La Paz, Bolivia

Miércoles 18 de Octubre | 14:27 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Se prevé que el golpe de agua llegue en los próximos 10 días

Guayaramerín está inundada y espera la llegada de un turbión

La cantidad de damnificados es desconocida debido a que ésta se incrementa constantemente. Más de seis barrios de ese municipio permanecen inundados.

Guayaramerín está inundada y espera la llegada de un turbión

APG. Pobladores de San Joaquín refuerzan el dique que fue rebasado por el río Mapucho.

Página Siete  / Agencias
Guayaramerín está inundada por el desborde del arroyo Las Arenas y se espera que dentro de los próximos 10 días llegue un turbión a la ciudad, por lo que las autoridades se preparan.
El desborde del arroyo se debió a las constantes lluvias que castigan a esta región beniana, fronteriza con el Brasil. La cantidad de damnificados es desconocida debido a que ésta se incrementa constantemente. Sin embargo, más de seis barrios fueron inundados, entre ellos La Fosa, El Carmen, 22 de Septiembre, San Miguel y San Pedro, según reportó radio ERBOL.
Las instalaciones de la Cooperativa de Agua Potable y Alcantarillado Guayaramerín quedó bajo el agua, por lo que los ejecutivos de dicha empresa anunciaron a la población que no deben consumir el agua de los grifos, debido a que está  contaminado  con elementos químicos y deshechos de combustibles.
  En el área rural son 605 hectáreas de cultivos de yuca, plátano, cítricos, palta y otros que se perdieron. La dirigenta del sector campesino  Aguilera Cardozo  tampoco brindó el número de afectados debido a que todavía no se hizo la cuantificación.
Las clases fueron suspendidas en esta región desde el jueves. Las aulas quedaron vacías con el fin de utilizarlas como albergues para las familias afectadas.
El Gobierno decidió apoyar a los gremiales de Guayaramerín con el traslado, por vía fluvial, de 625 toneladas de víveres, además de enviar ayuda humanitaria a las familias de este municipio, informó ayer el ministro de Defensa, Rubén Saavedra.
 "Estos víveres corresponden al sector gremial de Guayaramerín. Se está apoyando a este sector para que pueda comercializar y abastecer a todos los pobladores”, indicó.  También se envió carga de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos.
La autoridad explicó que hay un programa "extenso” de envío de alimentos en helicópteros a diferentes municipios del Beni que sufrieron las inclemencias de los desastres naturales.
  Dos de los últimos municipios afectados por las inundaciones en Beni son San Joaquín y San Ramón, donde ayer llegó la ayuda   en medio de disputas políticas entre el vicepresidente Álvaro García y el gobernador Carmelo Lens, que se acusan mutuamente de pretender hacer protagonismo político con la entrega de las donaciones a los afectados.
 Mientras tanto, la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEM-B) denunció ayer que la ayuda que destina el Gobierno no llegó de manera efectiva a las comunidades indígenas que están afiliadas a esta regional, según denunció Rafael Moreno, secretario de organización de esta instancia, destaca la ANF.
Moreno, junto a una comisión de dirigentes benianos, llegaron a la ciudad de Santa Cruz para hacer conocer de estas necesidades a la dirigencia de la Central de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) y pedir la colaboración de la ciudadanía cruceña.

"Nosotros queremos desenmascarar a las autoridades del Gobierno y decir la realidad. Se ha recabado bastantes víveres, pero lamentablemente esos víveres que tiene que llegar a su destino final no ha llegado, lamentablemente se encuentran en unos ambientes en la ciudad de Trinidad y no están siendo distribuidos”, afirmó Moreno en declaraciones a radio Santa Cruz.

Se espera el descenso del agua en Cobija tras inundación

La alcaldesa de Cobija, Ana Lucía Reis, informó que después de la inundación sufrida en Cobija por el desborde del río Acre se espera que las aguas comiencen a descender para hoy.
 "La situación está más tranquila. El río se ha estabilizado, está en 11,40 metros. Algunas zonas resultaron afectadas, algunas viviendas, pero nada muy grave”, indicó la autoridad edil en contacto con ERBOL.
Reis descartó la llegada violenta de un turbión a la ciudad, puesto que las corrientes que amenazaban a la urbe afectaron a Brasil y no a Cobija. "Son muy pocas las viviendas que están bajo el agua. Toda la gente está sana y salva y fuera de peligro, las aguas van a empezar a bajar muy pronto”.
Por otra parte la jefa de la Unidad de Gestión de Riesgos y Desastres de la Alcaldía de Cobija, Karim Tanaka, explicó que el nivel del agua afectó principalmente a dos barrios: Mapajo y Cataratas.
Hasta la tarde de ayer, de estas zonas se evacuó a 70 familias  y se esperaba superar las 100 hasta el final del día. Aunque en un principio muchas se resistieron a dejar sus hogares por temor a perder sus pertenencias por robos "se dieron cuenta que el agua todavía sube. Esta noche (ayer) es la hora tope para la subida de las aguas, entonces ellos han decidido salir nomás”, dijo Tanaka.
Explicó que el nivel del agua creció en 11,5 metros, sin embargo, para que las viviendas queden cubiertas sería necesario superar los 15 metros.
"De acuerdo a la última medición en el municipio de Bolpebra se espera que el agua suba un poco más y desde mañana, si no hay precipitaciones en Perú, de donde viene el Acre, o en nuestra zona, comenzará el descenso”, manifestó la funcionaria.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: