Remezón mundial por la baja del precio

Las consecuencias de la caída del petróleo

CRISIS / Los ojos de todos los analistas están puestos inevitablemente en Venezuela no sólo porque se trata del mayor productor de América Latina.
sábado, 20 de diciembre de 2014 · 21:31
La información sobre el petróleo ha saltado a las primeras páginas de los periódicos del mundo. El culpable de este protagonismo ha sido la fuerte caída de los precios durante los últimos meses. En concreto, cuando se escriben estas líneas, el crudo de tipo Brent se ha situado por debajo de los 60 dólares el barril, marcando niveles mínimos de los últimos cuatro años. El tipo West Texas, por su parte, se ha situado por debajo de los 56 dólares. Estos dos tipos de petróleo son las referencias que marcan la tendencia del mercado.
Los analistas consideran que esta brusca caída se ha producido por el exceso de oferta que existe en el mercado. El rápido ascenso de la producción de petróleo no convencional (conocido como shale oil) en Estados Unidos ha elevado la oferta global y empujado los precios a la baja. Pero, tal y como reconocen los expertos del sector, la sobreoferta también proviene de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con Libia recuperando los niveles de producción previos a la caída de Muamar Gadafi y un aumento de producción que también se está produciendo en otros miembros como Irak o Nigeria.

Los ojos puestos en Venezuela
Ante esta situación, los ojos de todos los analistas están puestos inevitablemente en Venezuela, no sólo porque se trata del mayor productor de América Latina sino también porque el gobierno populista del presidente Nicolás Maduro podría verse afectado por el descenso de ingresos que sufrirá el Estado con la caída de los precios del crudo, la cual podría afectar, entre otras cosas, a los programas sociales. El Gobierno se encuentra actualmente presionado por el desabastecimiento de productos de primera necesidad en los mercados, una inflación galopante y un débil desempeño de la economía.
Al igual que en las ocasiones anteriores en que ha caído el precio del petróleo, este país no se ha preparado para la llegada de las llamadas "vacas flacas”. Un ejemplo: en 1998 producía 3,3 millones de barriles por día y tenía el 15% de las reservas internacionales de la OPEP, hoy produce 2,8 millones de barriles y tiene el 7,7% de las reservas.
Los países que son exportadores netos como Venezuela, Colombia, México y Ecuador se verán afectados tanto en sus balanzas de pagos como en sus ingresos fiscales. Y de entre todos, Venezuela será el que peor lo pasará: este país tenía ya déficit fiscales altísimos (de entre 15 y 20% del Producto Interno Bruto, PIB) con los precios del petróleo más altos de la historia. El 96% de sus exportaciones son petroleras y más del 60% de los ingresos del Estado dependen del crudo.

Brasil y Argentina
Brasil y Argentina se ven menos afectados por el descenso de los precios del petróleo, porque al no ser exportadores netos no tiene mayores efectos sobre sus balanza de pagos o ingresos fiscales. México, el segundo mayor productor de la región después de Venezuela, a pesar de no ser dependiente de las exportaciones petroleras, sufrirá un impacto fiscal relevante porque todavía casi un tercio de sus ingresos fiscales provienen del petróleo. Respecto a Colombia, se estima que perderá ingresos en divisas, lo cual pondrá presión a su moneda. Colombia está mejor preparada para afrontar la situación que Venezuela porque, aunque es dependiente del petróleo, ha sido relativamente cautelosa en el manejo macroeconómico.
Ecuador, el país con menos peso en el mercado petrolífero sudamericano, parece que también será el que se verá menos afectado por el descenso del crudo. No es un actor importante en él. Su economía funciona bien, está dolarizada y el Gobierno hace un manejo pragmático de las finanzas.

Bolivia y la exportación de gas
Una interrogante para Bolivia es el futuro precio del gas exportado a Argentina y Brasil por la inclusión del precio del petróleo en la fórmula de exportación. Las bajas en el precio del petróleo afectarán los precios del gas con los consiguientes efectos en los ingresos fiscales y en la internación de divisas. En las actuales circunstancias una política real de austeridad en el gasto público y de fomento a la inversión privada es un imperativo .Ninguna economía integrada al comercio exterior mundial se encuentra blindada, como afirman algunas autoridades gubernamentales. Una ventaja que tiene Bolivia es que ha tenido una política macroeconómica adecuada. Pero no es suficiente.

 

David Blanco

Es economista y docente universitario. Fue ministro de Finanzas.

Los efectos sobre Latinoamérica

Una de las regiones del planeta que más puede verse afectada por el descenso del petróleo es Latinoamérica, donde existen países productores cuyas economías están íntimamente relacionadas con la evolución del mercado internacional de crudo. De acuerdo con las últimas estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía, Venezuela es el noveno productor de esta materia prima del mundo, México es el décimo, Brasil el duodécimo, Colombia el vigésimo, Argentina el vigésimo sexto y Ecuador el trigésimo.
La caída de los precios del petróleo afectará a las balanzas comerciales y las finanzas públicas de los países latinoamericanos que son exportadores netos, como Venezuela, Colombia, México y Ecuador. Es también una llamada de atención para que estos países ajusten sus modelos económicos procurando una mayor diversificación productiva.
La producción petrolera de Venezuela ha caído en los últimos meses, según la OPEP, hasta situarse en torno a 2,7 millones de barriles diarios. La de México se mueve en cifras muy similares, la de Brasil es de 2,6 millones, la de Colombia, de un millón diario, la de Argentina de 0,8 millones y la de Ecuador es de 0,49 millones de barriles diarios. (David Blanco)

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios