En EEUU y Brasil se enciende la polémica por el uso del barbijo

En Brasil se alega “posible violación de domicilio”, contraria a la Constitución, y en EEUU se afirma que se restringen libertades individuales si se obliga su uso.
martes, 7 de julio de 2020 · 00:00:00
Más de

EFE y AFP/ Brasilia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y algunos grupos en Estados Unidos (EEUU) restringen y se oponen al uso de tapabocas o  mascarillas como medida de bioseguridad contra el coronavirus.

El mandatario brasileño,  quien la semana pasada vetó el uso obligatorio de mascarillas contra la Covid-19 en comercios, iglesias y escuelas, amplió esa decisión a las cárceles, que alojan a cerca de 750 mil presos.

Un decreto publicado ayer por el Gobierno en el Diario Oficial eliminó de un proyecto de ley aprobado por el Parlamento un punto en el que se establecía “la obligatoriedad del uso de máscaras de protección individual en los establecimientos penitenciarios y de cumplimiento de medidas socioeducativas”. 

La semana pasada, Bolsonaro había vetado de ese mismo proyecto la obligación del uso de mascarillas preventivas en comercios, iglesias y escuelas, así como otro punto que obligaba a los poderes públicos y empresas a distribuir máscaras a la población económicamente más vulnerable y a los trabajadores.

En el caso de las máscaras en lugares cerrados, el Gobierno ha alegado que la obligación de uso podía incurrir en una “posible violación de domicilio” contraria a la Constitución. 

Los vetos de Bolsonaro a las normas sobre el uso de máscaras aún serán analizados por el Parlamento, que podría dejarlos sin efecto, pero no anulan las medidas adoptadas por gobernadores y alcaldes, que han impuesto ese tipo de prevención en casi todo el país.

Según ha decidido la Corte Suprema, los estados y municipios son, por imperativos constitucionales, los responsables de adoptar todas las medidas de precaución sanitaria, lo que incluye las cuarentenas, en sus propias jurisdicciones.

Bolsonaro, uno de los gobernantes más escépticos en relación a la gravedad de la Covid-19, se ha desafiado a menudo esas restricciones y circulado por las calles de Brasilia sin máscara, así como ha participado en actos organizados por sus seguidores sin respetar las medidas de aislamiento social.

El mes pasado, un juez federal dictaminó que el gobernante tenía que usar la máscara preventiva siempre que esté en público, pero un tribunal de segunda instancia anuló esa decisión tras un recurso de la Abogacía General de la Unión, que representa los intereses del Estado brasileño.

Antimascaras en EEUU

Según un artículo publicado por The Guardian  muchos líderes republicanos  de alto rango han sido más reticentes a ordenar máscaras.

 El más obvio de estos es el propio Donald Trump quien sugirió que usar una máscara podría verse como una declaración política en su contra y se burló del demócrata Joe Biden por usar una máscara en público.

Lo que comenzó como protestas en gran medida sin máscara contra las órdenes de cierre se ha convertido en un sentimiento más amplio contra la máscara.

Una ciudadana en Brasil con un tapabocas contra el virus. 
Foto:EFE 

Muchos de los que se niegan a usar máscaras dicen que restringe su libertad individual.

Reabrir NC, un grupo que se opone a las órdenes de cierre en Carolina del Norte, dijo que las máscaras eran “bozales” que, junto con cosas como controles de temperatura obligatorios, eran “formas en que nuestra libertad está siendo erosionada”.

 El grupo comenzó un “Burn Your Mask Challenge” donde las personas publican videos en las redes sociales de ellos mismos quemando sus máscaras y usan el hashtag “#IgniteFreedom”.

En una reunión de líderes locales en Palm Beach, Florida, varias personas expresaron su rechazo a las mascarillas.  Las razones variaron desde la ira que enmascara “arrojar el maravilloso sistema de respiración de Dios por la puerta” hasta invocar una teoría de conspiración “plan-demic”.

“Estás eliminando nuestras libertades y pisoteando nuestros derechos constitucionales mediante estas órdenes o leyes de la dictadura comunista que quieres ordenar”, dijo una   mujer.

Sin embargo, para contrarrestar a estos grupos, varios famosos han hecho circular mensajes sobre la importancia del uso de las mascarillas con el hashtag 

“#WereADamnMask”, “Usa la maldita mascara”.

Bolsonaro vetó el uso  de barbijos en varios lugares. 
Foto:AFP   

Por ejemplo, la actriz Jenifer Aniston, según www.perfil.com, manifestó: “Entiendo que con incómodas pero no creen que es peor que los negocios estén cerrando, que muchas personas pierdan su trabajo y que los trabajadores de salud estén al borde del colapso”.

Así como ella otras actrices, actores y gente del espectáculo defiende el uso de barbijos.

 


Cargar mas noticias