MInuto 90

La vergüenza de quienes dirigen el fútbol boliviano

Emilio García CarrascoPeriodista español
lunes, 09 de diciembre de 2013 · 21:05
La Liga profesional de Bolivia está compuesta por 12 clubes que juegan el torneo de Apertura en el segundo semestre del año.
Dato aterrador: De esos 12 equipos, nada más y nada menos nueve entrenadores que comenzaron el torneo han dejado sus equipos. Sólo tres permanecen en sus puestos: Miguel Ángel Portugal, de Bolívar; Villegas, en The Strongest, y Vega, en el Universitario de Sucre. Increíble, pero cierto…
… Es la levedad y fragilidad con que esta profesión de entrenador  es maltratada y deambula por los terrenos de juego, campos y estadios de Bolivia, donde el fútbol es una pasión pero las estructuras son una deserción y una invitación permanente a dar la espalda al deporte, a la competición, a la ilusión, etcétera.
Padecemos unas  estructuras "guiadas” -que es mucho decir-  por dirigentes que son capaces de decir que "su equipo saldrá a jugar con la "Sub-15” ante The Strongest porque le conviene que éstos y no Bolívar queden campeones” (sic). Así de "agusto” se queda un dirigente, señor Salamanca -por decirle algo y en minúsculas porque no se merece más-,  que al tiempo que malpreside al Real Potosí es también el tesorero de la Federación Boliviana de Fútbol. ¡Qué bochorno!
O, también, unos pseudodirigentes de la Liga de fútbol profesional que permiten que el equipo juvenil de Oriente Petrolero suplante a sus mayores porque éstos están en huelga al llevar tres meses sin cobrar sus salarios, adulterando con su apoyo, inacción e hipocresía la competición, por completo. ¡Lamentable!
Lo peor de todo esto es que ¡¡¡está incluido en el reglamento!!! Terrible y ver para creer. Lo acordaron todos los clubes, en una actitud de "hagamos esto por si algún día me toca a mí”.  Es de una poca vergüenza que insulta el más mínimo sentido común. Es un "hoy por ti y mañana por mí” que resquebraja cualquier sentido elemental de fair play, deportividad, ejemplo para los más jóvenes, etcétera y todo lo que se quiera porque se cae la cara de pudor…
¡Ah!, y a todo esto, FABOL, el gremio de los jugadores, haciendo la vista gorda, y permitiendo que unos futbolistas -legítimamente en huelga- sean ultrajados en sus derechos fundamentales al ser suplantados por juveniles… ¡Menudo ejemplo! ¡De vergüenza ajena!
La pregunta parece muy obvia: ¿Qué pasaría si unos mineros, en huelga, fueran sustituidos por otros trabajadores? La respuesta parece, también, muy evidente. La mala noticia para el fútbol en Bolivia, diría que para toda la sociedad boliviana, es que todos conocen la dimensión de la golfada que se está cometiendo, pero todos miran hacia otro lado… ¿He dicho todos? NOOOOOOO… NO TODOS. Hay profesionales que lo han denunciado, como Miguel Ángel Portugal. Sombrerazo para un caballero del deporte que se rige por VALORES, y no por conveniencias que echan por tierra el más primario concepto de compromiso con la HONESTIDAD…
… Que alguien pare esta desvergüenza. Ya es tarde, pero si lo dejamos para más adelante, será peor.

Esta  opinión fue extractada del sitio www.miguelangelportugal.com.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias