Robots controlan temperatura y dan gel en Tailandia y Bélgica

En Bangkok, un perro robot reparte gel alcohólico en un centro comercial y en Amberes otro realiza tareas de enfermero para recibir a pacientes en un hospital.
viernes, 5 de junio de 2020 · 00:00:00
Más de

AFP/ Amberes

Un dispensador de gel hidroalcohólico de cuatro patas, apodado K9, da ahora la bienvenida a los clientes, asombrados, en un centro comercial de Bangkok, mientras que Tailandia reabre gradualmente  sus actividades tras la epidemia de covid-19. En Bélgica un robot verifica temperatura y barbijos a pacientes.

Imitando las actitudes de un perro, el robot recorre Central World, uno de los centros comerciales más populares de la megalópolis, llamando la atención de los niños para que se acerquen y obtenga gel para las manos. Éste se encuentra en una botella atada en la espalda del robot. Sus movimientos se controlan con la 5G, actualmente en las primeras etapas de su despliegue en el país y que promete un internet ultrarrápido y tiempos de reacción inmediatos.

“Es una manera conveniente para la gente de lavarse las manos, como medida preventiva. Especialmente en esta situación del coronavirus”, explica a la AFP Petra Saktidejbhanubandh, del operador móvil AIS, socio de la operación. “Los robots están aquí para ayudar a la gente, no para reemplazarla”. 

El robot K9 dispensa alcohol en gel en el centro comercial. 
Foto:AFP

Varios operadores aspiran a desplegar su red de alta velocidad en el país, de aquí a finales de año. Además de K9, otro robot llamado ROC puede comprobar la temperatura de los clientes, mientras que LISA se ocupa de brindarles información.

Pero no todos los clientes están convencidos. Para Lapassanan Buranapatpakorn, el marco mecánico esquelético de K9 es “espeluznante”. “Creo que el robot en sí y su forma de moverse son un poco aterradores”, comenta la joven, de 29 años, a la AFP en los pasillos del centro, aunque reconoce que un dispensador de gel ambulante es una “buena idea”.

Tailandia ha eliminado gradualmente las restricciones impuestas a las empresas y a los comercios, que adoptaron medidas como el espaciamiento entre las mesas de los restaurantes y la instalación de separadores de plástico en los salones de masaje. El país registró, hasta la fecha, 3.101 casos de contaminación por coronavirus y 58 muertes.

En Bélgica este robot verifica la temperatura a los pacientes.

Temperatura

Cuando los pacientes belgas que temen haber sido contaminados por el coronavirus acuden al hospital universitario de la ciudad de Amberes (norte), el primer rostro que ven no es el de una enfermera con mascarilla, sino el de un robot vagamente humano.

El aparato, construido por la empresa belga Zorabots, saluda a los recién llegados y lee los datos del paciente proporcionados por un cuestionario rellenado previamente por el potencial enfermo con Covid-19.

El robot toma su temperatura y se asegura de que lleva correctamente una mascarilla, antes de evaluar la probabilidad y gravedad de la infección, y enviarlos hacia el lugar apropiado de la clínica. No es desde luego un diagnóstico, sino una etapa útil que reduce los contactos del equipo médico con pacientes potencialmente infectados antes de ser admitidos en el hospital.

“Si el paciente tiene temperatura o no lleva correctamente su mascarilla, aparece en pantalla este mensaje: ‘tiene usted un problema, no puede entrar directamente al hospital’”, explicó el doctor Michael Vanmechelen. “Entonces, tiene que ser examinado. El robot no trabaja nunca solo, siempre actúa en apoyo de un empleado del hospital”, agregó. En este período de progresivo retorno a la normalidad, tras un largo confinamiento de la población, “habrá una multitud de personas que deberán ser sometidas a test”, añadió por su parte  Fabrice Goffin, uno de los codirigentes de Zorabots.

El aparato recibe a los pacientes del hospital de Amberes. 
Foto:AFP

Con más de 9.000 muertos hasta fines de mayo, Bélgica ha registrado una de las tasas de mortalidad más altas del mundo por número de habitantes.

 Sin embargo, esa cifra debe tomarse con cautela pues Bélgica incluye en su balance a casos no confirmados con test, sino simplemente sospechosos cuando una persona fallece en una residencia de ancianos donde se han descubierto varios  casos de coronavirus.

Malasia

Una universidad de Malasia propuso el uso de robots con togas y gorros para que los estudiantes puedan graduarse sin riesgo de infección por el coronavirus. Pero a los graduados no les gustó la iniciativa y piden una verdadera ceremonia.

 


 


Cargar mas noticias