No se resuelve ninguno de los problemas que aquejan a ese país

Venezuela, un peldaño más hacia el caos

Asumiendo atribuciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), el presidente Nicolás Maduro descartó la realización del referéndum revocatorio porque, dijo, la oposición estaba preparando un “gran fraude”. Ello ha encrispado aún más a un país en grave tensión.
domingo, 22 de mayo de 2016 · 00:00
Aldea Global / Agencias

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, tomó tres medidas graves esta semana que confirman que su país puede estar atravesando una crisis muy seria, pero él no tiene entre sus planes ni renunciar ni respetar la legalidad democrática: dijo que se descartaba la realización de un referéndum revocatorio, que la Asamblea Nacional (Parlamento) podría ser cerrada y aprobó un decreto supremo que le da amplios poderes políticos y económicos.
 
Asumiendo atribuciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), descartó el referéndum porque, dijo, la oposición estaba preparando un "gran fraude”; sobre la Asamblea, que es dominada por la oposición, expresó que "es cuestión de tiempo para que desaparezca”, pues ésta "perdió vigencia política”. Y finalmente aprobó un decreto de excepción que le da amplios poderes para enfrentar, durante 90 días, renovables, la crisis social y económica que afecta a Venezuela ante el supuesto riesgo de "golpe de Estado”.
 
La Asamblea Nacional, que está facultada por la Carta Magna para validar o negar los estados de excepción decretados por el jefe de Estado, ya había rechazado una emergencia económica anterior y su prórroga en los últimos meses, que no obstante fue validada por el Tribunal Supremo de Justicia, una decisión que fue considerada como ilegal.
 
Las acciones de Maduro no han hecho más que llevar al país un poco más cerca del caos. Una fuerte manifestación de protesta, que buscaba llegar hasta las puertas de la CNE para exigir la organización del referéndum, fue reprimida por la Policía, mientras se escuchan más voces de líderes internacionales que señalan que el revocatorio es la "única salida” a la crisis actual, que se refleja en una elevada inflación, aguda escasez de alimentos y medicinas, caída de la producción y fuerte recesión económica. También la salud atraviesa por un momento de extrema dificultad (ver nota aparte), la delincuencia llegó a nuevos extremos este mes (Caracas es la ciudad más insegura del mundo si se consideran países que no están en guerra) y persiste la represión política y las presiones a los ya muy pocos medios independientes.

Pedidos sobre el revocatorio
 
El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, se sumó a un creciente número de líderes internacionales, como su compatriota Luis Almagro, secretario general de la OEA, y otros, que exigen que se permita el desarrollo del revocatorio. La oposición necesitaba menos de 200 mil firmas para poner en marcha el proceso, y entregó 1,8 millones de ellas, pero la CNE, que debía analizar en cinco días y no lo ha hecho hasta ahora, aún no se manifiesta, casi tres semanas después.
 
Además, entraron en escena el expresidente del Gobierno español  José Luis Rodríguez Zapatero  y el exmandatario panameño Martín Torrijos. Ambos se reunieron con el presidente Maduro en el Palacio de Miraflores, en una movida que pretende allanar el camino al diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición, para la convocatoria a un posible referéndum. En Venezuela algunos analistas consideran esta iniciativa como destinada al fracaso, ya que Maduro ha dado señales de que no cederá en su intención de que no sea convocado el referéndum.
 
Ante todo esto, la advertencia más fuerte provino del líder opositor venezolano y excandidato Henrique Capriles, quien advirtió sobre un estallido si el Gobierno persiste en impedir que se celebre un revocatorio. "Si ustedes trancan la vía democrática, nosotros no sabemos qué puede pasar en este país. Venezuela es una bomba que en cualquier momento puede explotar. Y, por lo tanto, convocamos a todo el pueblo para que se movilice por el revocatorio”, dijo. Las próximas semanas serán cruciales para el futuro del pueblo venezolano. (RPU)
 
Cronología de la Crisis 

Aldea Global / Agencias

2013. El 5 de marzo muere el presidente Hugo Chávez, líder de la "revolución bolivariana”.
  
2013. El 14 de abril se realizan nuevas elecciones, en las que Maduro gana con apenas 1,5 puntos de diferencia a Henrique Capriles.
  
