Trump y Clinton, dos políticos resistidos

A menos que haya una gran sorpresa, ya se sabe quiénes serán los virtuales candidatos presidenciales en EEUU, el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton.
domingo, 8 de mayo de 2016 · 00:00
Aldea Global / Agencias

Con la renuncia de los precandidatos Ted Cruz y John Kasich a la candidatura republicana, la vía ha quedado expedita para que Donald Trump, el polémico empresario, sea el candidato que enfrentará, muy probablemente, a la demócrata Hillary Clinton, ex primera dama de su país y exsecretaria de Estado.

Con un ambiente despejado, tras haber derrotado a Cruz, su más obstinado rival, Trump podrá enfocar sus planes hacia la convención republicana y la campaña presidencial de finales de año. Este resultado también tiene repercusiones para los demócratas ya que si bien Hillary Clinton ha sufrido una derrota en Indiana, el último estado en haber votado en las primarias, lo más seguro es que ganará la contienda de su partido frente a Bernie Sanders y deberá prepararse para un oponente republicano muy poco convencional, por decir lo menos.
 
Pero en esta pugna Trump no la tendrá fácil. Si bien haber ganado a todos sus contrincantes republicanos fue imprevisto, más tomando en cuenta su tono burlón, despreciativo y agresivo con trazas de racismo, clasismo y machismo, ganar una elección general es otra cosa. Casi todas las encuestas señalan que Clinton lo ganará con facilidad. El promedio de éstas, según un estudio de Real Clear Politics, le da a Clinton una ventaja de 6,7 puntos porcentuales sobre Trump: 47,4% frente a 40,1%.
 
Sin embargo, ambos parten de una realidad desmoralizadora. Serán los candidatos a presidente con menor popularidad de la historia reciente, según las encuestas. Trump recibe el rechazo de dos tercios de los norteamericanos. Sólo en las propias filas republicanas, casi la mitad se manifiesta contrario al que será probablemente su candidato. A Clinton no la acepta el 55% de los votantes del país. Aunque menor, su impopularidad también supera a todos sus predecesores demócratas desde la década de los años 80.

Lo que se espera
 
Ambos equipos de campaña ya han hecho conocer cuál será el tono que se usará en lo que resta de la competencia. Corey Lewandowski, responsable de la campaña de Trump, ha dicho: "Trump va a seguir siendo Trump; no habrá cambio de estilo”. Seguramente como ya se le vio hacer en las primarias republicanas, Trump tocará todos los temas polémicos y utilizará toda línea de ataque. Otra muestra de lo que se espera de su comportamiento es lo que el magnate acaba de decir al Washington Post sobre Clinton: "Su pasado es realmente lo que vale, no lo que planea hacer en el futuro… su pasado está lleno de problemas, para hablar sin rodeos”.
 
Trump ya mencionó la infidelidad que sufrió Hillary cuando su marido, el expresidente Bill Clinton, admitió una relación extramatrimonial con la becaria Mónica Lewinsky durante su segunda presidencia.
 
El entorno de Clinton tampoco prevé sorpresas. Sabedores del comportamiento del oponente, señalaron: "No esperamos cambios, sino más insultos y acoso, pero eso no va a hacer descarrilar a Hillary”. Un comunicado de John Podesta, asistente de campaña de Clinton, agregó: "A lo largo de esta campaña, Donald Trump ha demostrado que él es una persona que divide y no posee el temperamento para liderar nuestra nación ni al mundo libre, Trump es simplemente un riesgo demasiado grande”.
 
La campaña de Clinton tratará de pintarlo como un peligroso y errático inquilino para la Casa Blanca.
 
Ya lo ha hecho sobre la polémica de la inmigración: "Unos quieren levantar muros; otras queremos construir puentes”, dijo Clinton. El llamamiento a la unidad del país va a ser una constante en Clinton, quien se va a presentar en la campaña como "una líder para ayudar a las familias en salir adelante en su día a día, ante las dificultades económicas”, según expresó Robby Mook, mánager de la campaña de la candidata demócrata.
 
Clinton encabeza las encuestas
 
Aldea Global / Agencias

Hillary Clinton a la cabeza. La Fundación Real Clear Politics hizo un estudio de 37 encuestas nacionales realizadas en EEUU en los últimos 12 meses y detectó que 34 de ellas la dan como ganadora en la elección presidencial de noviembre próximo. Aunque Clinton no ha asegurado todavía oficialmente su candidatura, tiene una cantidad de delegados inalcanzable para su competidor demócrata Bernie Sanders. Y algunos demócratas ya la dan como casi segura presidenta.
 
Real Clear Politics le da a Clinton el 47,3% de los votos, frente 40,8% para Trump. Aunque faltan todavía meses para los comicios, los analistas creen que esta tendencia será difícilmente revertida.
 
Los sondeos analizados por Real Clear Politics establecen que Trump tiene una imagen desfavorable del 63% a
nivel nacional. Esas cifras son similares a los promedios que tuvo el presidente George Bush (h) durante sus últimos meses de su mandato, previos a la llegada de Barack Obama al poder.
 
Aunque la popularidad de Trump es muy mala en general, se queda muy atrás en términos de la imagen negativa que la mayoría de los hispanos y afroamericanos tienen del empresario neoyorquino. Ello hace inviable su victoria presidencial.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
2

Comentarios