“Los empleadores pagan menos del salario mínimo”

“Los empleadores pagan  menos del salario mínimo”
Las dirigentes del Sindicato de Cochabamba.
domingo, 26 de noviembre de 2017 · 02:00

“Son raros los casos en que los empleadores  pagan un sueldo superior a los 2.000. bolivianos. Debe ser uno entre 100”, dice  Zenobia Mamami, ejecutiva del   Sindicato de Trabajadoras del Hogar de Cochabamba. El cálculo que hace  esta asociación es que sólo el 20% de las asalariadas  recibe el sueldo mínimo establecido.

“La situación está muy difícil porque las trabajadoras, por la necesidad, son obligadas a aceptar sueldos bajos, porque hay una oferta y una demanda”, considera por su parte la dirigente Julia Chambi.

Las representantes sindicales coinciden en que el sueldo promedio que recibe una trabajadora del hogar por realizar una labor de tiempo completo es de 1.500 bolivianos mensuales.  Cada vez más empleadas optan por jornadas de medio tiempo,  que van de  8:00 a  14:00,  en las cuales reciben 700 bolivianos.

“Dicen que es un trabajo de medio tiempo, pero realmente no es así, porque entran ocho de la mañana y están saliendo dos o tres de la tarde y no están ganando ni la mitad del salario mínimo”, indica Julia.

El representante del Ministerio de Trabajo, Adolfo Arispe, indica que la denuncia más común que  recibe la Jefatura Departamental tiene que ver con el salario: “Hacemos la orientación de indicar cuánto tienen que ganar, según la normativa, el mínimo nacional, que anteriormente era 1.805 y que  desde el primero de mayo es de 2.000 bolivianos”.  

Remarcó que en caso de que alguna trabajadora no esté percibiendo este monto por un trabajo a tiempo completo, tiene todo el derecho a presentar una denuncia ante esta instancia.

Sin embargo, tanto el sindicato de trabajadoras como la Defensoría del Pueblo consideran que  las familias ya no pueden cubrir un salario mínimo para una trabajadora del hogar y esto se evidencia en una disminución en la oferta de empleo.

“A muchos empleadores ya no les conviene tener una trabajadora del hogar, ya no les alcanza para pagar un salario mínimo”, añade Julia.

Dado este contexto, se dificulta aún más el panorama para que las trabajadoras exijan los derechos sociales que les corresponde por ley.  La reivindicación de estos beneficios, sobre todo el de un seguro de salud, resulta uno de los pilares fundamentales para que este sector cuente con las mismas condiciones laborales que el resto de los asalariados del país.

  *Uno de los reportajes  ganadores del concurso periodístico “Un día con la Trabajadora Asalariada del Hogar” de la Fundación Friedrich Ebert (FES).