La sangre del Cristo de Limpias que Llora “es de cada uno de nosotros”

Un estudio realizado por un sacerdote polaco señala que la sangre emanada por esta imagen tiene origen humano, pero no se conoce ni el grupo ni su tipo genético.
domingo, 08 de marzo de 2015 · 04:19:00 p.m.

ANF / Cochabamba

Según el análisis teológico-crítico del sacerdote de origen polaco Wojciech Blaszczyk en el libro "El Cristo de las Lágrimas", la sangre emanada por la imagen del Cristo de Limpias que Llora en Cochabamba, identificada por los científicos como sangre humana, no es exactamente la sangre de Jesucristo, sino un símbolo de ésta y debería ser interpretada teológicamente bajo la siguiente conclusión: "es la sangre de cada uno de nosotros".

 "Esta sangre simboliza a cada varón y mujer, es la sangre, el sufrimiento de cada uno de nosotros, que Cristo acepta como nuestro redentor. En su encarnación, en efecto, ha asumido simbólicamente la sangre y la carne de cada uno de nosotros. Establecer el grupo sanguíneo como idéntico con la sangre de la sábana de Turín o con la sangre de los milagros eucarísticos nos ayudaría a conseguir más certeza sobre el carácter sobrenatural del hecho. Pero de ninguna forma podríamos decir que esta sangre es la sangre de Cristo", dice el padre Blaszczyk en su texto.

Existen varios análisis de sangre de la imagen del Cristo efectuados en Cochabamba bajo el auspicio del Arzobispado. Pero los resultados de los análisis promovidos por el doctor Castañon y descritos en sus libros son de los más decisivos al ser efectuados en los laboratorios en New Orleans (Laboratorio GEN-TEST, 1995), California (Forensic Consultants Medical Group, 2001), Australia (Laboratorio de Biología Forense en Lidcombe, 1996), Italia (Clínica Agostino Gemelli, 1996).

Estos estudios confirmarían la misma incertidumbre que se observa en los resultados de los laboratorios cochabambinos: ¿De quién es está sangre? Según el padre Blaszczyk, sólo se sabe que es sangre humana, no se conoce ni su grupo ni su cadena genética, algo que sorprendió a los científicos encargados de efectuar aquellos análisis, y esta situación pone en manifiesto la incapacidad o imposibilidad por parte de los científicos para llegar a conclusiones contundentes que superen toda duda.

"La incapacidad de descifrar el grupo sanguíneo de la sangre del Cristo que Llora también tiene su elocuencia. Sabiendo tan sólo que es la sangre humana podemos identificarnos con esta sangre y entender que Cristo también se identifica con nuestra sangre y nuestro sufrimiento. Tal interpretación devuelve el carácter muy personal al fenómeno de las lágrimas de sangre", dice el sacerdote en su libro.

En ese sentido, tal interpretación ayuda a entender que el sacrificio de Cristo ofrecido al Padre en la cruz, se repite no sólo en la eucaristía, sino también en otras formas: en el sufrimiento de cada persona y especialmente de la más alejada de Dios. Asimismo, el padre Blaszczyk reflexiona sobre la posibilidad de llegar a algún entendimiento del mensaje divino que acompaña las lacrimaciones del Cristo de San Pedro, interpretando la señal de la sangre no como la sangre de Cristo, sino en categorías de un cierto símbolo o metáfora de la sangre de Cristo.

Por otro lado, entre tantas imágenes que lloran sangre hoy en día en el mundo, la imagen de Cristo de Cochabamba no es la única que sorprende a los científicos por el carácter misterioso de su sangre. En Civitavecchia (Italia), la imagen de la Virgen que lloró sangre se identificó como sangre masculina. En Rabat, en la isla de Malta, en 1999 lloró una imagen antigua de la Virgen de la Gruta.

En estos casos, los científicos también han confirmado que se trata de sangre humana, pero no han sido capaces de averiguar si la sangre es del sexo masculino o femenino. El 9 de marzo de 1995 el Cristo de Limpias, que se encuentra en una capilla de la familia Arévalo en la zona de San Pedro, Cercado- Cochabamba, lloró sangre por primera vez.

Después lo hizo en otras ocasiones. En 2011, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) conformó una comisión para analizar el caso del Cristo que Llora y suda sangre. En abril de este 2015 se espera que esta comisión entregue un informe definitivo de los estudios científicos de la imagen y su resolución sobre declarar como milagro la emanación de lágrimas del Cristo de Limpias de Cochabamba.

Después de presentado este informe ante la CEB, es posible que se requieran estudios complementarios para una resolución definitiva. Algunos de los milagros atribuidos - Una madre pidió por su hija de un año de edad que no podía recuperarse después de un lavado de estómago y era muy flaquita por rechazar cualquier tipo de comida.

La sanación era completa y las dificultades nunca han vuelto a aparecer. (Mayo 1995). - La enfermedad de astigmatismo de la hija de una señora se detuvo después de participar, la mamá, en la misa de un primer viernes de mes en la iglesia de San Pedro, en presencia de la imagen de Cristo. (Septiembre 1995). - Sanaciones de cáncer, desapariciones de pólipos, quistes, sanación de osteomielitis, leucemia, de herpes luego de haber frotado un poco de algodón (recibido en la capilla) por el lugar enfermo del cuerpo. Aparte de las sanaciones, se mencionan las situaciones dificultosas resueltas en familia: acusaciones falsas, estafas y otros donde termina venciendo la verdad y la honestidad.