La Paz, Bolivia

Sábado 23 de Septiembre | 10:43 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
El estudio sobre cambio climático fue realizado por el JICA

Glaciales paceños pierden 10% de su superficie cada década

Por el deshielo, en 30 años La Paz y El Alto perderán el 30% del agua que se obtiene de estos glaciales. Los científicos aconsejan cuidar los recursos hídricos.

Glaciales paceños pierden  10% de  su superficie cada década

El glacial Tuni fue uno de los objetos del estudio encarado por el “Proyecto Grande” de JICA

 

Iblin Linarez / La Paz
Debido al cambio climático, los glaciares Tuni, Condoriri y Huayna Potosí pierden el 10% de su superficie cada década, según el estudio "Proyecto Grande” que realizó durante cinco años  la Agencia de Cooperación  del Japón (JICA). En consecuencia, en 30 años, La Paz perderá el 40%  de sus recursos hídricos.
  "Hemos trabajado  haciendo una simulación proyectiva de la situación de aquí a 30 años y hemos llegado al resultado de que la reducción en la superficie de los glaciares será del  30%, un 10% cada década. La oferta del agua, que viene del embalse del Tuni ,  se reducirá en 40%”, detalló el doctor Makoto Okumura de la Universidad de Tohoku.
El "Proyecto Grande” durante cinco años  reunió  a los  gobiernos de Japón y Bolivia en un estudio sobre el impacto del cambio climático en los nevados andinos, para diseñar una estrategia de manejo de los recursos hídricos en La Paz y El Alto.  Los resultados preliminares  fueron presentados ayer en un simposio.


 El cambio climático provoca el incremento de temperaturas y  eso causa el derretimiento de los glaciares. "Se considera que se va a reducir el agua que viene de los glaciares, pero se incrementaría el agua que viene de las lluvias y habría un efecto de compensación. Sin embargo, eso no quita la preocupación de que los glaciares tienden a desaparecer”, explicó Okumura.
Actualmente, el aporte del agua de glaciares al abastecimiento de este recurso al departamento de La Paz es del  10% al 15%, explicó el doctor Edson Ramírez. "Se pueden compensar estas disminuciones previstas con la gestión de recursos hídricos ; es decir, saber utilizar bien el recurso que tenemos”, dijo.
La represa del Tuni   ha sido el objeto de estudio de este proyecto. Esta represa se alimenta de precipitaciones y de las cuencas Tuni, Condoriri y Huayna Potosí, tres de los glaciares más importantes de La Paz. "Concluimos que en un futuro se debe tomar en cuenta que se va a disponer de menos agua de glaciares, y si bien la precipitación puede aumentar, habrá épocas de sequía  y se debe tomar medidas”, adelantó Okumura.
Pero no se debe ser fatalista y pensar que ante una posible desaparición de los glaciares, La Paz y El Alto se queden sin agua, coinciden los expertos. "Es equivocado pensar que si los glaciares se derriten no tendríamos agua. Eso ocurriría sólo si dejase de llover y eso no va a pasar; pero debemos tomar conciencia de que debemos empezar a trabajar en medidas de adaptación y mejor uso del agua en nuestro cotidiano vivir”, aseguró Ramírez.

" La disponibilidad de agua irá disminuyendo y es una tendencia que se ha comprobado científicamente. Por eso este es el momento de analizar un conjunto de medidas integrales”, solicitó Okumura. El experto sugirió que en el caso de la represa del Tuni se debe trabajar de manera eficiente para que  la provisión de agua se mantenga estable y que no dependa exclusivamente de las estación de lluvias.

 Los científicos actualmente están sociabilizando y capacitando a  profesionales bolivianos con los  resultados obtenidos en el estudio "Proyecto Grande”. El fin es conservar y utilizar mejor el vital recurso hídrico.

Macizos  andinos
Glaciares Se alimentan de lluvia y nieve, a estos fenómenos deben sus capas de hielo. No obstante, el cambio climático está provocando que la temperatura se eleve y los glaciares se derritan.
  Tipos Existen glaciares no sólo en la superficie, sino también internos. Son conocidos como "cerros de escombro” o de roca y que se han hallado en regiones como  Lipez.

El agua se pierde hasta en 40% por filtraciones

En La Paz existe una mayor demanda de agua debido al incremento de la población . "Si se aumenta la oferta, también tiene que considerarse solucionar un problema del sistema del agua que es la filtración, para que  este recurso llegue al consumidor”, afirmó ayer  el doctor Makoto Okumura.
 Esto quiere decir que el agua se pierde antes de que llegue al usuario.  Gustavo Ayala, especialista en recursos hídricos que participó  en el estudio "Proyecto Grande”, explicó que hace 10 años la pérdida del recurso hídrico llegaba al 50%  y ahora es del 10%. "Se puede decir que  las políticas que ha implementado EPSAS pueden estar funcionando, así como el incremento de demanda porque eso produce que no haya tanta presión y el sistema no se estresa, y ese es el  caso de Tilata, en El Alto”, dijo.
 Sin embargo, Okumura advierte que "la cantidad de pérdida de agua por filtraciones llega hasta el 40% en algunos lugares de la ciudad de El Alto”.  Se advierte que la disponibilidad de agua va a ir disminuyendo "y es una tendencia que se ha comprobado”, aseguró el especialista japonés y añadió que no se descarta que en un futuro se llegue a racionar este recurso si   no existe una buena distribución .
Okumura añadió que  a mayores ingresos, la población  consume más agua. Un japonés consume un tercio más de agua que un boliviano. Otro aspecto  a tomar en cuenta es la migración que aumenta la demanda del recurso.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: