Minuto 90

San Lorenzo, un triunfo en el caos

Daniel Arcucci Columnista de La Nación
lunes, 16 de diciembre de 2013 · 23:05
Así como la oscuridad del caos no debería quitarle luz a un triunfo, los fuegos artificiales de la victoria no deberían provocar que se pierdan de vista las carencias.
La definición del torneo Inicial del fútbol argentino, más allá de la emoción intensificada aún más en los cinco minutos finales de los dos partidos decisivos, no da para brindis, ni por la organización, que tuvo en vilo la realización de uno de los encuentros hasta minutos antes de comenzar, ni por el nivel de juego, con equipos que parecían no animarse a hacerse cargo en el momento decisivo de lo que ya tenían a mano. En ambos sentidos, el torneo fue de lo peor que se ha visto desde que se instalaron los torneos cortos.
Si algo tuvo San Lorenzo en la mayor parte del semestre fue eso: identidad. Que no es poco, en un fútbol demasiado acostumbrado a lo fugaz. Pero no reconocer la evolución que ha tenido San Lorenzo en el último año, como institución y como equipo, a pesar y en medio de ese contexto, sería tan injusto como que el club del Bajo Flores geográficamente y de Boedo sentimentalmente se hubiera quedado sin ninguno de los tres títulos que disputó. Hizo mucho para pasar de la pelea por evitar el descenso a la pelea por dar una vuelta olímpica.
De la mano de una dirigencia renovadora, compró en tiempo y forma, primero, como para afrontar los tres desafíos con variantes, más allá del fallido de Fontanini. Recuperó a figuras del club, como Romagnoli, y a figuras posibles, como Piatti; se recuperó de golpes como las lesiones de Cauteruccio y Verón, ofreciéndoles más espacio del que ya tenían a chicos como Correa o Villalba; respaldó a Juan Antonio Pizzi y, con él, a una idea.
Si algo tuvo San Lorenzo en la mayor parte del semestre fue eso: identidad. Que no es poco, en un fútbol demasiado acostumbrado a lo fugaz como normal, donde la frase "ganar como sea” ni siquiera se analiza.
Se logró, al fin. Fue, el de San Lorenzo, un triunfo en medio del caos. Una cosa no tapa la otra. Y viceversa.

 

 


   

60
1

Comentarios