son empleados para vigilar a las naves comerciales y es de uso civil.
"Podemos tener una Fuerza Aérea de primera línea en la interceptación o aviones de caza, pero el sistema de vigilancia y control son los ojos y oídos. (...) Si no tenemos un sistema de vigilancia y control que garantice la eficacia de estas armas, no es posible tener una vigilancia adecuada del espacio aéreo”, dijo el oficial de la FAB.
El Estado debe erogar los recursos para su compra porque "éste es un problema de soberanía del espacio aéreo y la Ley de Seguridad del Espacio Aéreo incide en la necesidad de que debe existir un sistema de vigilancia y control. Es un tema de seguridad del Estado”, declaró.

 Pilotos utilizan los GPS  de sus celulares

 Los pilotos utilizan el GPS (Sistema de Posicionamiento Global) de sus celulares para poder volar, ante la falta de radares en varios aeropuertos del país.
"Tengo que confiar en el piloto cuando me comunico con él. Le pregunto su radial, altitud, ubicación y nivel de vuelo. Incluso los pilotos de los aviones militares se guían por el sistema GPS  de su teléfono celular”, afirmó un controlador de tránsito aéreo del aeropuerto  de El Alto en una nota de  Página Siete publicada  ayer.
 El técnico, que prefirió guardar su identidad, reveló  que los 38 aeropuertos del país, entre nacionales e internacionales, operan sin estos equipos.
El segundo comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Víctor Meneses, dijo que los radares secundarios "proporcionan una información precisa de las naves en el espacio aéreo. El requisito para que funcione el sistema es que las naves deben tener un transponder para que envíe una señal al radar secundario”.
El supervisor de tránsito aéreo de El Alto, Marcos Barrios, sostuvo que los operadores de los aeropuertos deben comunicarse constantemente con los pilotos para evitar incidentes.   
 "Hay que dar distancias estimadas de 20 millas, 80 millas entre aeronaves, dependiendo del tipo de vuelo, para evitar que un avión esté cerca del otro y ocurra algún accidente”, explicó.
Aasana sacó la nota más baja en 2013 por  la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

 

 

 

 

 

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: