El Estado Islámico patenta el terror global

La ejecución de rehenes mostró la capacidad de la yihad para sembrar miedo.
lunes, 15 de diciembre de 2014 · 21:43
Ramón Grimalt / La Paz
 A James Foley lo decapitaron en nombre de Alá. Pero, como suele suceder entre los fanáticos religiosos, el fundamentalismo es la excusa perfecta para justificar otros intereses mucho más mundanos.
No es extraño que el impresionante  video de la ejecución de Foley conmocionara a la sociedad occidental y avivara la llama del miedo al integrismo islámico que se creía sepultado con el cadáver de Bin Laden en alta mar.  
Precisamente, el declarado califa Abu Bakr Al Bagdadi tomó el relevo de Osama y se convirtió con el tiempo en la peor pesadilla de Washington.
 Al Bagdadi creó el Estado Islámico (IS), extendiéndose sobre un vasto territorio desde Alepo, el bastión rebelde contra el presidente Bashar Al Asad en Siria, hasta los valles del Tigris y el Éufrates en Irak e inició un régimen de terror que se tradujo en la persecución de cristianos kurdos y la violación permanente de derechos humanos.
De paso, y en una hábil maniobra de propaganda,  utilizó los medios de comunicación digitales para difundir un llamado a la yihad (guerra santa)  convocando a los musulmanes que viven en Occidente a alistarse en la gran lucha contra "un sistema opresor”. Y tuvo éxito. La constatación de que el verdugo del periodista estadounidense es de origen británico demostró que las redes del EI para captar adeptos son eficientes y eficaces.
"El Estado Islámico tiene una estructura orgánica más simple que Al Qaeda, pero desarrolla una gran capacidad de maniobra en los territorios conquistados, cuenta con tropas irregulares forjadas en combate en la guerra civil siria y dispone de  un uso preciso y efectivo de la propaganda”, describe el analista Chris Bondie en la revista especializada en Defensa Jane’s Magazine.
Pero el EI trasciende el concepto estadounidense de "organización terrorista”. Al Bagdadi pretende cimentar su califato en el desarrollo económico, incluso la acuñación de su propia moneda y la imposición del islam como "única doctrina verdadera”.
Su estrategia pasa por controlar campos petroleros en Irak y "coquetear abiertamente con los capitales de Catar y los Emiratos Árabes, donde el califa tiene importantes patrocinadores”, escribe el periodista Omar Walid.
   No es extraño, por lo tanto, que el presidente de EEUU, Barack Obama, lidere una coalición internacional para frenar al EI.

Aviones estadounidenses bombardearon posiciones estratégicas de la organización en suelo sirio e iraquí, pero no consiguió siquiera agrietar su base. Es más. Después de James Foley, el EI ejecutó a Steven Sotloff,  Alan Henning, David Haines y Peter Kassig por si quedaban dudas.

Israel atacó a Hamas en la Franja de Gaza
El Gobierno conservador del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, autorizó el 8 de julio la Operación Margen Protector de represalia por el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes por la organización palestina de corte islamista  Hamas.
La acción militar fue devastadora en la Franja de Gaza, con intensos bombardeos que afectaron a la población civil, con un saldo superior a los 2.000 muertos. La comunidad internacional, con la excepción de EEUU, condenó la ofensiva  israelí.
  El 26 de agosto, tras 50 días de combate, se acordó un alto el fuego considerado "frágil” por la Autoridad Palestina.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios