Podría ser considerado como un “crimen de guerra”

Critican a Israel por anexión de terrenos palestinos

El Premio Nobel Mario Vargas Llosa, el periodista israelí Gideon Levy y sobrevivientes del holocausto han criticado públicamente lo que consideran una “masacre” llevada adelante por Israel en Gaza.
viernes, 5 de septiembre de 2014 · 20:51
Aldea Global, agencias
 
El Gobierno de EEUU, como de varios países europeos y de otras regiones del mundo, criticaron la decisión del Ejecutivo israelí de anexionarse unas 400 hectáreas de tierra que están en una zona palestina en la denominada Cisjordania. La amplia extensión pertenece a los distritos de las ciudades palestinas de Belén y Hebrón.
No se ha apagado todavía el humo de los bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza, que causaron la muerte de 2.100 palestinos, la mayoría de ellos civiles y niños, cuando su Gobierno toma esta medida en la otra zona palestina, Cisjordania.
El Gobierno de unidad palestino consideró la acción como un "crimen de guerra”. El gabinete palestino, bajo la dirección del primer ministro Rami Hamdala, condenó duramente la medida y la incluyó entre las violaciones del derecho internacional que lleva a cabo Israel.
Israel declaró las 400 hectáreas como "tierras estatales”, al argumentar que no existen "reivindicaciones privadas” en esa zona por parte de palestinos, algo que claramente es falso, dijeron activistas de Cisjordania.
Las críticas a la medida provinieron incluso de sectores israelitas. Yair Lapid, ministro israelí de Finanzas y líder del partido Yesh Atid, criticó duramente la medida y consideró que "causa daño al Estado de Israel” y a su pueblo. ONG israelíes y movimientos pacifistas de ese país también criticaron la decisión.
 
Vargas Llosa
El Premio Nobel de Literatura  Mario Vargas Llosa  publicó hace poco una columna en la que critica en durísimos términos las acciones israelíes en Gaza. "La verdad de los hechos es que, por más feroz que haya sido el castigo infligido por el ejército de Israel a Gaza, y precisamente debido al sentimiento de impotencia y odio por lo ocurrido del millón y medio de palestinos que viven hambreados y medio asfixiados en esa ratonera, lo probable es que, una vez que el Ejército israelí se retire de la Franja y se restablezca ‘la paz’, las acciones terroristas se renueven, con nuevos bríos y un deseo de venganza atizado por los sufrimientos de estos días”, dice el texto.
El literato peruano agrega que "la política de Israel de incomunicar a Gaza y mantenerla en una suerte de cuarentena implacable, impidiéndole exportar e importar, cerrándole el uso del aire y del mar, permitiendo que sus pobladores salieran de ese gueto sólo a cuentagotas y después de trámites abrumadores y humillantes, contribuyeron al gran ‘fracaso económico’ que hoy día los halcones de Israel exhiben como prueba de la incompetencia de los palestinos para gobernarse a sí mismos”.
La columna del Nobel añade que "me he sentido asqueado y sublevado (tras visitar Gaza) por la miseria atroz, indescriptible, en que languidecen, sin trabajo, sin futuro, sin espacio vital, en las cuevas estrechas e inmundas de los campos de refugiados o en esas ciudades atestadas y cubiertas por las basuras, donde se pasean las ratas a la vista y paciencia de los transeúntes, esas familias palestinas condenadas sólo a vegetar, a esperar que la muerte venga a poner fin a esa existencia sin esperanza, de absoluta inhumanidad, que es la suya”.
Y luego compara la de los palestinos con la "agonía tan injusta y tan larval como la de los judíos en los guetos de la Europa nazi” y agrega que los palestinos fueron "masacrados por los cazas y los tanques de Israel, sin que ello sirviera para acercar un milímetro la ansiada paz”.
 
Gideon Levy
Otras críticas contra el Gobierno de Israel provinieron del periodista Gideon Levy, una de las muy escasas publicadas por la prensa de ese país. A diferencia de años anteriores, cuando los críticos a  los ataques contra los palestinos hacían escuchar su voz con claridad y con fuerza, hoy casi todos ellos están en silencio, atemorizados e imposibilitados de ir contra una opinión pública israelí cada vez más conservadora y militarista. Hoy, Levy es odiado por la mayoría de la población de su país por criticar las masacres cometidas por su Ejército contra la población civil palestina.
"Después del primer niño, nadie se inmutó; después de 50 ni siquiera se sintió un leve temblor; después de que murió el número 100, dejaron de contar; después del número 200, se culpó a Hamas. Después del niño número 300 sus padres fueron culpados. Después del niño número 400, inventaron excusas; después de 478 niños palestinos muertos a nadie le importa”, dice parte de su columna.
Y añade: "Luego llegó nuestro primer niño e Israel entró en shock. Y, en efecto, el corazón llora en la imagen de Daniel Tragerman, de cuatro años, asesinado la noche del viernes en su casa de Sha’ar Hanegev. Un hermoso niño, que una vez se sacó una foto con la camiseta del equipo de fútbol argentino, azul y blanco, con el número 10 en la espalda”.
Y más adelante le pide a sus lectores que se imaginen a los 478 niños palestinos muertos durante los recientes bombardeos. "Imagínense la cara monstruosa de la muerte de cientos de niños, no los nuestros, sino por causa nuestra. Imagíneselos haciendo una fila: 478 niños inocentes”, afirma el artículo.

Finalmente asegura que un "muro de hierro de negación e inhumanidad” es la que "protege a los israelíes de la obra vergonzosa que sus manos han cometido en Gaza”.

Sobrevivientes del Holocausto, a favor de la causa palestina

Centenares de sobrevivientes del Holocausto firmaron una carta publicada en una edición reciente del diario estadounidense The New York Times, que condena "la masacre de palestinos en Gaza” y que pide un boicot completo a Israel.
"Como supervivientes judíos y descendientes de las víctimas del genocidio nazi, inequívocamente condenamos la masacre de palestinos en Gaza y la ocupación y colonización de los territorios históricos palestinos”, afirma la misiva firmada por 327 supervivientes del Holocausto y sus descendientes.
La carta fue provocada por un artículo escrito por el escritor húngaro y superviviente del Holocausto Elie Wiesel, en el que acusaba al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) de "sacrificio de niños” y lo comparaba con los nazis, dice la agencia noticiosa EP.
Los sobrevivientes del Holocausto cargaron contra él. "Estamos indignados por el abuso de nuestra historia con el que Elie Wiesel ha tratado de justificar lo injustificable: los esfuerzos israelíes por destruir Gaza y el asesinato de más de 2.000 palestinos, incluyendo a centenares de niños. Nada puede justificar los bombardeos a refugios de la ONU, casas particulares, hospitales y universidades. Nada puede justificar la privación a la gente de agua y electricidad”, mantiene el texto, según EP.

"Estamos preocupados por la deshumanización de los palestinos en la sociedad israelí, que ha alcanzado niveles extremos. En Israel los políticos y líderes de opinión de los medios de comunicación han hecho comentarios públicos a favor del genocidio (palestino). Además los israelíes de extrema derecha están adoptando como suyos símbolos nazis”, denuncia la carta.

El Gobierno palestino consideró la decisión de anexarse 400 hectáreas de terrenos palestinos como un "crimen de guerra”. El gabinete palestino condenó duramente la medida.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios