El expresidente de Bolivia Carlos Mesa resume el logro atigrado

El Tigre se ciñe su 14 corona nacional

Tres de los 14 campeonatos los logró entre 1950 y 1976 (1952,1964 y 1974) y 11 en la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, que se fundó en 1977.
martes, 24 de diciembre de 2013 · 00:08
Carlos Mesa / La Paz
Una vez más The Strongest mostró su estirpe. Agazapado durante buena parte del torneo, esperó los tropezones del rival de toda la vida y en los últimos partidos dio el zarpazo definitivo. A cuatro partidos del final del campeonato se colocó a un punto de Bolívar y remató brillantemente en el partido final con un contundente 3 a 0 a Real Potosí en La Paz. Con 45 puntos terminó dos puntos por encima de los celestes y se consagró campeón liguero otra vez.

De ese modo The Strongest obtiene su decimocuarto (14) título nacional profesional. Tres de esos 14 campeonatos los logró entre 1950 y 1976 (1952,1964 y 1974) y 11 en la era liguera.
Bolívar, que parecía ficha puesta desde el comienzo, contrastó partidos magistrales como el 3 a 0 a San José en Oruro, con empates insólitos en La Paz, que fueron los encuentros en los que realmente la Academia pudo haber asegurado un título que no tenía razón alguna para perder. Empató con San José (2-2), Sport Boys (0-0),  Real Potosí (1-1). El pinchazo final se dio en Potosí con una derrota por 1 a 0 ante Nacional Potosí, en un partido en el que desde el momento en que recibió el gol en contra no estuvo siquiera cerca del empate. De las mejores cosas de los celestes en este torneo se cuenta la aparición del joven Jaime Arrascaita, un gran jugador.

Fue por eso un campeonato especialmente emotivo para los equipos paceños, que en los últimos años han sentado un dominio incontrastable en el fútbol liguero. Una definición que fue atigrada y celeste y se decantó sin discusión posible por el Tigre.

San José, desde hace un lustro uno de los animadores fundamentales del fútbol nacional, se quedó una vez más en el camino. Cuando parecía acercarse implacablemente al título, su  derrota como local ante Bolívar lo dejó en la cuneta y lo relegó a un tercer lugar que no desmerece en absoluto la calidad de su fútbol y su carácter de equipo fundamental del torneo. Sorprendió la salida de su técnico emblemático Marco Ferrufino.

De allí para abajo el campeonato fue mucho menos intenso y con el sólo interés de los cupos internacionales. Wilstermann con 34 puntos se desinfló a cinco partidos del final. Quedó a cinco puntos del tercero. Nacional Potosí hizo historia al clasificar por primera vez en su trayectoria como club a la Copa Sudamericana. Universitario, ya muy abajo, con 29 puntos no reverdeció laureles que lo habían llevado en alguna ocasión al tope de la tabla. Algo parecido ocurrió con Real Potosí que estuvo lejos de sus mejores jornadas.
Los equipos cruceños

Oriente jugó varios partidos con su equipo juvenil, por sus problemas financieros.
 
Pero la verdadera sorpresa la dieron los equipos del departamento de Santa Cruz, con cuatro equipos, el mayor número de clubes en la Liga. Realizaron quizás la peor performance colectiva de su historia desde el comienzo de la Liga. Oriente con 27 puntos ocupó el octavo lugar. Blooming con 25, estuvo en el noveno puesto.
El benjamín, Sport Boys de Warnes (que debutó este año en la Liga) con 23 puntos, fue décimo, y finalmente Guabirá también con 23 en el undécimo puesto. Crisis económica, jugadores impagos, Oriente obligado a poner su equipo juvenil en los últimos partidos ante la debacle de sus finanzas, muestran un saldo más que preocupante para los equipos orientales.

Cerró la tabla Aurora. El Equipo del Pueblo con sus magros 16 puntos se colocó en serio riesgo de perder la categoría si no mejora sustantivamente en el primer torneo de 2014.
Los atigrados
The Strongest, bajo la sabia batuta de Eduardo Villegas, un técnico multicampeón, y el liderazgo de su presidente Kurt Reintsch (que logra su cuarto título) contó con el indiscutible liderazgo de Pablo Escobar, su máximo goleador con 12 tantos, y a pesar de la ausencia de Chumacero, tuvo jugadores desequilibrantes como Cristaldo, Bejarano, Melgar y el colombiano Jair Reynoso que garantizaron un fútbol ofensivo.

El equipo campeón del torneo Apertura tuvo esta plantilla: Abastoflor Freddy A., Barrera Marco, Bejarano Diego, Cabrera Abraham, Castro Raúl, Chávez Daniel, Coca Daniel, Cristaldo Ernesto, Da Silva Alejandro, Escobar Pablo, Fernández Gustavo, Jemio Andrés, Jiménez, Ronny, Lima Sacha, Lino Gonzalo, Mealla Erlan, Melgar Víctor, Melgar Luis, Parada Enrique, Paredes Jorge, Paz Marcos, Reinoso Jair, Ríos José, Soliz, Nelvin, Torrico Jair, Vaca Daniel, Veizaga Walter y Wayar Diego.

El goleador

 

José Marcelo Gomes de San José con 16 tantos se consagró máximo artillero del torneo, junto a  un histórico, también artillero santo, Carlos Saucedo con 16 goles.


Tanto la polémica de clubes que juegan con muchachos de la juvenil quitando competitividad al torneo y favoreciendo a rivales con opciones en el tope de la tabla, como la enredada y desequilibrada asignación de puestos para las copas Libertadores y Sudamericana, dejan muchas dudas sobre las opciones organizativas del cuadro dirigencial liguero.

La renuncia de Mauricio Méndez cierra un importante ciclo de casi una década al mando del timón de la Liga. Méndez intento, sin contar con el eco necesario de los dirigentes, llevar adelante mejoras en la estructura de organización de los torneos, los sistemas de campeonato y otras propuestas que lo convirtieron en uno de los dirigentes con mayor conocimiento del fútbol nacional.

5 títulos
acumuló Eduardo Villegas como entrenador, es el DT más ganador en la historia de la Liga.

 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias