La Paz, Bolivia

Viernes 26 de Mayo | 12:46 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
El miembro del pueblo Uru uso su celular para pedir ayuda

Un pescador quedó varado cinco días en el Poopó y lo rescató un helicóptero

Un pescador quedó varado cinco días en el Poopó y lo rescató un helicóptero

Eulogio Ríos, pescador del pueblo Uru de Llapallapani en Oruro, salió el jueves a recoger sus herramientas al medio del lago Poopó.

Al regresar, intentó tomar un atajo y quedó estancado a 10 kilómetros de la orilla. Pidió ayudar a través de su teléfono celular y este martes fue rescatado por un helicóptero, dispuesto por el gobierno nacional, realtó el corregidor Adrían Quispe.

A bordo de una embarcación de unos seis metros, hecha de calaminas y madera, Ríos salió desde Tajñaa recoger sus herramientas. Debió regresar por el mismo trayecto para evitar problemas, sin embargo, decidió tomar un atajo para salir directo a Llallapani. No lo logró. "Al medio se ha acabado el agua", narró el corregidor.

El bote de Eulogio se quedó trabado en el fango. Intentó salir por sus propios medios cargando sus herramientas en una batea, pero la salinidad del fango le daño los pies. Se quedó estancado hasta hoy. Había llevado provisiones, sin embargo, se le acabaron el viernes. Desde el sábado no comió nada y soportaba a la intemperie el frío, el viento, el intenso sol y las tremendas lluvias.

Mientras tanto, su esposa y siete hijos lo esperaban en Llapallapani. Ya sin fuerzas y con los pies dañados, el Uru utilizó su teléfono celular para contactarse con su esposa y pedir ayuda. El lunes por la mañana, la mujer llevó la noticia al corregidor Quispe. Entonces, la comunidad se organizó para salvar a Eulogio. Una comisión de los jóvenes más diestros se encargó de ir a buscarlo.

Llevaron agua y coca. Tardaron cuatro horas en llegar hacia el lugar en donde estuvo trabado Ríos. Intentaron sacarlo, pero el fango lo impidió. Le dejaron sus provisiones y volvieron. Esta madrugada, otra comisión salió a las 04.00 para llevar más víveres. En el ínterin, los originarios se contactaron con autoridades departamentales para pedir ayuda.             

Llegaron los bomberos y emprendieron el viaje, a través del fango, para alcanzar a Eulogio. Su misión era poner un arnés al comunario para que un helicóptero pueda sacarlo mediante un cable. Alrededor del media día de hoy, llegó el helicóptero. Extendió su cable y sacó a Eulogio del medio del lago, donde el fango puso en riesgo su vida.

Lo llevó directo a la ciudad de Oruro para recibir atención médica.    Hasta las 14.00, ni los bomberos ni la comisión que llevó víveres volvieron a Llapallapani. El lugar donde Eulogio pasó cinco días atrapado queda muy lejos de su comunidad.

Erbol

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: