Vilma Plata, la profesora que participó en más de 40 huelgas

La maestra, de 65 años y militante del POR, protagonizó más de 30 huelgas y cerca de 10 secas, además fue detenida en cinco ocasiones por defender sus ideales.
Vilma Plata, la profesora   que  participó en  más de 40 huelgas
Vilma Plata cumplió ayer 12 días de huelga de hambre. Foto:Archivo / Página Siete
martes, 09 de enero de 2018 · 01:42

Verónica Zapana  / La Paz


A sus más de 65 años, la profesora Vilma Plata  decidió realizar una huelga de hambre seca en demanda de la abrogación de la Ley del Código Penal,  norma rechazada por más de diez sectores.

La maestra lleva más de 40 años de lucha y en ese tiempo ya protagonizó más de 30 huelgas  y cerca de 10 secas, además fue detenida en cinco ocasiones por defender sus ideales.   

Tendida en un colchón en una sala de la  Casa Social del Maestro, la profesora duerme y luce un rostro un poco demacrado debido a la huelga de hambre seca que cumplió ayer 12 días. 


Junto a ella también asumieron la medida de presión  la profesora Judith Flores y el maestro Raúl Vistas.


“Por favor, ninguno ya no puede hablar  porque están muy enfermos”, afirma una maestra que custodia la puerta de los huelguistas por temor a que ese piquete sea intervenido por el Gobierno.


Sin embargo, la lucha de esta profesora  “revolucionaria” es bien conocida por maestros y otros que se asoman para apoyar la demanda del sector.


El profesor  José Luis Álvarez, uno de sus principales  compañeros de lucha, asegura que la profesora ingresó a esta medida sabiendo que uno de sus riñones está paralizado. “Pero ella como toda revolucionaria sabe que al margen de la comodidad personal se debe luchar por el programa y los principios revolucionarios del Partido Obrero Revolucionario (POR, el cual tuvo como líder de Guillermo Lora)”, explica el dirigente. 


Sin embargo, Álvarez afirma que ésta no es la única vez que Plata ingresa a esa medida drástica.

“Fueron varias veces, al menos 30 huelgas y unas 10 huelgas secas”, recuerda. “Además  fue detenida  más de cinco  veces  en gobiernos dictatoriales y democráticos”,  cuenta. 


El penúltimo piquete de huelga  de hambre   que  protagonizó Plata y fue el “más duro”,  fue en 1995, cuando se estaba aprobando la Ley de Educación, 1565, del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. “Esa huelga se realizó después de un duro motín de la carceleta de Obrajes. Fue cuando estábamos levantándonos contra el Gobierno”, dice.


La maestra ingresó a las filas del POR muy joven en los años 80, cuando se luchaba contra los gobiernos dictatoriales  de Luis García Meza y Alberto Natusch  Busch. Entonces, la maestra  decidió no tener hijos y hacer a un lado su matrimonio por su lucha. “Entró cerca de los 30, ahora bordea los 65”,  comenta Álvarez.


Para su compañero de lucha, ella dejó la vida cómoda por una lucha en favor de la clase obrera y explotada. “Ella vive sola y no tiene propiedades”, indica. 


Plata es  licenciada en Ciencias de la Educación de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y maestra titulada por antigüedad en el escalafón del magisterio. Nació en Bolivia y se fue de muy niña a estudiar a Argentina. Después retornó a su país para concluir sus estudios.


Plata  luchó en varias “batallas” y que por lo general se ha forjado en las derrotas, destaca Álvarez. En los últimos días, pese a las recomendaciones de los médicos de abandonar la medida porque su vida se encuentra en riesgo, la maestra mantiene aún la huelga de hambre con la esperanza de conseguir ahora una victoria. 
 

157
11