La Paz, Bolivia

Jueves 17 de Agosto | 09:50 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Médicos buscan cerrar filas con Iglesia contra el aborto

El presidente Evo Morales afirmó que el tema es muy complicado y que buscará mayor información al respecto. Los facultativos temen práctica indiscriminada.

Médicos buscan cerrar filas con Iglesia contra el aborto

Foto: Conferencia Episcopal. Miembros de la Conferencia Episcopal Boliviana, cuando rechazaron el proyecto de ley.

Verónica Zapana S.  / La Paz

El Colegio Médico de La Paz busca reunirse con la jerarquía de la Iglesia Católica para unir fuerzas y encarar una lucha conjunta contra la propuesta de Ley del Código Penal, en la que se amplían las causales del aborto.

"Estamos pidiendo una reunión de emergencia a la Iglesia Católica, porque creemos que los verdaderos actores somos los profesionales médicos, ya que nosotros seremos los que realizaremos esa práctica y con el hecho de que nos quiten la objeción de conciencia nos privan de la voluntad de practicar o no el aborto”, afirmó el presidente del  ente colegiado, Luis Larrea.

Aseguró que se pide una reunión a la brevedad posible para que de forma rápida  ambas instituciones puedan formar parte del debate de la propuesta de ley para modificarla o rechazarla. "Seguramente vamos a conformar un grupo para poner un alto a esta propuesta de norma”, afirmó Larrea.

 "Este anteproyecto nos preocupa demasiado, porque parece que se busca la práctica indiscriminada del aborto y eso no está bien”, manifestó Larrea.

El parágrafo VI del proyecto   que está en la Comisión de Consitución de la  Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) señala que "el sistema nacional de salud deberá precautelar la libre decisión, la salud y la vida de la mujer, no podrá negar la interrupción del embarazo ni su atención integral (...) alegando objeción de conciencia y estará obligado a mantener el secreto profesional”.

La norma actual prevé cuatro  causas de aborto impune: violación, rapto, incesto o estupro y si pone en riesgo la vida de la madre, pero la propuesta de ley la amplía a nueve causales: "No constituirá infracción penal cuando la interrupción voluntaria del embarazo sea solicitada por la mujer y concurran cualquiera de las siguientes circunstancias: se realice durante las primeras ocho  semanas de gestación, por única vez y además la mujer: se encuentre en situación de calle o pobreza; declare no contar con recursos suficientes para la manutención propia o de su familia; o sea estudiante.

También en cualquier etapa de la gestación si se detectan malformaciones fetales incompatibles con la vida.

Por su parte, el presidente del Estado, Evo Morales, afirmó ayer en conferencia de prensa que el tema del aborto "es muy complejo”, pero es iniciativa de la Asamblea Legislativa. "Yo no debatí una ley, pero voy a recabar mayor información de la propuesta que tiene la ALP”.

La semana pasada, el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, afirmó que la norma que  busca reducir abortos clandestinos y garantizar esa práctica   fue presentada por la bancada del MAS y  se la trabajó desde hace tres años. 
 
 La Iglesia convoca a la sociedad a  defender el derecho a la vida  
 
La  Conferencia Episcopal Boliviana (CEB)  convoca a la sociedad a defender el derecho a la vida, que se ve seriamente amenazada con la propuesta de Ley del Código Penal en la que se amplía las causas del aborto impune.

"Ante la propuesta de proyecto de Ley del Código del Sistema Penal, que va a ser sometida a discusión en la Asamblea Legislativa Plurinacional, llama a los legisladores y a  toda la sociedad a defender el derecho a la vida, que se ve seriamente amenazado con esta propuesta de reforma, y a participar activamente en el debate público sobre estas iniciativas”, indica el secretario general de la CEB,  monseñor Aurelio Pesoa.

De acuerdo con el comunicado que emitió ayer la Iglesia, se asegura que la propuesta de ley  distorsiona el sistema penal introduciendo la pobreza como razón de impunidad para delitos como el infanticidio y la eutanasia, como si ser pobre fuese justificativo suficiente para violar cualquier norma. "Este proyecto introduce una colonización ideológica extranjera que descarta a niños y niñas por nacer vulnerables y acepta la triste violencia del aborto como un supuesto camino para solucionar problemas sociales y económicos”, dijo.

La Iglesia afirma que  el  aborto, además, violenta el cuerpo de la mujer, dejando graves secuelas en la psicología femenina, como el síndrome postaborto con consecuencias muchas veces irreparables. "Como Iglesia y como sociedad digna no podemos aceptar estos supuestos”.

Por lo que conminó al Estado a crear políticas públicas orientadas a mejorar la vida de las personas y políticas educativas de apoyo a la mujer embarazada y de prevención de la violencia para que la vida en nuestra sociedad sea posible.

56
62

También te puede interesar: