La Paz, Bolivia

Lunes 25 de Septiembre | 09:28 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Una persona murió en el Chapare arrastrada por el río Chipiriri

Desde noviembre hasta la fecha ya fallecieron 19 personas por efecto del clima. En distintos puntos del país la lluvia deja a muchas familias sin vivienda. El Gobierno anuncia atención a damnificados.

Una persona murió en el Chapare arrastrada por el río Chipiriri

 

Erbol /

 

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó hoy que un campesino murió este sábado en Villa Tunari, en el trópico de Cochabamba, al ser arrastrado por las aguas del río Chipiriri que aumentó su caudal como consecuencia de las intensas lluvias.

"En Villa Tunari, hay que lamentar el deceso de una persona que fue arrastrada por el río Chipiriri en el transcurso de la mañana. En este momento, los equipos de rescate se han desplazado para buscar el cuerpo de esta persona”, dijo Cabrera.

Esta víctima se suma a los 18 fallecidos registrados desde noviembre del año pasado a la fecha a causa de los desastres naturales, entre inundaciones y sequías, que afectan a la mayoría de los departamentos. Son más de 59 mil las familias damnificadas en distintas regiones del país.

 

Santa Bárbara, La Paz

Los comunarios de distintas regiones están preocupados por las afectaciones que causan las constantes tormentas. En la comunidad de Santa Bárbara, ubicada en la ruta hacia Caranavi, las lluvias provocaron el desborde del río de la región y aunque no hubo pérdidas de viviendas ni animales, el temor de los pobladores del lugar es latente debido al posible derrumbe del cerro San Joaquín.

"El río se desbordó y pasó cerca de nuestras casas, se ha llenado de lodo todo, eso ha pasado toda esta semana. Nosotros hemos llevado fotografías de cómo ha quedado todo, hemos llevado a la Alcaldía, pero ya es una semana y nada, nadie nos ayuda”, lamentó Adelita Peralta, comunaria del lugar.

Aclaró que "gracias a Dios” hasta ahora no se registraron muertos ni hubo derrumbes de gran magnitud, ni tampoco pérdidas de animales, pero temen un gran derrumbe del cerro San Joaquín.

"Vivimos aterrados, no sabemos en qué momento se puede caer todo y nosotros quedaremos sepultados, por favor, señor Gobernador, ayúdenos, no tenemos cómo más pedir ayuda ¿Qué tenemos que hacer para que vengan y nos ayuden? Por favor, ayúdenos, ayúdenos”, expresó la mujer entre lágrimas.

Esta semana, las tormentas fueron intermitentes. Generalmente llueve durante la noche y esto provoca que los pobladores no puedan ni dormir a causa de la preocupación que tienen, dijo Peralta.

 

Mecapaca, La Paz

En Mecapaca, la situación es similar. Después del derrumbe que se registró en Jupapina, el alcalde Enrique de la Cruz realizó las gestiones necesarias para buscar la ayuda necesaria para las familias afectadas.

"Muchas personas han perdido todo, han perdido sus casas, sus cultivos. Hemos llevado el apoyo a los damnificados, hemos llevado maquinaria pesada”, dijo en entrevista con Erbol.

Explicó que también se compró colchones, agua embotellada y otros víveres para las personas que no tienen qué comer en este momento. Dijo que realizan constantes reuniones para verificar que otros sectores están afectados y ayudarlos.

El gobernador de La Paz, Félix Patzi, aseguró que enviaron ayuda a la provincia Caranavi en coordinación con Defensa Civil. "Hay tres tipos de ayuda, la primera es ayudar a los más afectados, puede ser en carpas si es que se lo ha llevado viviendas, después la reposición de conexión en carreteras (…) El gasto mayor que viene es que una vez pasado el tiempo de lluvia, hay que restituir ciertos tramos de caminos, hay que restituir puentes, viviendas, hay que reponer forrajes y semillas”, explicó.

 

Guayaramerín y Rurrenabaque

En la región de Guayaramerín del departamento del Beni el desfile escolar que se iba a realizar por el aniversario de la región fue suspendido debido a la torrencial lluvia que cae en el lugar. El caudal de los ríos crece a cada hora y hay un riesgo de inundación.

Pero no es el único sector con problemas. En Rurrenabaque, después de una semana de la crecida del río del lugar y las casas dañadas por las tormentas, los pobladores tuvieron que abandonar sus viviendas y ahora viven en carpas.

"Estamos muy preocupados, hemos perdido nuestras casas, hemos perdido dinero. Es muy difícil vivir en carpas ahora, ya estamos una semana así y no nos llega la ayuda. Estamos en medio de algo incierto, nos han prometido una reubicación, pero hasta ahora no nos confirman”, contó en medio del llanto, Fernando Yujra, comunario del lugar.

Yujra informó que son al menos 40 personas las que se encuentran en esta situación. Algunas viven en albergues. "El río se lo ha llevado mi terreno, no sirve de nada vivir así, en carpas, es totalmente incómodo, inhumano. Pedimos que nos reubiquen de una vez”, dijo.

 

Monteagudo, Chuquisaca

En Monteagudo (Chuquisaca) las tormentas continúan y los pobladores aún no se recuperan de las consecuencias que las lluvias dejaron la semana pasada. "Una riada tremenda se llevó los cerdos, los sembradíos, todo quedó en nada, hasta una familia se ha quedado sin nada y casi el agua se lo lleva a sus hijos. Hemos tenido que llevar comidita hasta el lugar, por favor, que alguien nos ayude, estamos sin nada, ya no tenemos nada”, suplicó con lágrimas un poblador, según reporte radial.

Un habitante del Pedernal dijo que se espera que las autoridades hagan las gestiones necesarias para que las familias afectadas sean ayudadas."Los animales han muerto, los caminos están cortados, en vanos hemos tratado de salvar, toda la siembra se ha perdido, no sabemos qué hacer, vamos a tener que botar todo”, lamentó.

 

Gobierno anuncia atención

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, informó que se utilizarán los 149 millones de bolivianos que se destinó para atender las contingencias a causa del fenómeno de El Niño.

"A nombre del presidente Evo Morales estamos llevando la ayuda necesaria, el equipo de maquinaria, las herramientas, todo con el objetivo de reconducir el agua”, dijo.

En cuanto a la alimentación, dijo que se llevará al menos 60 toneladas de víveres como arroz, azúcar y fideo a las diferentes comunidades. "Vamos a estar para lo que necesiten, vamos a acompañarles todo el año”, dijo.

Agregó que el Ministerio de Vivienda se encargará de reponer las viviendas que fueron afectadas en las distintas regiones.

 

Comentarios

También te puede interesar: