Artistas toman escaparates que quedaron vacíos en Nueva York

Miles de tiendas y restaurantes cerraron este año por la Covid-19 y ahora los artistas están ocupando algunos de esos locales para usarlos como estudios y galerías.
lunes, 30 de noviembre de 2020 · 00:00:00

  AFP /  Nueva York

Los artistas se están apoderando de los escaparates de Nueva York que quedaron vacíos a causa de la pandemia de coronavirus, disfrutando así de una inestimable exposición gratuita y dando vida a las deprimidas calles comerciales. 

Miles de tiendas y restaurantes cerraron este año a medida que el virus fue haciendo estragos en la economía de la Gran Manzana, y ahora los artistas están ocupando algunos de esos locales para usarlos como estudios y galerías. 

 “A veces dicen que la tragedia trae una oportunidad. Así que esta es una oportunidad”, dijo el artista conocido como Sir Shadow, mientras realizaba uno de sus característicos dibujos de un solo trazo en una antigua tienda de muebles de Manhattan. 

El septuagenario recibe ayuda de Chashama, una organización neoyorquina sin fines de lucro que convence a los dueños de propiedades de donar temporalmente espacios vacíos a artistas en dificultades, para que las usen como estudios y para exhibir su trabajo.  

Mientras los propietarios batallan por llenar los lotes desocupados, Chashama está aumentando sus esfuerzos en medio de la pandemia y planea obtener 100 espacios el próximo año, que se sumarán a los 150 estudios que ya opera. 

“Definitivamente hay muchos más espacios disponibles y muchos más que la gente está dispuesta a darnos en este momento”, dijo  la fundadora y directora artística de la organización, Anita Durst. 

Los artistas reciben el espacio de forma gratuita y se llevan a casa todo el dinero obtenido de cualquier venta, una panacea en Nueva York, donde los espacios son escandalosamente costosos y las galerías suelen llevarse una parte de las ganancias de las obras. 

Este arreglo -que estipula que los artistas desocuparán el local en cuanto se alquile- también beneficia a los dueños de la propiedad. “Hacemos que el espacio se vea bien. Estamos allí para abrir las puertas a los corredores (inmobiliarios). De esa manera, intentamos ayudar para que se alquile”, explicó Durst. Una iniciativa similar se está llevando a cabo en la zona del Upper West Side de Manhattan, donde los escaparates vacíos de la prominente avenida Columbus muestran de forma destacada las obras de artistas locales. 

Pinturas al óleo sobre lienzo, obras en acrílico y fotografías aparecen en las ventanas junto a letreros que dicen “Espacio disponible”, en la exposición “Art on the Ave NYC”, que se celebra del 21 de noviembre al 31 de enero. 

“Cambia el ánimo”

Esa idea fue concebida en junio por tres profesores, incluyendo a la residente local Barbara Anderson, quien se sentía cada vez más deprimida al ver cerrar una tienda tras otra a medida que el virus engullía Nueva York. 

“Dije: ‘Tiene que haber algo mejor que podamos hacer, algo un poco más energético o vibrante’”, explicó  durante un recorrido por la exposición, que cuenta con unos 40 artistas. 

“Esperemos que (la exposición) traiga tráfico peatonal a la zona y también ayude a los negocios que tienen dificultades para pagar el alquiler”, añadió Anderson. 

Los transeúntes se detienen a tomar fotos y presionan sus narices contra el vidrio para leer la descripción de la colorida y brillante obra titulada Nosotros el pueblo, con un precio de 3.500 dólares, del artista Lance Johnson, de 45 años.

 “En lugar del papel marrón en las ventanas, se ve arte increíble. Eso te cambia el ánimo”, opinó Johnson. “También se ve la diversidad de la ciudad de Nueva York. Eso es algo hermoso, especialmente ahora que la gente dice que Nueva York está muerta. Eso no es cierto, seguimos aquí, seguimos luchando y es importante compartir eso”, añadió. 

Sir Shadow -que corría el riesgo de ser interpelado por la Policía cuando colgaba sus dibujos en las vallas de los parques antes de unirse al programa de Chashama- piensa que la pandemia traerá una exposición duradera para los artistas. “Una vez que la gente se acostumbra a ver estos espacios llenos y siente el beneficio y ve su belleza, no puede volver a lo de antes”, aseguró.

 

 


Cargar mas noticias