LA CRISIS ECONÓMICA Y SOCIAL EMPEORA EN EL PAÍS LUEGO DEL RACIONAMIENTO ENERGÉTICO. LA OPOSICIÓN SUMA FIRMAS PARA CONVOCAR A UN REVOCATORIO

Venezuela, en medio de penumbras

El Gobierno venezolano determinó que los empleados públicos trabajen sólo dos días a la semana, para reducir el consumo de electricidad. Los opositores ven en esta medida afanes para trabar el plebiscito que busca sacar a Maduro del poder. Se han registrado protestas en diversas ciudades.
domingo, 1 de mayo de 2016 · 00:00
Juan Eduardo Araos
Es periodista
 
Venezuela está en penumbras y no sólo por los cortes de energía eléctrica que afectan a gran parte del país y que han obligado al Gobierno a reducir a dos los días laborales para los empleados públicos. La crisis económica y política ha empeorado en las últimas semanas y la oposición se organiza para impulsar un plebiscito para lograr la revocatoria del presidente Nicolás Maduro.

Los cortes de energía se deben, según el discurso oficial, a la grave sequía que afecta la generación en la
principal hidroeléctrica, al sur del país, y que genera el 70% de la electricidad. 

El Presidente, el jueves de la semana pasada, justificó la medida señalando que 63% del consumo de electricidad se concentra en la zona residencial, y la población no tomó conciencia de la necesidad de ahorrar.
 
Sin embargo, hay otras versiones que dan cuenta que los problemas en la política energética se deben al despilfarro. El analista Leonardo Vera, en un artículo de Infolatam, recuerda que en los últimos cinco años se destinaron cerca de 30.000 millones de dólares en inversiones para recuperar la infraestructura termoeléctrica. Pero una buena parte de las obras no se terminaron.

En otros casos los equipos instalados eran obsoletos, de segunda mano y nunca generaron energía.
 
Ya el año pasado, con una economía cayendo en casi cinco puntos del Producto Interno Bruto, Venezuela
presentó un déficit de energía eléctrica, según los técnicos, cercano a los 1.100 megavatios.

Además, el presidente Maduro anunció que desde el 1 de mayo cambiará el huso horario del país con el
objetivo de ahorrar energía. Una medida similar asumió, en 2007, el entonces presidente Hugo Chávez.
 
Venezuela pasó a ser así el único país del mundo en tener una hora exclusiva: cuatro horas y media
menos que el Meridiano de Greenwhich (GMT -4:30).
 
Horas de trabajo y revocatorio Maduro además determinó rebajar a dos los días de trabajo de los empleados públicos (durante al menos 15 días, aunque muchos consideran que la medida se extenderá).

Hace unos días ya los había reducidos a cuatro días. 

La medida perjudica a miles de venezolanos que, directa o indirectamente, realizan trámites burocráticos,
pero también pone contra la pared al aparato económico, advierte La opositora Mesa de la Unidad
Democrática (MUD) instaló varios puntos en plazas y avenidas para recolectar firmas equivalentes al 1% de los electores, con las que podrían  solicitar ante el árbitro electoral que active la consulta popular. 

El detalle es que la oposición  debe conseguir el 1% del padrón en los 24 estados del país (si no lo hace, se inhabilita el proceso) y luego el organismo electoral verificará la información y se prevé que aquí se ralentice el proceso, tomando en cuenta que la ley le faculta contactar a quienes firmaron el pedido del plebiscito.
 
Esto genera recelo en algunas personas debido a que existe el recelo de sufrir represalias, como pasó tiempo atrás cuando más de algún funcionario público fue despedido por apoyar un referéndum contra Chávez.
Sin embargo, mucha gente rompe el miedo. "Estoy triste y angustiada por esta situación”, dijo Isadora Guedez, una conserje de 56 años que firmó en una zona del centro de Caracas. "Yo voté por (Hugo) Chávez y jamás pensé que vendría esta desgracia. Me equivoqué, pero ya no más”, agregó haciendo alusión a Maduro, sentencia
la mujer, según Infolatam.

El presidente Maduro ha reiterado en varias oportunidades que bloqueará las iniciativas que puedan conducir
a su destitución y ha denunciado que sus críticos traman un golpe de Estado. Basta ahora ver de qué manera podría  frenar la consulta, si es que ésta se aprueba. ten los empresarios.
 
Pero, para la oposición, la medida  en realidad busca trabar la intención de convocar un plebiscito para 
revocar el mandato.

El problema es que debido a la reducción de la jornada laboral se duda que el Consejo Nacional Electoral
(CNE) logre revisar a tiempo las 197.978 firmas (1% del padrón electoral) que se necesitan para convocar
el referéndum revocatorio.
 
Si no hay rapidez, es posible que el plebiscito se realice el 10 de enero de 2017, lo cual derivará –según las
normas- a que si Maduro es revocado asuma su Vicepresidente, con lo cual el poder seguiría en manos de
los chavistas.
 
