La pandemia acelera el fin de la prensa escrita en el mundo

sábado, 8 de agosto de 2020 · 00:00:00
Más de

AFP/ París

El declive de la prensa escrita se ha acelerado en el mundo desde la crisis del nuevo coronavirus: la audiencia digital de los periódicos se ha disparado pero la venta de ejemplares en papel se ha derrumbado o ha tenido que suspenderse. 

Con la crisis sanitaria es difícil transportar los periódicos a los puntos de venta y a los clientes les cuesta conseguirlos.

La crisis “ha acelerado casi sin lugar a dudas la transición hacia un futuro 100% digital”, analiza el informe 2020 del instituto Reuters. Golpea a una industria ya debilitada por la caída de las ventas y de la publicidad, sus dos principales fuentes de ingresos.

En Brasil o México algunos de los diarios han abandonado provisionalmente el papel en favor del soporte digital, o se han saltado ediciones.

En Filipinas, 10 de los 70 periódicos miembros del Instituto de la Prensa (PPI) tuvieron que cerrar debido a la pandemia.  

En todas partes, la desaparición progresiva de las ediciones impresas afecta a toda la cadena de producción: desde los periodistas hasta los vendedores de periódicos, pasando por los productores de papel, los impresores y los repartidores.

En el Reino Unido, los principales medios de prensa ganaron en línea 6,6 millones de lectores en el primer trimestre, un récord según su asociación profesional. Pero la mayoría de los periódicos no han recuperado sus cifras de ventas en papel. “Esta es la mayor amenaza para la industria mundial de la información desde la crisis económica de 2008”, advirtió la revista especializada Press Gazette (que abandonó el papel en 2013).

 Un total de 250 periódicos locales ya cerraron en el país entre 2005 y 2018, y uno de cada tres periodistas podría perder su puesto de trabajo.


En Estados Unidos, decenas de periódicos han cerrado o se han fusionado con sus competidores locales desde el comienzo de la crisis, según el instituto Poynter. Los periódicos  ya despidieron a la mitad de sus empleados entre 2008 y 2019, según el instituto Pew.

Los periódicos gratuitos, como Metro y Destak en Brasil, o 20 Minutes en Francia, también han suspendido temporalmente su publicación. Se financiaban con publicidad y se distribuían en zonas de gran densidad.

En Alemania, “antes de la crisis del coronavirus, todos los editores ganaban dinero, a pesar de que el número de ejemplares vendidos no paraba de disminuir”, afirmó a la AFP el presidente de la Federación de Periodistas Alemanes Frank Überall. “Hoy es muy diferente”, pero “la prensa escrita tiene un futuro brillante por delante”, estimó. “Todavía muchos lectores quieren poder tener el periódico en la mano. Y las personas mayores en particular todavía no usan masivamente lo digital”, agregó.

Aunque “la impresión es cara”, argumenta Gilles Dechamps, director de una imprenta en el norte de París, “es importante para los lectores y los anunciantes” tener ejemplares en el lugar de venta. Él cita el caso de France-Soir y Métro, que han abandonado el papel en Francia, y de los que “ya nadie se acuerda”. Los periódicos en 30 años buscaron diversificarse, pero  la mayoría  no ha encontrado una solución.
 

El periódico con fines lucrativos se derrumbó, según ejecutiva

“La prensa con fines lucrativos se derrumbó y los periódicos no lograron construir una respuesta digital”, explica Penelope Abernathy, exvicepresidenta del Wall Street Journal y del New York Times y profesora de economía de los medios de comunicación. 

 “Incluso en mercados muy pequeños, Facebook y Google engullen tres cuartas partes de los ingresos digitales. Los medios se reparten las sobras. No es suficiente para construir un periodismo sólido. La Covid-19 ha diezmado aún más ese modelo basado en la publicidad. Vivimos una crisis económica prolongada. Los medios sobrevivían con poco margen”, manifestó.

“Un diario nacional como el New York Times o el Wall Street Journal puede aplicar una estrategia para alcanzar un número suficiente de lectores y convencerlos de pagar. ¡Pero un diario regional nunca llegará a 5,5 millones de suscriptores!”, remarcó. 

Fórmulas con fines lucrativos, no lucrativos o híbridas funcionarán según los lugares. Un dueño de diario creativo y riguroso que desea invertir a largo plazo en un mercado con un potencial de crecimiento tiene posibilidades de éxito.

El papel impreso sobrevivirá de alguna forma. “Hace 10 años se vaticinaba que hoy en día leeríamos todos libros digitales. ¡Pero tocaron su techo hace cinco años! Hay un futuro para las revistas semanales y mensuales. Pero salvo raras excepciones”, advirtió.

Despidos de periodistas en varios medios en el mundo

En Estados Unidos, el grupo Conde Nast (Vogue, Wired o el New Yorker) informó del despido de unos 100 empleados sobre 6.000. Vox Media (The Verge, New York Magazine) despedirá a 72, o sea la mayoría de los que se encuentran en desempleo parcial. El New York Times ha despedido a 68 empleados de sus equipos de venta.

El grupo familiar McClatchy, que publica unos 20 periódicos, como el Miami Herald, fue vendido a un fondo de inversión, Chatham, tras ser declarado en suspensión de pagos.

Desde el comienzo de la crisis, más de 36.000 empleados de los medios de comunicación estadounidenses, cuyo número de efectivos ya se había recortado en los últimos años, se han visto afectados por recortes de costos, según un análisis del New York Times.

En todo el país, unos 50 medios locales, a veces centenarios, cerraron, según una lista actualizada por la página web Poynter.

En Francia, el diario regional La Marseillaise, que ya era frágil, se halla en liquidación judicial tras el confinamiento. 

Le Parisien prevé suprimir 30 puestos y sus ediciones departamentales. El periódico L’Equipe prevé tres años de pérdidas y pidió a sus empleados que recortaran sus salarios y los días de descanso (RTT, recuperación del tiempo de trabajo).

Después de la liquidación de Paris-Normandie, su comprador belga, el grupo Rossel, anunció que suprimiría una cuarta parte de los efectivos, es decir 60 puestos. El nuevo propietario de la revista Grazia ha anunciado la supresión de 31 puestos. (AFP)

 


Cargar mas noticias