Daño económico de la red del Obrero llega a los $us 15 millones

Según la fiscal Lilian Calderón se estima que “aproximadamente habrían obtenido tres millones de dólares de forma anual”. Hay cuatro personas detenidas de forma preventiva y cinco con detención domiciliaria.
Anterior Proximo
Daño económico de la red  del  Obrero llega a los $us 15 millones
En el Hospital Obrero, los pacientes esperan meses para un prueba. Foto: Freddy Barragán / Página Siete
Daño económico de la red  del  Obrero llega a los $us 15 millones
En la intervención se arrestó al personal del nosocomio. Foto: Página Siete
domingo, 12 de noviembre de 2017 · 02:00:00 a.m.
Verónica Zapana S.  / La Paz
 
El daño económico que causó la red de tráfico de servicios en la Unidad de Patología del Hospital Obrero asciende a  unos 15 millones de dólares, sólo durante cinco años, según una estimación de la Fiscalía.  De acuerdo con los testigos, el nosocomio incluso contrató  más personal para que realice  análisis que se desviaban a particulares.
 
La fiscal asignada al caso, Lilian Calderón, explicó ante el juez en la audiencia cautelar de los últimos cinco aprehendidos  –el pasado domingo– que pese a que no se tiene la cantidad exacta del daño económico que causó la red que operaba en el Obrero, se  sacó  un monto estimado del menoscabo.   
 
"Habiendo sacado un promedio aproximado    y en desconocimiento total de las cantidades (de dinero) que habrían cobrado los coimputados,  en los cargos que se encontraban, se tiene que aproximadamente habrían obtenido tres millones de dólares de forma anual”, explicó la fiscal.  

Ello significa que en los cinco años, desde cuando aparentemente comenzaron estas irregularidades en la unidad de Patología, se habría provocado un daño  económico de al menos 15 millones de dólares, que equivale aproximadamente a   104, 4 millones de bolivianos.

Calderón explicó que en los últimos días, después de la intervención de la Unidad, la cantidad de muestras que analizaba   el área de Patología se redujo considerablemente.
 
Según su exposición, en una reunión de patólogos al momento de hacer un control de los residuos del área de  Citología  indicaron que antes de la intervención se analizaban  30.000 muestras y ahora llegan a  12.000. "Eso    demuestra la cantidad de muestras  irregulares que se hacían. Aparentemente eran 18.000  muestras que iban a particulares”.
 
La fiscal aseguró que   los coimputados se  aprovecharon de  los cargos que tenían en el nosocomio y que por ello "habrían abusado de bienes de cuya administración estaban encargados, ya que todo  el material que usaban y que tenían a su cargo era para los asegurados y no así para particulares”.
 
Calderón reiteró que no se sabe cuánto cobraban por  esas pruebas, pero  puso un costo aproximado de 50 bolivianos por cada una de ellas.
 
Según   el gerente general  de la Caja Nacional de Salud, Juan Carlos Meneses, las pruebas que se realizan en esa área,  en el sector privado tienen costos que oscilan  entre 100 y 700 bolivianos.  
 
Hace dos semanas cayó  la red de tráfico de servicios que operaba en la Unidad de Patología del Hospital Obrero. La Policía y la Fiscalía intervinieron el ambiente y detuvieron a 13 personas; de las que nueve fueron imputadas:  cuatro están en el penal de Obrajes y cinco  guardan arresto domiciliario.
 
Meneses explicó que CNS supo de la denuncia en abril, por lo que reunió pruebas y el 2 de mayo presentó la querella en la Fiscalía que fue rechazada en septiembre. No obstante, en octubre se volvió  a presentar la demanda.
 
La autoridad de la CNS aseguró que no se sabe con precisión durante cuánto tiempo operó esta red. "Aunque la denuncia indica que es desde siempre. Queremos saber desde cuándo es ese desde siempre, porque podría ser desde que entraron a trabajar. Algunos tienen 30 años de servicio y otros siete”.
 
Aseguró que para la investigación se hizo un corte desde hace cinco años, tiempo en el que aparentemente el personal del servicio de patología  habría notado que en el laboratorio de Citotecnia se procesaban las muestras en cantidades considerables. "Eran muestras de solicitudes particulares de varios centros privados que eran echadas entre los residuos de la basura”, dijo. 
 
Relató que  el  trabajo era tan abundante en esa unidad  que se habría contratado más personal. "Es un extremo irregular. Es más, nunca antes se solicitó personal. Esta es una prueba fehaciente que todo esto estaba ocurriendo a la vista de la administración del hospital porque hasta les proveyó de más personal y nunca consultaron por qué más gente y más pruebas”, dijo el gerente de la Caja. 
 
Incluso relató que dos días antes de la primera intervención que se hizo en la CNS, en mayo, la principal imputada, Martha C, fue quien instruyó que se deseche la basura  sabiendo que se produciría la intervención, pese a ello la administración  seguía proveyendo de los insumos en  cantidades exageradas.
 
El exdirector del nosocomio, Carlos Ibáñez, aseguró   que él se encargó de ese despacho desde abril y que pese a que solicitó el cambio de la jefatura de Patología, no pudo hacer nada. Argumentó que pese a que era autoridad no podía destituir a nadie.
 
La CNS aún investiga el hecho ya que según Meneses hay otras cinco áreas de servicio que están implicadas. El jueves, el directorio de la CNS instruyó investigar a los 195 hospitales de la institución.
17
216