La Paz, Bolivia

Sábado 29 de Abril | 15:29 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Los suboficiales y sargentos se movilizaron por tercer día consecutivo

Un millar de uniformados marcha y pide la renuncia de Saavedra

Los sargentos y suboficiales vestían uniforme de campaña, marcharon acompañados por una banda de música militar y liderados por los “Ponchos Rojos”.

Un millar de uniformados marcha y pide la renuncia de Saavedra

Fotos: Álvaro Valero / Página Siete. Los Ponchos Rojos lideraron la masiva marcha de uniformados de baja graduación. Bajaban por la Autopista hacia La Paz.

María Carballo / El Alto, La Paz
    Mujeres, hombres y niños formaron ayer una hilera en la avenida Naciones Unidas (El Alto) para observar  la multitudinaria marcha de militares de bajo rango que  empezaba un largo recorrido hasta la ciudad de La Paz con el objetivo de exigir, por tercer día consecutivo,  un trato igualitario dentro de la institución castrense.
Esta vez la movilización concluyó con la determinación de pedir la renuncia del ministro de Defensa, Rubén Saavedra, y la destitución del Alto Mando.
"Exigimos la renuncia de Saavedra, que se destituya al Alto Mando Militar porque han demostrado una total insensibilidad con nosotros”, dijo uno de los representantes.
A la marcha, que hasta el miércoles era de efectivos de La Paz, ayer se sumaron camaradas que llegaron de Cochabamba, Potosí y de algunas provincias paceñas. Eran las 9:30 y los transeúntes en El Alto no sólo observaban, también aplaudían, les gritaban palabras de apoyo  y  se acercaban a darles un apretón de manos.

La marcha fue liderada por  comisiones de los Ponchos Rojos de Omasuyos y Huatajata. "Un indígena es igual o más capacitado para ascender a un grado. Nuestros hijos son suboficiales y sargentos”, expresó Samuel Coraite, el principal dirigente.
Detrás de ellos estaban los suboficiales y sargentos con el uniforme camuflado "como una advertencia al Gobierno”, según uno de los movilizados.
  Durante su recorrido, la banda de música militar los acompañaba con acordes de himnos y de la cueca Viva mi patria Bolivia.
El grupo de esposas de los militares estaba al final de la marcha. Esta vez, el número de  mujeres llegaba a por lo menos 200, a diferencia de los dos días anteriores de movilización, cuando  eran sólo 20. "Están representantes de Oruro, Patacamaya, Potosí y otras provincias (...). El Gobierno  no nos escucha”, dijo la principal representante, Sandra López.
Después de cuatro horas de caminata, los uniformados llegaron a la plaza Murillo, que estaba resguardada por decenas de policías, situación  que los obligó a caminar por las calles adyacentes hasta llegar la plaza  San Francisco, donde realizaron un acto.

La movilización y el mitin concluyeron a las 14:30. Los suboficiales y sargentos exigieron  la reincorporación de sus camaradas que hasta esa hora sumaban 13. Luego  fueron a la sede de su asociación, en la zona de Miraflores.

Defensoría pide un diálogo
La Defensoría del Pueblo emitió un comunicado de prensa en el que expresa su "profunda preocupación”  por la determinación de retirar a 702 uniformados de baja graduación.
"Pone en riesgo cualquier espacio de negociación, profundiza el conflicto y constituye una vulneración al derecho al trabajo, a la petición y al debido proceso”, señala el documento enviado.
La Defensoría del Pueblo insta a las autoridades militares a revisar la medida asumida "a fin de restablecer el camino del diálogo y evitar otras acciones que podrían resultar como respuesta a la misma”. Reitera su disposición de mediar.

Hubo dificultades para concentrarse
 Los militares de bajo grado atravesaron más de una dificultad para   reunirse y movilizarse desde El Alto.
La representante de las esposas, Sandra López, informó que los sargentos y suboficiales de Coro  Coro (provincia Pacajes)  fueron amenazados por su comandante.
Por otro lado, otro grupo de militares  fue encerrado en el auditorio del Comando de la Armada, en Següencoma (zona Sur),  denunció uno de los líderes del movimiento militar.
 López aseguró que el grupo de esposas de militares hubiera superado las 500 personas si las dirigentas hubieran llegado a la sede de Gobierno.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: