El embajador de España en Bolivia, Ángel Vázquez, hace un repaso a las relaciones bilaterales

“El tiempo ha limado las asperezas causadas por la nacionalización”

“Bolivia ha tenido una política de nacionalizaciones, como todos conocemos, que han dejado algunas situaciones de dificultad”, dijo el representante español.
viernes, 26 de septiembre de 2014 · 23:31
Raúl Peñaranda, Aldea Global

Ángel Vázquez acaba de cumplir dos años como embajador español en el país. Uno de los temas centrales de su gestión fue enfrentar las tensiones generadas en julio y agosto de 2013 tras el desvío del avión presidencial boliviano, con Evo Morales a bordo, en Europa. España, en ese momento, le impidió al avión sobrevolar su espacio aéreo. Éste fue el diálogo con Vázquez.

¿Cómo se pueden calificar las relaciones entre España y Bolivia, dos países con tanto en común pero a la vez con tantas diferencias?
Pues mira, puedo decir que las relaciones entre España y Bolivia son buenas, están en un grado de madurez y de desarrollo. No quiere decir que la coincidencia se dé en todos los aspectos y que no haya habido momentos de dificultad, pero las relaciones maduran y los gobiernos van cambiando y se van encontrando al cabo de un tiempo.
En el momento actual las relaciones políticas son adecuadas, son frecuentes los contactos institucionales de los ministros del Gobierno boliviano con sus homólogos españoles, el Presidente Evo Morales ha ido innumerables veces a España, lo que es una prueba obviamente de cercanía, y a juzgar por las declaraciones del presidente Morales y del Vicepresidente García Linera, España es un país amigo para Bolivia y obviamente Bolivia es un país amigo para España.

¿Ha quedado totalmente superado el incidente en el que el presidente Morales fue retenido en un avión en Europa y en España no pudo sobrevolar el territorio?
Sí ha quedado superado, fue efectivamente un momento de dificultad, pero bueno,  afortunadamente, tanto las autoridades bolivianas como nosotros conseguimos reconducirlo. A veces hay problemas, pero eso no quiere decir que los problemas sean eternos y hoy por hoy ese incidente ha quedado totalmente olvidado.

El Gobierno español está dirigido actualmente por un Presidente conservador y Bolivia está encabezado por un presidente progresista. ¿Cuáles son los temas de desencuentro que existen entre ambos gobierno?
Yo no puedo decir que podamos hablar de "desencuentros” porque el hecho de que existan gobiernos de distinta ideología es la norma, es lo lógico y lo habitual. España es España y Bolivia es Bolivia y las relaciones de España con Bolivia, y en general de España con toda América Latina, son estratégicas, están muy por encima de la naturaleza política de un gobierno concreto. Ese es un punto importante a recordar. En España el que haya un Gobierno de derecha o de izquierda no cambia el hecho de que las relaciones exteriores son políticas de Estado y las líneas maestras de esa relación no se modifican.

¿Y los puntos en los que no coinciden?
Todos sabemos que Bolivia ha tenido una política de nacionalizaciones, como todos conocemos, que han dejado algunas situaciones de dificultad por la forma realizada. Aquello generó un cierto desencuentro. Pero el tiempo pasa y efectivamente lima muchas de las asperezas que se han podido crear con determinadas actitudes,  Hoy yo creo que la política boliviana en ese terreno también se ha ido modulando y lo que en algún momento podía parecer una política que no era suficientemente receptiva hacia las inversiones extranjeras ha cambiado; las autoridades bolivianas así lo manifiestan, que necesitan la inversión extranjera, que tratan de atraerla con nueva legislación Yo creo que se ha producido una progresiva coincidencia, que no será total, obviamente, pero sí que hay un acercamiento. En todo caso, resolver las indemnizaciones pendientes por las nacionalizaciones será una señal positiva para el inversor español y confiamos en una solución satisfactoria.

A propósito, ¿la ley de inversiones promulgada por el Gobierno, cómo ha sido evaluada por el Gobierno de España?
La ley de  inversiones es una norma que el propio Gobierno de Bolivia consideraba clave para asegurar el desarrollo del país en un momento particularmente positivo de bonanza económica y de condiciones objetivas de progreso. Y el Gobierno boliviano fue muy sincero también con los países que estamos interesados en invertir en Bolivia, y fueron numerosísimas las consultas y las conversaciones que se tuvieron con diferentes interlocutores, en este caso con nosotros, para ver hasta qué punto la ley mencionada podía propiciar las inversiones extranjeras que tan necesarias son. Finalmente, el Gobierno boliviano ha promulgado la ley. Obviamente en algunas cosas la norma podría haber ido más lejos y yo creo que algunos comentarios que ha recibido esa legislación así lo indican tanto desde el ámbito interno, la política boliviana, como del exterior y sí, no lo oculto, podría haber abierto más las puertas a la inversión extranjera.

¿A cuánto asciende la inversión extranjera española?

La inversión directa agregada española asciende a unos 669 millones de dólares en 2013; en términos de stock acumulado serían unos 846 millones de dólares. España es el principal inversionista extranjero en Bolivia y su inversión básicamente se concentra en el sector de los hidrocarburos. Tengo que resaltar la presencia de Repsol en Bolivia, que es una presencia fundamental y estructural para la economía boliviana. Pero hay otras numerosas empresas en ingeniería, explosivos, edición, energía, etc.

Ley de arbitraje, fundamental

Uno de los aspectos que han mencionado otros embajadores como importante es que si hubiera diferendo entre el Estado boliviano y una empresa extranjera inversora, ese diferendo debería resolverse en un ente imparcial, no en la justicia boliviana, de la que además el propio Gobierno reconoce sus grandes falencias.
Bueno, la ley establece unos parámetros importantes pero luego es importante su desarrollo y las leyes anexas que la impulsen. Y en ese punto la Ley de Conciliación y Arbitraje que el Gobierno ha prometido es crucial para mantener un principio que es elemental para la inversión extranjera, que es la seguridad jurídica. Es un principio que para las empresas y los países europeos es fundamental porque sin seguridad jurídica ningún empresario se atreve a adentrarse en un mundo que no conoce y en el que no tiene la certeza de que sus versiones serán protegidas por la ley. Es importante efectivamente que esa Ley de Conciliación y Arbitraje del Gobierno boliviano otorgue esas garantías. Yo sé que el debate es intenso sobre el particular, que en Bolivia hay una serie de condicionamientos de materia constitucional al respecto, que es obviamente importante que se respete.

(El incidente del avión) ha quedado superado, fue efectivamente un momento de dificultad, pero afortunadamente, tanto las autoridades bolivianas como nosotros conseguimos reconducirlo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios