Ni frío ni lluvia aguaron la alegría

Más de 100 comparsas participaron de la actividad que se inició con una hora de retraso. El pepino fue el principal personaje de la celebración en las calles.
Anterior Proximo
Ni frío ni lluvia aguaron la alegría
Alvaro Valero / Página Siete.Los “pocholos” bailan y disfrutan de la Farándula de Carnaval.
Ni frío ni lluvia aguaron la alegría
Al ritmo de los ch’utas la comparsa demuestra sus pasos.
Ni frío ni lluvia aguaron la alegría
Los pepinos de Ingeniería hacen su paso por el palco oficial.
lunes, 27 de febrero de 2017 · 02:00
Verónica Zapana S. / La Paz

Pese al frío y a la llovizna que caía en el centro paceño, cerca de las 16:00,  más de un centenar de comparsas y agrupaciones dieron inicio a la Farándula de Pepino  y  con  alegría, ingenio y picardía  deleitaron  a los miles de  espectadores  en su recorrido.
 
"Mira, mira... está viniendo”,  dijo una mujer que se escondió detrás de un joven para no  bailar, pero la picardía   del pepino pudo más y la mujer terminó aceptando y  acompañó  a  ese personaje al compás de la banda que tocaba melodías de ch’utas.
Mientras  disfrutaban de la danza, sobre ellos caía como lluvia la espuma que los bailarines y los espectadores echaban para compartir su alegría.
 
La farándula comenzó su recorrido en la  avenida Montes con más de una hora de retraso y recorrió las principales calles del centro hasta el estadio de Miraflores. La comitiva oficial estuvo encabezada por el secretario municipal de Culturas, Andrés Zaratti, y las reinas del Carnaval quienes llegaron al palco instalado en la avenida Camacho para disfrutar del paso de las más de 100 comparsas invitadas.

 Al compás de la música de la banda Eduardo Caba  y los aplausos de la  gente, contagiaron su alegría a los espectadores.

"Hasta el sábado se tenía cerca de 40 comparsas inscritas”, dijo Zaratti, pero destacó  que ayer superaron el centenar. "Es una entrada abierta a la ciudadanía”, precisó la autoridad quien dijo que hasta el clima estuvo a favor de la juventud, ya que con el inicio de la farándula salió el sol.

Destacó la cueca  de la  comparsa de  la Morenada Central Chulumani que participó con  más de 50 personas con las integrantes ataviadas con trajes de "awichas”.  "Hace años que participamos de la  farándula. Esta actividad nos ayuda a compartir a los vecinos de Chulumani”, dijo  don José, quien invitó a la reina del Carnaval, Estefanía Alcazar, a participar del baile.

Detrás de ellos, la comparsa de la Asociación de Comparsas Folklóricas  ingresó con trajes de pepinos que no dejaban de saltar, bailar y divertir a los asistentes. Además  participaron estudiantes de la carrera de Psicología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) con letreros sobre el cuidado del agua.
   
Pese a ello y a la prohibición del juego con agua,  algunos niños se divertían con chisguetes de agua en el recorrido.
   
Llamó la atención  y desató carcajadas entre los asistentes el letrero que portaba la comparsa "Inge pepinos” de la UMSA y que decía  "Señor Presidente puede bombardear las nubes para que llueva y pueda recibir agua para jugar en Carnavales, por fiss”. 

Otro grupo de bailarines que se llevó aplausos  y risas de los espectadores  fue el de los "Pocholos”, que con su polera amarilla,  su mandil rojo y su lema "Pecho amarillo” se movían con sus plumeros y hasta  en ocasiones robaban besos de las participantes.
 
Por el palco no sólo pasaban comparsas con disfraces, sino agrupaciones de amigos o de algunas instituciones que con sólo un ponchillo y un frasco de espuma se integraron a una de las fiestas de la fecha.
   
Mientras ya anochecía, la gente no dejaba de bailar y disfrutar de las picardías de los participantes y los extranjeros se quedaban asombrados por el espectáculo. "Qué lindo, jamás olvidaré esta fiesta”, dijo una mujer coreana que llegó al país para presenciar el Carnaval.