UE acuerda reducir la emisión de gases de efecto invernadero

El consenso fue alcanzado sin Polonia, aunque los países europeos no logran aún ponerse de acuerdo sobre los aportes económicos para lograr el objetivo.
sábado, 14 de diciembre de 2019 · 12:00:00 a.m.

AFP / Bruselas

Los dirigentes europeos lograron  un acuerdo para alcanzar la neutralidad climática en la Unión Europea (UE) para 2050, aunque sin el compromiso de Polonia, uno de los principales contaminantes, a ponerlo en marcha.

“Acuerdo sobre neutralidad climática para 2050”, anunció el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, nueve horas después del inicio de las discusiones de los mandatarios, quienes enfrentaron las reticencias de los países del Este.

Nadie quería dar su brazo a torcer. Este objetivo es el eje conductor del Pacto Verde desvelado la víspera por la Comisión Europea y, su adopción, envía una “señal fuerte”, según Michel, a la comunidad internacional en plena COP25 en Madrid.

Pero los países del Este, más dependientes de energías fósiles, temen un mayor impacto de esa transición verde en sus economías y en sus mercados laborales, por lo que pedían que se tuvieran en cuenta sus situaciones particulares.

Y lo consiguieron. La declaración de la cumbre, adoptada por unanimidad, apoya el objetivo de la neutralidad carbono para 2050, precisando que un país, en referencia a Polonia, no se compromete a aplicarlo aún y que revisarán su caso en junio.

La neutralidad  carbono consiste en que un país no emita más gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global, que los que puede absorber por ejemplo a través de los bosques, suelos u océanos.

República Checa y Hungría lograron por su parte introducir en la declaración una referencia a la “energía nuclear”, a la que se oponían Luxemburgo y Austria, en un párrafo sobre la soberanía de cada país a decidir su combinación energética.

El primer ministro checo, Andrej Babis, se felicitó así de haber “convencido” a los líderes de que la energía nuclear, que calificó de “energía limpia”, es su camino para la “neutralidad climática”.  Sin embargo, los enviados de los 28 países del bloque no han logrado ponerse de acuerdo sobre si la nuclear es una energía verde y, por tanto, susceptible de beneficiarse de un tratamiento fiscal especial.

Con este acuerdo, debilitado por la exención de Polonia, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, puede empezar a desarrollar en los próximos meses su Pacto Verde, anunciado como la “nueva estrategia de crecimiento”.

“El Consejo Europeo adopta un compromiso importante sobre el hecho de que vamos a cambiar por completo nuestra política energética”, celebró la canciller alemana, Angela Merkel.

Los dirigentes subrayaron así el “mecanismo de transición justa” previsto para ayudar a los países a llevar a cabo esa transición y "tomaron nota de la intención" de Von der Leyen de proponer un impuesto sobre el carbono para productos importados.

La financiación fue  “el punto más complicado” en el debate sobre clima, reconoció una fuente europea, pero los dirigentes europeos prefirieron pasar de puntillas sobre otro polémico asunto, el presupuesto de la UE para el período 2021-2027.

Los líderes no se ponen de acuerdo sobre si aumentar o disminuir las contribuciones de cada país en un presupuesto que no contará en principio con un contribuyente neto, el Reino Unido, por su retirada del bloque.

Manifestantes  en una protesta sobre emergencia climática. 
Foto: EFE
Activistas de Greenpeace colocan un banner, ayer. 
Foto: AFP

 


Cargar mas noticias