¿Estamos a tiempo para evitar un desastre

La ciencia lleva décadas intentando definir dónde se encuentra el precipicio climático y qué hay después de él. Los gobiernos del mundo deben escuchar más a la ciencia y ceñirse a los presupuestos de carbono.
domingo, 12 de junio de 2016 · 00:00
Aldea Global / Marcel Llavero y Anna Pérez
 
Imagínese conduciendo un auto, con toda su familia y amigos. Va, a toda velocidad, rumbo a un abismo, le faltan solo 100 metros para despeñarse y lo que viene es incierto. Intenta frenar, pero ¿está a tiempo de evitar la caída? 
En esta misma situación se encuentra la sociedad mundial delante de la inminencia de una deriva climática de dimensiones desconocidas. In-tentamos frenar las emisiones de efecto invernadero, ¿pero habrá tiempo para evitar un desastre climático global? 

La ciencia lleva décadas intentando definir dónde se encuentra el pre-cipicio climático y qué hay después de él. En diciembre pasado, si-guiendo las recomendaciones de los más reconocidos expertos, los lí-deres mundiales acordaron limitar el calentamiento global muy por de-bajo de 2ºC y aspirando a 1,5ºC, en el Acuerdo de París. Lo más preo-cupante, quizás, es que no sabemos del todo qué riesgos conlleva un calentamiento de 1,5ºC, aunque sí sabemos que son mucho menores que los riesgos de los 2ºC. Por ejemplo, algunas de las islas de baja altitud del
 Pacífico podrían desaparecer por completo solo con un ca-lentamiento de 1,5 grados, o impactos como sequías muy severas, ti-fones más fuertes, que ya vemos hoy en día, podrían agravarse signifi-cativamente solo con esta temperatura.

Emisiones
 
En 2014, el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático presen-tó una publicación referida al tema, que sienta las bases del presupues-to de carbono y en el que cuestionó cuántas toneladas de CO2 nos quedan por emitir para evitar los 2ºC de calentamiento global. Según Josep Xercavins, experto en cambio climático, la respuesta no es tan clara, principalmente porque es difícil cuantificar las emisiones históri-cas con precisión. Por ejemplo, si queremos mantener el calentamiento a 1,5ºC con un 66% de probabilidad nos quedan unos 195 gigatonela-das (Gt) de CO2; para 2ºC con un 66% de probabilidad nos quedan 795 Gt.
 
La ciencia ya ha determinado que el abismo no está muy lejos. Hasta hoy el calentamiento global ya alcanzó el 1ºC de aumento respecto de la era preindustrial y emitimos unas 40 Gt de CO2 anuales. A ese mis-mo ritmo, según Carbon Brief, en 2021 la temperatura de la tierra ha-brá alcanzado el límite de aumento propuesto de 1,5ºC, por lo cual es preciso reducir radicalmente las emisiones a partir de ahora.
 
Por lo tanto, sí hay certeza es que estamos muy cerca del precipicio y que nunca habíamos estado yendo, como humanidad, a tanta veloci-dad, por lo que se necesita frenar drásticamente y de inmediato el uso de combustibles fósiles. Los gobiernos deben escuchar más detenida-mente a la ciencia y ceñirse a los presupuestos de carbono que deben evitarnos la caída. Todos podemos contribuir a la transición.
 
Flores con menos aroma por calentamiento global
 
La subida de las temperaturas está afectando a todos los seres vivos, incluyendo a las plantas. Ellas pueden crecer más rápido gracias a la creciente concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, pero también se están encontrando con un serio problema: sus flores emiten menos aroma, por lo que a los insectos polinizadores les cuesta más encontrarlas, según Alon Can’ani, científico de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Así, las altas temperaturas interfieren en el mutualismo planta-polinizador, la cual es facilitada por el color de la flor y por su aroma.

Can’ani ha descubierto que dos variedades de Petunia hybrida, que han sido cultivadas en condiciones térmicas elevadas, produjeron menos aroma al aclimatarse a unas temperaturas comprendidas entre 22 y 16ºC durante la noche, y 28 a 22ºC durante el día.Si no se produce suficiente aroma, muchas plantas podrían dejar de existir antes de lo que imaginamos. 
 
Trabajo infantil, un problema pendiente
 
Aldea Global
 
Se calcula que en todo el mundo existen 158 millones de niños y niñas de entre cinco y 14 años que trabajan en diversos oficios, según datos del Fondo para la Infancia de Naciones Unidas, Unicef.

Hoy, 12 de junio, se conmemora el Día Internacional contra el Trabajo Infantil por una disposición de la Organización Internacional del Trabajo, de 2002.  
 
Millones de niños y niñas trabajan en todo el planeta, incluido Bolivia, en difíciles condiciones. En África subsahariana, aproximadamente uno de cada tres niños y niñas trabajan, lo que representa una cifra de 69 millones de menores de edad; en Asia meridional hay otros 44 millones; los restantes 45 millones de niños y niñas trabajadores están distribuidos en el resto de los continentes.
 
Según la publicación Estado Mundial de la Infancia, de Unicef, quienes viven en hogares pobres y en zonas rurales están más expuestos a ser víctimas del trabajo infantil.
 
Por lo general, en el caso de las niñas, millones de ellas trabajan como empleadas domésticas y están expuestas a la explotación y el maltrato.
 
El trabajo infantil entorpece el desarrollo físico, psíquico y educacional de los menores; y en su mayoría abandonan la escuela en los primeros grados y en muchos casos son analfabetos funcionales.
 
Velar por que todos los niños y niñas vayan a la escuela y reciban una educación de calidad es la clave para prevenir este flagelo.
 
Cuando en el mundo se debate este enorme problema pendiente para la sociedad y se buscan soluciones, como un contrasentido en Bolivia se aprobó en 2014 el trabajo infantil a partir de los 10 años.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia

Otras Noticias