Virus puede dejar daño nervioso, un periodista cuenta las secuelas

Un estudio del University College de Londres señala algunas com- plicaciones neurológicas del virus: delirio, derrames y una rara inflamación cerebral.
domingo, 12 de julio de 2020 · 00:00:00
Más de

EFE / Madrid

Richard Quest, un periodista de CNN se enfermó de Covid-19, se recuperó, pero cuenta que hoy siente que tiene mayor torpeza. Las complicaciones neurológicas del virus  pueden incluir, en algunos casos, delirio, daño nervioso, derrames y un raro tipo de inflamación cerebral,  según un estudio que publica la revista Brain.

 Aunque los investigadores no tienen claro, en este último caso, si es producto del coronavirus o de la reacción inmunitaria.

El estudio del University College de Londres (UCL) y su Hospital Universitario (UCLH) se hizo con una muestra de 43 pacientes, algunos de los cuales no experimentaron síntomas respiratorios severos, sino que los primeros y principales fueron de tipo neurológico.

“Me infecté a mediados de abril. La aparición de los síntomas llegó rápidamente. De repente noté que me sentía muy cansado y tenía una tos nueva.  El virus es como un tornado. Cuando aterriza, se arremolina a través del cuerpo, causando caos, confusión, tos y daños en cada órgano que toca. Algunos no sobrevivirán su visita.  Mis síntomas estaban en el lado más leve: nunca tuve dificultades para respirar, o pérdida de sabor u olfato. Estaba completamente cansado y siempre tuve tos, que ahora ha regresado”, testimonia Quest en la cadena  CNN.

 Añade que  resultó negativo para el virus y positivo para los anticuerpos, y su médico le dijo que no volverá, pero él cree que hay días que siente que sí.

“También estoy descubriendo nuevas áreas de daño: ahora me he vuelto increíblemente torpe. Si alcanzo un vaso, o saco algo de un armario, lo golpearé o lo dejaré caer al suelo. Me he tropezado con la acera y he salido volando. Me caigo sobre los muebles. Es como si esa parte de mi cerebro, que ajusta inconscientemente la mano y el movimiento a los obstáculos que ve, no funciona”, cuenta el periodista de CNN.

Estudio científico

Según la investigación de UCL y su hospital universitario “parece” que, debido a la pandemia, está aumentando la prevalencia de una “rara y a veces mortal” afección inflamatoria, la encefalomielitis diseminada aguda (ADEM), indica la UCL.

De entre todos los pacientes, doce presentaron inflamación cerebral y, de ellos, nueve sufrieron ADEM, una afección que normalmente se ve en niños y que puede desencadenarse por infecciones virales.

El virus no fue detectado en el líquido cefalorraquídeo de ninguno de los pacientes del estudio, lo que “sugiere que el virus no atacó directamente al cerebro para causar la enfermedad neurológica”, indica a nota.

Pero en algunos pacientes, sí encontraron pruebas de que la inflamación del cerebro estaba “probablemente causada” por una respuesta inmunológica a la enfermedad, lo que “sugiere que algunas complicaciones neurológicas de la Covid-19 podrían provenir de la respuesta inmunológica, más que del propio virus Covid-19”.

Por ello, el equipo considera que hacen falta más investigaciones para identificar por qué hubo esas complicaciones.

 Uno de los autores Michaell Zandi, del UCL, señaló que identificaron “un número mayor del esperado” de personas con problemas neurológicos, que “no siempre tenían correlación con la gravedad de los síntomas respiratorios”.  Se debe  “vigilar estas complicaciones en personas que han tenido el virus. “Queda por ver si veremos una epidemia a gran escala de daños cerebrales relacionados con la pandemia, tal vez similar al brote de encefalitis letárgica en los años 1920 y 1930, después de la pandemia de gripe de 1918”, dijo.

En el grupo de pacientes con los que se hizo el estudio, los investigadores identificaron, además, diez casos de encefalopatía transitoria (disfunción cerebral temporal) con delirio, lo que se corresponde con estudios previos que hallaron evidencias de delirio con agitación.

Además, ocho pacientes presentaron accidentes cerebrovasculares y otros tantos daños nerviosos, en especial el síndrome de Guillain-Barré, que normalmente sucede después de una infección respiratoria o gastrointestinal. La aparición de coágulos de sangre en el cuerpo ya ha sido identificado por otros estudios como una complicación frecuente de la enfermedad.

 


Cargar mas noticias