Las obras de alta ingeniería están cerca de Desaguadero

ALT descarta que compuertas del Titicaca causen sequía del Poopó

La Autoridad Binacional del Titicaca explicó que el lago aporta al río Desaguadero sólo el 20% de su caudal. Se actualizarán estudios sobre el 80% restante.
ALT descarta que compuertas  del Titicaca causen sequía del  Poopó
El caudal del río Desaguadero ha disminuido notoriamente.
domingo, 10 de enero de 2016 · 00:00

Leny Chuquimia /  La Paz
La Autoridad Binacional del Lago Titicaca (ALT) señaló que las compuertas de dicho espejo de agua no son la causa de la disminución del caudal del río Desaguadero y, en consecuencia, tampoco de la desaparición del lago  Poopó. Sólo el 20% de las aguas del Desaguadero provienen del Titicaca.
En diciembre pasado habitantes de las comunidades del  Poopó denunciaron la desaparición del segundo espejo de agua más grande de Bolivia. Autoridades,   expertos y habitantes señalaron como una de las causas para la sequía  a la disminución de su afluente,  el Desaguadero. Esta merma, aseguraron, podía deberse  a los desvíos  y el cierre de las compuertas del Titicaca.

"Como ALT en el Desaguadero estamos controlando el flujo caudal, pero debe quedar claro que eso no quiere decir que lo estamos restringiendo. Se ha dicho que el Poopó se está secando por que estamos cerrando las compuertas de la salida del Titicaca al río Desaguadero y eso no es así. Las compuertas están siempre abiertas, sólo se cierran  cuando hay un exceso  de agua que puede generar una inundación”, explicó el presidente  ejecutivo de la ALT, Alfredo Mamani.
 Las compuertas  en la desembocadura al  río Desaguadero son  obras de alta ingeniería construidas por la ALT. Su objetivo es regular los caudales de salida del agua del Titicaca, tanto para periodos húmedos como secos.

   Mamani señaló que en el punto de Nasacara, la ALT tiene personal encargado de  dragar el río para evitar que los sedimentos desborden  y se pierda caudal. Indicó que esta acción debería replicarse a lo largo de todo el Desaguadero, pero no se hace.
"Se debe recordar que el aporte del lago Titicaca al río es sólo del 20% de su caudal y el 80% restante  es de los aportes de aguas abajo, es decir todos los  afluentes. Supongamos, en el peor de los casos, que el lago se cierre, el 80% del caudal del Desaguadero debería seguir llegando. Pero aún eso es insuficiente porque nuestros estudios dicen que el agua  que llega  se evapora,  por eso no hay excedentes que alimenten el lago Poopó. La ganancia está en las lluvias y ahora  hay sequías” , explicó.
  La ALT cuenta con un Plan Director del  Titicaca, Desaguadero, Poopó y Salar de Coipasa (TDPS)  que se constituye en uno de los "pocos o únicos” estudios que existen sobre todo el sistema en el que se encuentra el lago Poopó. El proyecto data de 1992 y responde a una evaluación  de los niveles de agua  de este lago y sus afluentes a lo largo de   70 años (1920 - 1992).
"Estos datos muestran que por 1930 el lago ha estado en una situación aun más crítica que la que  tiene hoy, pero que nosotros no la conocíamos  y por eso ahora nos llama la atención”, dijo.

Señaló que se debe estudiar toda la cuenca y sus afluentes  para ver  otros aspectos -como desvíos y uso de agua-  que están afectando a la cuenca.

 La minería es otra  de las causantes
Al momento del desastre ambiental, el experto y docente Willy Camargo, de la UTO,  señaló que la minería causa  la contaminación del agua y los suelos pero no es un factor que coadyuve a   la disminución del caudal del Desaguadero.
  Sin embargo, el presidente  de la ALT, Alfredo Mamani,  señala que la actividad minera sí influye en el proceso de sedimentación que ha causado que el lago y el río pierdan profundidad y con ello suba su capacidad de evaporación.
"Es como si fuera una tina que se va llenando al fondo. Antes el lago tenía una profundidad de hasta cinco metros y  actualmente,  por la llegada de los sedimientos naturales y de la minería, la profundidad  llegó hasta a dos metros. A menor lámina de agua en un campo extenso, mayor es la evaporación”, explicó.

 Plan director presentado en 1995  no fue cumplido

 

 Desde 1995, el Plan Director de la Cuenca del TPDS (Titicaca, Desaguadero, Poopó y Salar de Coipasa) -que regula el manejo,  regulación y distribución los niveles  de agua- no es cumplido por las autoridades de turno, tanto nacionales como departamentales y locales. Ante la emergencia, el estudio será   actualizado e implementado.
"Las causas básicas de lo ocurrido están, quien tiene que actuar  sobre ello, es otra cosa. Como ALT  sí tenemos propuestas y  hemos dicho qué  hacer. Entonces ¿dónde están los responsables”, dijo el presidente ejecutivo de la ALT, Alfredo Mamani.
 La compuertas del Titicaca fueron las únicas acciones que se implementaron del Plan director que preveía  tres  obras de gran magnitud, que distribuirían el flujo del caudal para evitar inundaciones o sequías que afecten el nivel del agua como ahora sucede en el Poopó. Las compuertas de  Huallamaya y el bifurcador de La Joya no fueron construidas.
"En el caso del bifurcador se requería un estudio profundo  que debió ser realizado  en laboratorio y que fue realizado por la Universidad de San Simón”, explicó el director de la Unidad de Manejo y Gestión Integrada de Recursos Hídricos, Jorge Peña.
En 2006 los resultados fueron  entregados a la Gobernación de Oruro para su desarrollo por encargo nacional. Sin embargo, hasta la fecha no se realizó ninguna acción al respecto. " A pesar que son  propuestas pasadas,  creemos que son la solución”.
Tras la última cumbre por el Poopó se determino retomar el Plan Director y se logró conseguir el financiamiento inicial de seis millones de bolivianos para la actualización de   estudios.