La madrugada de hoy puede llegar un turbión

Crecida del río Acre inunda al menos cinco barrios de Cobija

Las autoridades evacúan a las familias que viven en las zonas con mayor amenaza. Hay quienes se resisten a salir por miedo a que les roben sus pertenencias.
Anterior Proximo
Crecida del río Acre inunda  al menos cinco barrios de Cobija
APG.Los barrios bajos de Cobija ya sufren la llegada de las aguas del Acre.
Crecida del río Acre inunda  al menos cinco barrios de Cobija
San Joaquín está inundado por desborde del Mapucho.
Crecida del río Acre inunda  al menos cinco barrios de Cobija
Población refuerza el anillo deflector que fue rebasado.
viernes, 07 de marzo de 2014 · 00:43
Página Siete  / Agencias
La crecida del río Acre inundó al menos  cinco barrios de la ciudad de Cobija,  Pando, según reporte de las autoridades locales. Para la madrugada de hoy se prevé la llegada de un turbión de agua de 1,5 metros de altura.
"El agua comenzó a afectar a los barrios de Mapajo, Junín, Puerto Alto, Cataratas y Petrolera, además de una comunidad, por eso estamos evacuando ya a las familias”, informó anoche a Página Siete la alcaldesa de Cobija, Ana Lucía Reis.
En menos de 24 horas se reportó que el río Acre creció en más de 1,5 metros, inundó el municipio de Bolpebra, ubicado al extremo noroeste del país, en el punto tripartito Bolivia-Perú-Brasil, "por lo que Cobija amanecerá inundada prácticamente con más de un metro de agua y probablemente esto siga creciendo”, dijo Reis.
 Hasta las 22:30 (cierre de edición), las autoridades evacuaron a 70 familias de los barrios que corren más riesgo y las llevaron a cinco albergues dispuestos en zonas más altas. Se esperaba que en el transcurso de la madrugada se trasladara a 100  más.
La autoridad edil informó que hay familias que se resisten a ser evacuadas por temor a perder sus pertenencias, esto pese a que en 2012 sufrieron una inundación que superó la que se proyectó para hoy.
 "Muchos saben cómo es la situación porque hace dos años fueron cogidos de sorpresa y perdieron todo lo que tenían, por eso ahora salen tranquilamente. Hay quienes se resisten por miedo a que les roben, pero con la Policía estamos trabajando la seguridad; tratamos de mostrar a la gente que es más importante sus vidas”, dijo Reis.
  En 2012, el Acre creció en 14 metros, ahora se espera que no pase los 12 metros, pese a esto se toman  previsiones necesarias.
El gobernador de Pando, Adolfo Flores, dijo que las aguas del Acre llegaron ya a los 11,7 metros y al conocer de la afectación de Bolpebra se movilizó el equipo necesario al norte de Cobija para reforzar los defensivos y contrarrestar la temida inundación.
 En palabras del secretario de Coordinación de la Gobernación de Pando, Androcles Puerta, "lo de Bolpebra es la señal que nos permite tomar precauciones en la parte baja de Cobija. Esas aguas llegarán y nosotros ya estamos tomando las precauciones para no lamentar pérdidas humanas”.

El viceministro de Gestión Comunicacional, Sebastián Michel, informó que el presidente Evo Morales atiende personalmente la emergencia en Pando.  "El Presidente asistió hoy al desfile cívico militar en homenaje a El Alto y abandonó el palco para atender emergencias en Pando”.

Reconstrucción de viviendas se inicia en abril

ABI  / La Paz
El viceministro de Vivienda y Urbanismo, Bony Morales, anunció ayer que a partir de abril se iniciará la reconstrucción de  las viviendas afectadas por inundaciones  en el país, principalmente en  Cochabamba, Beni y  el norte de La Paz.
La autoridad explicó que en este mes se contratarán a las empresas para que ejecuten las obras con un diseño capaz de resistir la crecida de ríos y así evitar nuevos problemas en los próximos años.
"Hemos empezado ya la evaluación. Este mes contrataremos las empresas y en abril iniciaremos la reconstrucción de las viviendas”, remarcó el viceministro.
Dicha reconstrucción comenzará en Cochabamba, donde se identificaron 230 casas destruidas tras la caída de un cerro en Chullpa K’asa, Morochata.
En todo el país se estima que 2.200 viviendas fueron afectadas por las inundaciones, aunque  ese número puede cambiar cuando baje el nivel de las aguas  y se desvele el verdadero daño.
  Consultado sobre el presupuesto que el Gobierno destinará a la reconstrucción, el viceministro no dio  un monto exacto. "Todo lo que sea necesario, está asegurado; tenemos recursos para vivienda y haremos todos los esfuerzos posibles para reponerlas. La gente debe estar segura”.

El agua baja en Trinidad, pero anega otras zonas

El agua desciende en Trinidad y afecta a otros cuatro municipios en Beni. Puerto Siles, Exaltación, San Ramón y San Joaquín son los nuevos afectados por las inundaciones, y se prevé que éstas lleguen en una semana a Guayaramerín.
El director general del Servicio de Mejoramiento a la Navegación Amazónica (Semena), Lisandro Peñarrieta, en declaraciones a radio Panamericana, informó que el nivel del agua en las regiones más bajas ascendió  ocho centímetros y afectó a Puerto Siles y Exaltación.
"Estas dos poblaciones al momento se encuentran bajo el agua y con la tendencia a subir en los próximos dos días”, aseguró.
El secretario general de la Gobernación del Beni, Raúl Roca, explicó que "la inundación de Trinidad se trasladó a Santa Ana y Exaltación, posteriormente a la provincia Mamoré, a los municipios de Puerto Siles, San Joaquín y San Ramón, que ahora están anegados”.
 Estos dos últimos se ubican al este del río Mamoré, bordeando  el río Mapucho, "sufren  la inundación; el agua subió en los últimos cinco días dos metros y medio”, según Peñarrieta.
En San Ramón hay más de 300 familias damnificadas. El agua ingresó al mercado y las clases se suspendieron porque las unidades educativas se utilizan como alberques, al igual que el coliseo y la terminal de buses.
 "El 70% de las casas son de adobe y hay temor de que se derrumben, ya hay rajaduras de las paredes. Buscamos dónde trasladar a los damnificados”, indicó la presidenta del Concejo Municipal de San Ramón, Carmen Zambrana.
El anillo deflector que protegía a San Joaquín fue superado por las aguas del río Machupo y ocasionó una filtración que dejó a al menos 800 familias afectadas.
Los centros de salud de ambos municipios están inundados y se reportaron serpientes sobre el suelo.

Valorar noticia