Propuesta del país sobre cambio climático en suspenso para 2020

Bolivia es el único país que cuenta con una herramienta alternativa para la reducción de las emisiones causadas por la deforestación y degradación de bosques.
jueves, 05 de diciembre de 2019 · 12:00:00 a.m.

Telma Gemio / Guardiana

 Bolivia no figura en la lista oficial de Estados participantes en la versión 25 de la Conferencia de Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se desarrolla en Madrid (España). 

Es la primera vez que sucede en 13 años y se debe a que el Gobierno de transición decidió dejar en suspenso la propuesta boliviana en el marco del Acuerdo de París. “Por el poco tiempo que llevamos en el Gobierno (22 días, desde el 12 de noviembre), no hemos tenido tiempo para trabajar en una posición boliviana. No puedo decir que ratificamos (la del gobierno del MAS), porque no estamos ratificando nada. Solo nos estamos preparando para la COP 26 del próximo año”, dijo a Guardiana Carlos Rivadeneira Michel, viceministro de Medio Ambiente y Cambio Climático.

Explicó que los asesores del Ministerio de Medio Ambiente recomendaron no llevar ninguna postura a la COP 25 y prepararse para la COP 26 que se realizará a fines de 2020 en Escocia.

Rivadeneira aseguró que el Gobierno decidió que Cancillería se hará cargo del tema, que antes estaba bajo la dirección de la Autoridad Plurinacional de la Madre Tierra, cuyo director era el jefe de la delegación boliviana. “Van a asistir”, pero solo para seguir las negociaciones. 

En la oficina de comunicación de la Cancillería dijeron que consultarían sobre quién o quienes estarán en la COP 25.


Bolivia ha tenido un rol particular en las negociaciones de las cumbres de cambio climático de la ONU desde 2009. Ha llegado a liderar discusiones sobre el rechazo y las alternativas al mercado de carbono. Al igual que gran parte de la sociedad civil, considera que son falsas soluciones al problema climático.

Es el único país que cuenta con una herramienta alternativa para la reducción de las emisiones causadas por la deforestación y la degradación de los bosques (REDD+). Se trata del Mecanismo conjunto de mitigación y adaptación para el manejo integral y sustentable de los bosques y la Madre Tierra que está contemplado en las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC), el compromiso de Bolivia (Acuerdo de París).

Para el anterior Gobierno, el mecanismo de REDD promueve la mercantilización de la Madre Tierra, mientras el Mecanismo conjunto boliviano está fuera del mercado de carbono. Esa era la herramienta con la cual Bolivia buscaba cumplir su compromiso de tener para 2030, 19 millones de hectáreas de bosques bajo manejo integral y sustentable.

Ante la cercanía del plazo para aumentar los compromisos en el marco del Acuerdo de París, varias organizaciones de la sociedad civil piden al Gobierno incrementar su ambición climática, porque consideran que los NDC de Bolivia “ponen en riesgo la vitalidad de los ecosistemas en todo el territorio nacional, aumentarán las emisiones nacionales, generarán más injusticias económicas y sociales e incrementará la vulnerabilidad de las comunidades locales que ya enfrentan los impactos directos de estas actividades”.

El documento (firmado por organizaciones como la Plataforma Boliviana Contra el Cambio Climático, Fundación Milenio, Unitas, Cejis, Cipca, Inti Illimani, Soluciones Prácticas y Colectivo Casa) menciona que los incendios, que azotaron a la Chiquitania, la Amazonia y el Chaco, “son un ejemplo de la aplicación de políticas de desarrollo que benefician a unos pocos en detrimento de las mayorías, causando daños irreversibles a la Madre Tierra, las poblaciones y pueblos indígenas”.

Estas organizaciones alertan que la política nacional energética (formulada por el gobierno de Evo Morales y aún vigente), bajo la consigna de Convertir a Bolivia en el centro energético de Sudamérica, además “de ser inviable, está vinculada al poder de las grandes transnacionales, la construcción de represas en la Amazonia y el impulso de la producción de etanol y biodiesel,  la ampliación de la frontera agrícola, destrucción de bosques y desarrollo de monocultivos”. 

Papa reclama voluntad política de países

El papa Francisco reclamó una “voluntad política clara, con visión de futuro y fuerte” para limitar la crisis climática, así como repensar el actual modelo de consumo.

“Muchos estudios muestran que es posible limitar el calentamiento global. Para eso necesitamos una voluntad política clara, decidida a seguir un nuevo curso que reenfoque las inversiones financieras y económicas hacia esas áreas que de verdad salvaguardan las condiciones de una vida digna de la humanidad y de un planeta sano hoy y mañana”, se lee en una carta.

La ONU lanzó  un llamado humanitario de casi 29.000 millones de dólares  para ayudar a  personas afectadas por el cambio climático y la multiplicación de los conflictos de larga duración.EFE, AFP.

Récord de emisiones CO2 agravará  crisis este año

El récord de emisiones de CO2 en la atmósfera en 2019 que aumentarán el 0,6 % respecto al año pasado, según un prestigioso informe científico publicado ayer, dificultará aún más la lucha contra la crisis climática y el logro de los objetivos decididos  en el Acuerdo de París.

Así lo aseguró Glen Peters, director del centro de investigación Cicero, en Oslo, en representación de la organización científica internacional Global Carbon Project. El estudio de esta asociación,  confirma que el aumento de emisiones de CO2 previsto en 2019 se deberá  al fuerte incremento del uso de gas natural y petróleo.

Para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y que exigirá compromisos más ambiciosos para mantener el incremento de la temperatura del planeta por debajo de los 2 grados, preferiblemente en un máximo de 1,5 grados y evitar daños muy severos, habría que reducir al menos un 7% cada año las emisiones globales de gases de efecto invernadero, según los científicos.

De acuerdo al informe de Global Carbon Project,  la Unión Europea (UE) y Estados Unidos son las regiones con una mayor contribución en 2019 a la reducción de las emisiones procedentes de la combustión de carbón.

En el caso de China y la India las emisiones siguen creciendo, aunque más lentamente que otros años, en parte por la ralentización del crecimiento económico. En la Unión Europea, una zona que lidera el combate contra la crisis climática   sus emisiones se reducen año tras año y la previsión es que en 2019 se mantenga la tendencia. (EFE)

 

 


Cargar mas noticias