El proceso judicial puede durar hasta más de dos años, en promedio

En Bolivia, seis transexuales lograron cambiar de identidad

Cinco refieren al cambio de nombre y dato de sexo de hombre a mujer, y uno, de mujer a varón. Hay al menos seis casos en curso. Activistas observan los requisitos del trámite.
En Bolivia, seis transexuales lograron cambiar de identidad
Archivo / Página Siete.Un miembro del colectivo LGBT en una marcha, fue en 2012.
sábado, 09 de agosto de 2014 · 08:03:00 p.m.

Gabriel Díez Lacunza  / La Paz
Antonella  es médica cirujana y, luego de lograr cambiar el dato de su nombre y de sexo de sus documentos, inclusive en el título universitario, ejerce su profesión con normalidad. "Si nos enfermamos, nos automedicamos o vamos donde Antonella, que ella sí sabe”, cuenta Laura Álvarez, presidenta nacional de la Organización de Travestis, Transgénero y Transexuales de Bolivia.
El de Antonella es uno de los seis casos registrados de personas transexuales y transgénero que lograron, desde 2006   -a través de un proceso  judicial- el cambio de identidad (de nombre y dato de sexo en los registros estatales). Cinco de aquellos refieren el  cambio de identidad de género de hombre a mujer, y uno, de  mujer a varón.
 
Los datos corresponden al Servicio de Registro Civil de Bolivia (Sereci).  También son corroborados por   Capacitación y Derechos Ciudadanos (CDC), una institución que, entre otras acciones, colabora con la población del colectivo Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) en este tipo de trámites.      

El abogado de CDC, Martín Vidaurre,  destaca el caso de Antonella como el más emblemático, porque  se realizó a partir de la interpretación de la nueva  Constitución  y la Ley 045 contra el racismo y la discriminación.  
Vidaurre explica que aparte de los cinco casos con sentencia "exitosa”, impulsados por CDC  , otros ocho  casos están  en la etapa de recolección de pruebas (en juicio contra el Sereci) y otros  dos en pleno proceso.
Mientras que el  jefe nacional del Sereci, José Uría, explica que desde 2006 se tiene el registro de 12 demandas con esa solicitud. De este total,  seis están en proceso.

La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Yolanda Herrera, considera los seis casos de cambio de identidad de género como "señales positivas”, aunque lamenta que aún se tenga que recurrir a procesos legales para su consecusión. Mientras que Julieta Ojeda, representante de Mujeres Creando, si bien destaca estos casos, cree que la cifra  "es una miseria” para la cantidad de habitantes que tiene Bolivia.
De los requisitos
Existen al menos siete requisitos para que las personas trans logren cambiar su identidad. No obstante, muchos de esos requerimientos desaniman a quienes  quieren iniciar ese trámite.  
 "La mayoría de las personas de la población Trans en Bolivia no quieren iniciar el (proceso), tomando en cuenta que consideran que la carga probatoria es estigmatizadora”, establece   el Informe Anual de Derechos Humanos,  presentado a principios de este año por el CDC.
Los requisitos -solicitados por el Juzgado Civil- van desde  un certificado médico, expedido por un  urólogo o ginecólogo, hasta una "valoración psiquiátrica”.
Las demás pruebas son: un informe de antecedentes penales, un certificado médico que concluye presencia de fenotipo masculino o femenino, fotografías de apariencia actual y anterior al proceso. Finalmente, se solicita un informe de evaluación y seguimiento psicológico.
Los entrevistados para este reportaje observan la mayoría de estas pruebas solicitadas, porque se los considera "discriminatorios y denigrantes”. "Es lamentable que se deba recurrir a procesos legales para el tema de la identidad”, destaca Herrera. "Lo primero que solicitamos es la despatologización, no nos consideramos enfermas”, dice con voz firme Laura Álvarez.
Las fuentes consultadas coinciden en que este proceso  debería transitar  del juicio civil a un trámite administrativo. Sin embargo, hasta que no haya una norma al respecto , la función del Sereci se limitará a "obedecer” los fallos judiciales que así lo expliciten. "Mientras no haya una disposición legal expresa que permita que este cambio se haga en sede administrativa, va a tener que seguir siendo vía judicial”, concluye Uría.

Punto de vista

yolanda herrera  Presidenta APDHB
"Es un derecho constitucional”
En principio, es un derecho que está constitucionalizado (el de la identidad). Y en la medida en que el Estado, a través de las instancias  pertinentes, respete y facilite la posibilidad de que las personas puedan avanzar en ese tema, creo que son señales positivas. Es lamentable que se tenga que recurrir a procesos legales para ello. Sería interesante que esto se pueda plasmar sólo a través de procesos administrativos. Someterse a un juicio incorpora, además, el tema de costos y tiempo.

  Griselda sillericoDefensoría del Pueblo
"Es un avance importante”
Saber que el Servicio de Registro Civil (Sereci) está atendiendo la problemática de la población Transgénero y Transexual   al derecho a la identidad, se considera un avance importante  en la no discriminación, en razón de diversidad sexual e identidad de género. Pero es necesario que coordine acciones con las organizaciones de esta población. La realidad es que la población trans es la más vulnerada en sus derechos por expresiones de tran

Julieta ojeda
 Mujeres Creando
"Un principio de libertad básico”
Concuerdo totalmente en estas salidas jurídicas que existen respecto al cambio de sexo. No está limitado legalmente. Lo lamentable es que las leyes no faciliten esto. Hay que hacer un juicio y  a razón de eso que hayan tan pocos casos que hayan tenido una sentencia favorable, porque sino habría mucha más gente que asumiría esa posibilidad de cambiar legalmente su identidad de género. Tiene que ver con un principio de libertad básico, donde cada quien decide qué y cómo quiere ser.sfobia  vigentes en nuestra sociedad.

Martín Vidaurre  Abogado CDC
"No aguantaban la discriminación”
Todas estas personas ya no aguantaban el tema de discriminación. Eso se muestra en el proceso, que en algún momento les discriminaron y por eso los testigos demuestran y la misma  persona demuestra que fue discriminada. Ya sea en el colegio, un centro de salud, en la calle, en la Policía o en cualquier lugar. Son personas que ya no quieren permitir esa situación de discriminación. Sin embargo, no es sólo la sentencia lo que cambia, sino que debe cambiar la educación de la sociedad sobre este tema