Oruro viste al Manneken Pis de Bélgica con traje de diablo

Casi un centenar de tobas de las agrupaciones Sartañani y K’awari se apoderaron el sábado de las céntricas calles de Bruselas.
Anterior Proximo
Oruro  viste al Manneken Pis de Bélgica con   traje de diablo
El Manneken Pis con el traje de la diablada orureña.
Oruro  viste al Manneken Pis de Bélgica con   traje de diablo
Los bailarines bolivianos en las calles de Bruselas. Fotos: Ministerio de Culturas
miércoles, 14 de febrero de 2018 · 00:00

Página Siete  / La Paz

 La magia del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, irradió alegría en Bélgica, país de la Unión Europea, donde desde hace 12 años residentes bolivianos exhiben las tradiciones y   danzas en una entrada folklórica.

Uno de los momentos más emotivos fue el acto simbólico que se realizó  en el centro histórico de Bruselas, donde se sitúa el Manneken Pis, una estatua de bronce de 65,5 centímetros que representa a un niño pequeño desnudo orinando dentro del cuenco de la fuente, monumento que simboliza el espíritu independiente de los habitantes en Bélgica.

El embajador de Bolivia en Bélgica, Néstor Gabriele Bellavite Terceros, dijo   que “vestimos al niño con un pequeño traje de diablo bordado y confeccionado a medida en la ciudad de Oruro. Fue un momento especial porque muestra lo orgullosos que estamos de nuestras culturas, de pertenecer a Bolivia el Mejor Destino Cultural del Mundo”. 

El diplomático dijo que el sábado pasado casi un centenar de tobas de las agrupaciones Sartañani y K’awari se apoderaron de las céntricas calles en el evento denominado “Carnaval de Oruro en Bruselas” y en su recorrido, por casi dos horas, recibieron las ovaciones de los espectadores.

“Lo más importante es promocionar nuestras culturas, porque estando lejos nos hace sentir unidos.

Estando tan lejos de Bolivia tiene doble importancia, mantener unida a la comunidad”, dijo Bellavite. 
 
México también recibió en sus calles esta expresión cultural cuando  tinkus, caporales, morenada y otras danzas sembraron alegría en las calles de la capital.

“Desde hace 23 años,   residentes bolivianos participan del desfile de Carnaval mexicano en la comunidad de Iztacalco”, dijo el embajador de Bolivia en México, José Crespo. 

Los bailarines  bolivianos en las calles de Bruselas.
Fotos: Ministerio de Culturas