La Paz, Bolivia

Jueves 27 de Julio | 04:41 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Son parte del desayuno escolar en el norte potosino

Galletas de oca despegan desde Llallagua en busca de mercado

La factoría Ecomalva produce harina de oca, que es la base de esta pieza de repostería. También desarrollaron una receta de api de oca.

Galletas de oca despegan desde Llallagua  en busca de mercado
Gabriel Díez Lacunza  / La Paz

 

Una de las metas de los fabricantes  de  galletas de oca es la de consolidar la comercialización del producto  en el eje central del país y también en Potosí, departamento donde nació la idea de producirlas.

De momento, los principales clientes del novedoso artículo comestible  residen  en los municipios de Llallagua, Pocoata y San Pedro de Buena Vista, que se ubican en el norte potosino, donde el producto está incluido en el desayuno escolar.
La empresa comunitaria Ecomalva trabaja con este tubérculo desde hace 11 años en la región y desde hace seis gestiones con este artículo en particular.
El gerente general de este emprendimiento, Abel Jarro Tumiri, relata que en 2009 se empezó a producir  las galletas de oca. Esto  como una muestra de que es posible diversificar  varios productos de repostería en general a partir de alimento.
No obstante, antes de llegar a producir el artículo tuvieron que pasar dos fases previas, cuya consecución se logró en  varios años.
 La primera estuvo enfocada en la concepción de la harina de oca, cuya característica fundamental es que debe  estar libre de gluten; en un segundo momento apareció el api de este tubérculo de dulce sabor.
Una vez que lograron los dos productos, nacieron las galletas de oca. La factoría -de harina y de las galletas- está ubicada  en el municipio de Llallagua. En ese centro  trabajan 12 personas, entre técnicos, administrativos y responsables del proceso.
"Lo primero que se ha hecho, como innovación productiva, fue elaborar  la harina de oca que estábamos sacando en el mercado y (en la actualidad tramitando) para la exportación. Después, hemos sacado el api de oca, con y sin azúcar. A partir del 2009 sacamos la galleta de oca”, explica Jarro.
Comenta que en Cochabamba trabajan con la distribuidora  Esquemas,  que coloca este y otros productos de esta organización en los mercados de esa ciudad. También cuentan con distribuidores en Oruro. Asegura que están gestionando empresas o personas interesadas  en la ciudad de La Paz, Santa Cruz y Potosí para realizar la distribución.
Jarro considera que para los pequeños productores y microempresarios es un riesgo el tema de la inversión, sobre todo cuando se trata de capital. "Entonces, buscamos financiamiento de cooperación internacional o créditos bancarios, que a veces es un riesgo para nosotros”, agrega.
En cuanto al volumen de producción estimado para este año, refiere que se está incrementando para así lograr más utilidades, lo cual les permitirá, de alguna manera, paliar la difícil situación que representa tener que pagar el doble aguinaldo.
"En términos de kilogramos hemos producido 5.000 en el período 2013-2014, cuando nuestras ventas masivas fueron al municipio de Llallagua. Por eso, este 2015  estamos incrementando el volumen de producción. Creemos que hasta fines de este año vamos a llegar a unos 7.000 kilogramos”, explica.

Ecomalva está en etapa de negociaciones para exportar este producto. De momento no se conoce cuál será el principal mercado, pero sí se conoce  que la demanda por el producto es alta, según un relevamiento de datos efectuado por  esa firma. Su gerente  descarta la exportación de las galletas, dado que  primero buscan consolidarlas en el mercado nacional; y que   la harina de oca logre aceptación en el extranjero.

"Puede servir para  el desayuno escolar”

Aquí en la  institución (Coordinadora de Integración de Organizaciones Económicas Campesinas. Indígenas y Originarias de Bolivia - CIOEC) estamos consumiendo. El año pasado, por ejemplo, hemos hecho un pedido de galletas de oca. (Considero) que es un buen producto. Para nosotros, como institución, sería bueno contar con un producto más.
Más que todo (trabajamos) con productos orgánicos. Eso da el cuidado de la agricultura familiar y la soberanía alimentaria, y este tipo de emprendimientos puede estar enmarcado dentro de (esa concepción).
Más que todo, el consumo sería para toda la población y no sólo ahí -en su comunidad-, sino en los municipios, en las gobernaciones. Puede servir más que todo para complementar el desayuno escolar en los municipios y en los departamentos también. Eso es lo que queremos, que el productor se quede en sus municipios y también en las gobernaciones (o en sus departamentos).
El objetivo de CIOEC es obtener un producto. En todo caso, los compañeros (de Ecomalva) deberían estar afiliados a lo que es el CIOEC para nosotros hacer una (publicidad) específica de lo que es como institución (y su producto).
La meta que tenemos como CIOEC, lo que esperamos de nuestros pequeños productores, es que tengan mercados. Porque eso necesita el pequeño productor, mercados. A veces, cuando hay pedidos, les ayudamos a los pequeños productores de Bolivia.

 

 

 

Comentarios

También te puede interesar: