El encuentro se jugará en Ammán, desde las 11:00 hora boliviana

Uruguay visita a Jordania en partido de ida del repechaje

El otro partido de la jornada de hoy será el que sostendrán México y Nueva Zelanda, en casa del primero, a partir de las 16:30.
martes, 12 de noviembre de 2013 · 21:27
EFE / Madrid
La selección de Uruguay jugará hoy en Ammán, desde las 11:00 hora boliviana, ante la de Jordania como parte de los últimos restos que quedan para encontrar plaza en el Mundial de Brasil y con una formación altamente ofensiva apostará por sacar las tres unidades ante un rival entusiasta y aplicado, que tiene el sueño de dar una sorpresa.
Sin Diego Forlán desde el comienzo, pero con los creativos Nicolás Lodeiro y Cristian Rodríguez y los arietes Cristhian Stuani, Luis Suárez y Edinson Cavani, la celeste se plantea un partido de ida de repesca como si no hubiera mañana.
Jordania nunca jugó un Mundial. Llegó ahora a la última etapa de clasificación tras quedar tercera en su grupo, por detrás de Japón y Australia, y superar en repesca a Uzbekistán tras empatar 1-1 en ambos partidos y ganar en tanda de penales por 9-8.
Los uruguayos quedaron quintos en las Eliminatorias sudamericanas, el mismo lugar que ocupa en el ranking de la FIFA, mientras que la selección jordana está en el puesto 70.
El seleccionador de los Nashama (los valientes), el egipcio Hosam Hasan, sustituyó al iraquí Adnan Hamad y desde entonces ha imprimido carácter y disciplina táctica a sus dirigidos, que se han hecho fuertes jugando en casa.
Hasan jugó con Egipto el Mundial de Italia 90 y esa experiencia crea ilusión entre los jordanos.
 México recibe a Nueva Zelanda
La selección de México recibirá hoy  (16:30 de Bolivia) a la de Nueva Zelanda en el partido de ida de la repesca, que marca la última oportunidad para tener una plaza en el Mundial de Brasil.
Después de su fracaso en las Eliminatorias de la Concacaf, en las que no pudo ganar uno de los tres pases directos al Mundial, y de cambiar cuatro veces de entrenador, México apuesta por una fórmula netamente casera para mejorar el semblante futbolístico y derrotar a su rival de turno.
 Con los nervios que le dejó la mala racha y la necesidad de salvar para los anunciantes un negocio de millones de dólares, la selección de México ha pasado por una cirugía para encarar los que son considerados ahora como "los dos partidos más importantes que tendrá en 50 años”.
Nueva Zelanda, que dirige Ricki Hebert, por historia tiene menos galones que la mexicana, pero la teórica inferioridad futbolística es el argumento que esgrimen los sensatos para pedir a su rival que no se confíen.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias