La inseguridad, el desorden vial y las marchas estresan a los paceños

Un estudio señala que las marchas y bloqueos, además de afectar la calidad de vida de los ciudadanos, también deterioran considerablemente los espacios públicos como plazas y jardineras.
Anterior Proximo
La inseguridad, el desorden vial y las marchas estresan a los paceños
Archivo Alvaro Valero / Página Siete. Al menos cada semana hay marchas en la Sede de Gobierno.
domingo, 02 de julio de 2017 · 00:00
Carla Hannover  / La Paz 

La inseguridad, las marchas y el desorden vial son algunos de los problemas que estresan a los paceños. Estos datos fueron lanzados por la última encuesta del observatorio La Paz cómo vamos, publicada a  principios de este año. 

  La encuesta fue realizada en noviembre de 2016 entre   522 personas mayores de 18 años de los siete macrodistritos de la ciudad. En ella se identifica que un  66% de los encuestados señaló como principal problema de la ciudad el tema de la inseguridad. Un  43% ve en  el desorden vial otro de los factores que afecta su calidad de vida. En tanto que un 47%  identificó a las marchas y bloqueos como otro factor de deterioro de la ciudad y de su tranquilidad.   

   Otros problemas identificados tienen que ver con: la provisión de agua potable, que en 2016 fue restringida en algunas zonas debido a la escasez del recurso; el consumo de bebidas alcohólicas que se visibiliza en las continuas entradas folklóricas y fiestas barriales y  los problemas en el aseo urbano que se dieron  luego del cambio de la  empresa municipal a cargo del trabajo.

 Datos de los problemas 
 
Según datos del Observatorio Nacional de Seguridad Ciudadana (ONSC), dependiente del Ministerio de Gobierno, la seguridad mejoró en el municipio.  "La Paz es la ciudad de Bolivia con la tasa más baja de delitos contra la vida, es decir asesinatos, homicidios, infanticidios, parricidios y feminicidios”. 

Paradójicamente, el municipio de  El Alto   encabezaba el número de muertes  con 247 casos.  El Alto  cuenta con 900.000 habitantes. Según el ONSC, sólo en  2016 se registraron al menos 27 homicidios, asesinatos y feminicidios por cada 100.000 habitantes.

Otro aspecto que estresa a los paceños tiene que ver con  las convulsiones sociales que se reflejan principalmente en las  marchas y bloqueos. "Es muy difícil tener tranquilidad en La Paz. Cada día o día por medio presencio una marcha con petardos y dinamitas. Quiero cambiar de trabajo” , señala doña Eusebia Mamani, comerciante  de pañoletas en la avenida Mariscal Santa Cruz. 

   Según un estudio del observatorio La Paz cómo vamos, las marchas no sólo afectan la calidad  de vida, sino que  "las aéreas verdes se ven deterioradas por el desgaste incluso en las protestas más pacíficas. Cuando éstas se tornan violentas o agresivas el deterioro puede ser mucho mayor debido a la explosión de cartuchos de dinamita e incluso el vandalismo destructivo que no contempla diferencia alguna entre los bienes públicos y privados”.

Otro tema que aun no se supera es el abastecimiento de agua, ya que según vecinos, algunas zonas continúan con el racionamiento.

 

 

Punto de vista
Marcelo Silva  politólogo

"El problema  es irresoluto”

Por el momento me parece irresoluto el tema de las marchas y caos urbano debido a la cercanía que tienen el municipio de La Paz con el Palacio  de Gobierno. Pese a tener un "desarrollo importante” del proceso autonómico, las demandas de gran parte del país todavía se concentran en  La Paz.

 Todos creíamos que el proceso de autonomías iba a descentralizar las demandas y  los pliegos  hacia instancias de gobiernos departamentales y municipales, pero lo  que ha sucedido es que se agudizaron   las demandas a nivel central.  El problema de caos va a mantenerse en tanto La Paz sea sede de Gobierno. 

El tema de seguridad debe trabajarse desde el  Gobierno central, la gobernación y el municipio. Sin embargo, creo que hubo una mejora, pues los índices han disminuido.