Sin embargo, si los tiempos se aceleran es posible que el plebiscito sea convocado antes de esa fecha. Si esto ocurre, y si es que gana la decisión de revocar al Mandatario, se deberá convocar a elecciones.

Para dar rapidez a la convocatoria, la oposición dijo que este lunes entregará los libros con las firmas (aunque la ley le da 30 días). 
 
Malestar
 
En los últimos días, la gente ha salido a las calles a protestar en varias ciudades. En algunos casos las
protestas derivaron en actos vandálicos y las autoridades han señalado que las protestas tienen fines desestabilizadores.

Las etiquetas #MaduroEsOscuridad y #LaCorrupcionNosQuito- LaLuz se volvieron tendencia en Twitter el lunes entre usuarios que acusan al Gobierno de discriminar a las ciudades del interior del país y dar prioridad a la capital.
 
Algunos Detalles
  • La Constitución de Venezuela permite revocar todos los cargos de elección popular transcurrida la mitad de su mandato que, en el caso de Maduro, se cumplió en enero del 2016.
  • La oposición está presionando para que el plebiscito se realice este año, pues si se dilata hasta el  próximo un vicepresidente nombrado por Maduro asumiría el mandato hasta el final del periodo en
    2019.

"¡No sé a dónde vamos a llegar!” 

 

Santa Teresa del Tuy (Venezuela) / AFP.-

"¡No sé a dónde vamos a llegar!”, exclama con desazón Pedro Tarazona, un comerciante que como millones de venezolanos lidia desde el lunes con drásticos apagones que podrían resentir aún más la maltrecha economía del país petrolero. Tarazona administra una carnicería en Santa Teresa del Tuy (70 kilómetros al sureste de Caracas),
donde se empezó a aplicar un racionamiento de energía de cuatro horas diarias que abarca a ocho de los 23 estados venezolanos, debido a una prolongada sequía por el fenómeno El Niño.

Del plan original fueron excluidos Caracas y el estado Vargas (norte), y tampoco aplica en hospitales, aeropuertos e instalaciones de cuerpos de seguridad. 
 
Tarazona esperaba el corte a partir del mediodía, pero lo sorprendió con casi dos horas de retraso, con lo cual dejaron de funcionar varias neveras con carne de res y pollo, y un ventilador que apenas si refresca un ambiente abrasado por el intenso calor.

De inmediato dos clientes abandonaron el local al no poder pagar con tarjeta, pues el datáfono también requiere electricidad. 
 
Este aspecto es sensible en un país con la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015), que esfuma los devaluados bolívares y obliga a usar grandes cantidades de efectivo. Para pagar un kilo de pollo, los clientes habrían precisado 30 billetes de la más alta denominación (100).

 "El hampa está tan arrecha (desbordada) que no se puede andar con tanto efectivo. Por acá nos han robado a todos”, cuenta Tarazona, de 38 años, preocupado además de que los productos y las neveras se puedan dañar, como ya le ha ocurrido antes, pues los cortes intempestivos son el pan de cada día en Santa Teresa.
 
Los apagones fueron anunciados por el presidente socialista Nicolás Maduro el jueves de la semana pasada, debido a la sequía que mantiene en niveles críticos la central hidroeléctrica El Guri, que provee 70% de la energía del país.
 
El país sufre el mayor retroceso económico del mundo
 
El Fondo Monetario Internacional,  en su reporte de Perspectivas Económicas Mundiales, acaba de señalar que la economía venezolana estará registrando una caída del Producto Interno Bruto de 8%, el mayor retroceso de cualquier país a nivel mundial y una tendencia que acumularía tres años consecutivos de contracción económica.
 
La estimación para Venezuela coincide con la hecha en una nota de prensa hace unos días por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) donde la caída se proyecta en 6,9%, y con la hecha en el mes de marzo por la firma consultora Latin Focus, que ubicó un retroceso de 7,2 puntos del PIB.

De materializarse esta expectativa de crecimiento, Venezuela habrá perdido para final del año y con respecto al año 2013 más de una tercera parte de su PIB por habitante, sin contar los estragos que la crisis económica ha venido causando en el poder de compra y en la calidad de vida de la población. 

Venezuela es el único país del mundo hoy día con inflación de tres dígitos (con registros mensuales de 15%); con escasez de alimentos y medicinas por encima de 50%, y con una creciente
precarización del trabajo, a decir por el desconcertante fenómeno del "bachaqueo” (o comercio informal de compra y reventa de productos con precios controlados). 

La encuesta de condiciones de vida, ENCOVI, conducida por tres universidades nacionales, estima que el 73% de los hogares en Venezuela han caído por debajo de la línea de pobreza.

Dos años antes, en 2103, la porción de los hogares en situaciónde pobreza estaba en sólo 31%. 

Por su parte, la encuesta Datanálisis, dada a conocer en el mes de abril, señala que 84% de la población considera que la situación del país es mala o muy mala. 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Comentarios