2013. Maduro denuncia la existencia de una "guerra económica” de la oposición y empresarios para derrocarlo. La época de las vacas gordas pasaba a ser un mero recuerdo en el país con las mayores reservas de crudo del mundo, que recibió por su exportación una verdadera fortuna entre 2004 y 2015: 750 mil millones de dólares.
  
2014. En julio, el barril de petróleo cayó de 98,98 dólares a 47,05 dólares al finalizar el año.
  
Empieza la escasez de alimentos y medicinas y los insumos para la industria se disparan, en medio de un férreo control de precios y de cambio.
  
Con un deterioro de la calidad de vida, el sector radical de la oposición, liderado por Leopoldo López, se vuelca a las calles para exigir la renuncia de Maduro.
  
2014. Entre febrero y mayo  las protestas dejan 43 muertos.
  
2015. En septiembre acusan de incitar a la violencia a López y lo apresan con una condena de 14 años de cárcel.
  
2015. La inflación sube sin control, pasa de 68,5% de 2014 a 180,9% en 2015, la más alta del mundo.
  
2016. El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta una inflación de 720% y para 2017 un 2.200% para 2018.
 
Dos uruguayos al ataque
 
Aldea Global / Agencias

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el expresidente de Uruguay José "Pepe” Mujica  se enfrentaron al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, luego de que éste hiciera excesivas declaraciones en contra de quien fuera Canciller de Uruguay.
 
"No soy traidor (...) Pero tú sí lo eres, Presidente, traicionas a tu pueblo y a tu supuesta ideología con tus diatribas sin contenido, eres traidor de la ética de la política con tus mentiras y traicionas el principio más sagrado de la política, que es someterte al escrutinio de tu pueblo”, dijo Almagro, en contundente respuesta, después que Maduro lo llamara "agente de la CIA” y "traidor”.
 
El duro cruce entre Maduro y Almagro se produce en momentos en que el secretario general de la OEA evalúa, a petición de la oposición venezolana, invocar la Carta Democrática para forzar a que los 34 países miembros del organismo continental tengan que abordar la situación política y social de Venezuela.
 
"Pepe” Mujica, por su parte, salió en defensa de su ex Canciller y marcando distancia por primera vez con respecto a Maduro, dijo: "Almagro no es ningún traidor, es un abogado, es un esclavo del derecho. Yo discrepo con Almagro en algunas cosas, pero también discrepo con Maduro”. Sobre Maduro, dijo: "Le tengo gran respeto, pero eso no vale que no le diga que está loco, está loco como una cabra”, afirmó el actual senador uruguayo.
 
Mujica tuvo una estrecha relación con Hugo Chávez e impulsó que Venezuela ingresase al Mercosur. Tras la muerte de Chávez mostró todo su respaldo a Maduro.
 
Cinco bombas de tiempo
 
La situación venezolana ha ingresado en una suerte de impase que hace temer que estalle la violencia. El presidente Nicolás Maduro ha señalado que no se realizará el referéndum revocatorio, añadiendo más crispación a la ya tensa situación política.

Analistas políticos han detectado cinco bombas de tiempo que podrían estallar en ese país:
 
El Estado de excepción y emergencia económica: el Gobierno ampliará su poder durante los meses de mayo, junio y julio ante la posibilidad de un golpe de Estado. Ello ha generado irritación y críticas de la oposición.
 
Confiscación de fábricas paralizadas: la medida que podría ir encaminada a la confiscación de cuatro plantas de Empresas Polar, la mayor productora de alimentos y bebidas del país. Ello podría generar enfrentamientos con los empleados y obreros.
 
Preparación del Ejército para "cualquier ataque”: Maduro ha ordenado a las FFAA bolivarianas mostrar su poderío y prepararse para "cualquier escenario”. Ordenó que sean comprados nuevos equipos, valorados en cerca de 500 millones de dólares.
 
Manifestaciones de protesta: El excandidato a la presidencia Henrique Capriles, junto a miles de venezolanos, exige que se autorice el trámite del referendo, y para ello convoca a protestas callejeras.
 
Cortes de luz, agua y escasez de alimentos: a la escasez de alimentos básicos, se suman los continuos cortes de luz y agua que se han intensificado en las últimas semanas debido a la sequía, provocando saqueos, barricadas y protestas en al menos siete estados del país. (El Confidencial)

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios