Mauricio Méndez, presidente de la Liga

“Las tres cabezas le hacen daño al fútbol”

El directivo afirmó que la formación de jugadores es la base para mejorar el balompié del país.
lunes, 23 de septiembre de 2013 · 23:29
Johnny  Mollinedo / La Paz
 Mauricio Méndez Roca, actual presidente de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, alista su proyecto para reestructurar el fútbol nacional,   que será presentado en el próximo Consejo Superior liguero, que se realizará  esta semana. Está seguro de lo que se tiene que hacer para cambiar el actual estado del balompié  del país, además nadie le quita de la cabeza que debe haber un recambio de dirigentes, por eso es que su decisión de retirarse el próximo año – de la dirigencia- está tomada y no piensa en un cambio de posición.

 ¿Por qué cree que no se aprovechó la coyuntura  de clasificar al Mundial de 1994 para que Bolivia dé el salto al fútbol internacional, como sí lo hicieron países como Ecuador, por ejemplo?
Hay muchas respuestas, sobre todo en el fútbol,  en el que  hay muchos que entienden este deporte de maneras disímiles. Pero la respuesta es una sola, nunca el Estado boliviano invirtió en infraestructura para el trabajo de divisiones inferiores organizadas, tampoco lo hizo el propio fútbol, salvo contadas excepciones.
¿Hay algo bueno en  la actual estructura del fútbol boliviano, que tiene  tres cabezas?
Siempre se puede sacar lo positivo y negativo de todo en la vida y en las instituciones, pero hoy la tendencia es una y es que las tres cabezas le hacen daño al fútbol, y en realidad las tres cabezas están establecidas en todos los países, pero en Bolivia el drama se da por los resultados.
¿Es lo que le hace daño al fútbol boliviano?
Le repito,  es muy difícil entender un manejo cuando hay dos socios que aún no se ponen de acuerdo. Si se pusieran de acuerdo no se sentiría el problema, es un tema de visión.
¿La Selección nacional es el reflejo del fútbol boliviano actual?
Por supuesto, todas las selecciones bolivianas lo son, desde las Sub-15 a la de mayores, no hay ninguna duda.
¿Es Xabier Azkargorta el problema de los males del fútbol boliviano?
De ninguna manera, una persona no hace verano.
¿La Liga, por su competitividad es la culpable de los males de la Selección?
La Liga se sacrifica siempre por la Selección, paró su campeonato como ninguna Liga en el mundo. Las palabras están demostradas con hechos, pero después nos siguen diciendo que no apoyamos a la Selección.
¿Como no forma jugadores, la Selección no tiene material humano?
Se juega con lo que los propios clubes sacan de su cantera y con lo que sale de la ANF, pero en la gran mayoría de los casos, los jugadores de 18 o 19 años vienen a formarse en los clubes, pues no tenemos base.
¿La Liga cumple con su rol de organizar campeonatos competitivos y de formar jugadores?
En la medida de su economía lo hace y sus campeonatos hoy están mejor diseñados que antes, dos torneos todos contra todos, con reglas cada vez más claras (falta aún mucho por hacer), pero la Liga no está para formar jugadores, no es el rol de esta institución.
¿Éste es el peor momento del fútbol boliviano, ve la luz al final del camino?
Siempre se verá el peor momento a la luz de los resultados, pero, ojo, sólo una vez llegamos al Mundial. Entonces, si desde el Mundial del 50 cuando fuimos invitados se jugaron 15 y con éste, 16 mundiales y además sólo clasificamos a uno… Vivimos siempre un momento muy duro, que es la realidad del fútbol boliviano, donde han pasado generaciones de futbolistas, dirigentes, árbitros y periodistas y esto no mejora, pero no creo que haya empeorado.
¿Su propuesta para mejorar el fútbol boliviano toma en cuenta la formación de jugadores, la organización de campeonatos, etcétera?                       
Es la base para mejorar, hemos llevado propuestas al Presidente (Evo Morales), a las autoridades del viceministerio y lamentablemente no hay siquiera una respuesta. El problema formativo no se lo puede solucionar desde la ANF, donde la mayoría de los clubes son dirigidos por extraordinarios seres humanos que lo único que hacen es tratar de que sus clubes jueguen en una asociación y no tienen apoyo de ninguna naturaleza.
 ¿Cuáles son los pilares de su plan?
Formación, es el pilar y la piedra angular sobre la que se debe trabajar y eso es con dinero, no hay otra manera.
¿Si se lo implementa, es posible que el fútbol profesional boliviano salga de su actual momento?
El fútbol en su conjunto puede salir de este momento  y vuelvo al tema económico.
¿Comparte el criterio de Carlos Chávez, de que el Gobierno debe asumir un papel protagónico en los cambios del fútbol boliviano?
No es criterio de Carlos Chávez, es criterio de todos los que saben de fútbol, esto no cambia sin que el Estado revise su posición. Evo Morales ha construido más canchas que ningún otro Presidente en la historia de este país, eso hay que reconocerlo y agradecerle, pero no hay niños que se formen estructuralmente en dichas canchas. A esas canchas hay que ponerlas en movimiento y que realicen un trabajo sistemático.
¿Es partidario de una intervención del Gobierno al fútbol?
Sí, pero no como la plantea algún sector de la prensa que sabe que eso no es posible; el Estado no puede intervenir en la estructura de la FBF, debe intervenir sí pero con políticas de Estado para fomentar a las divisiones menores. Hay sectores que buscan enfrentarnos y personas también.
¿Se debe hacer un recambio de dirigentes? y ¿con esta medida mejorará el fútbol boliviano?
El recambio es permanente; es más, a veces hay tanto cambio de dirigentes en los clubes que cuesta mucho seguir con las políticas que muchas veces tratamos de implementar, pues entran nuevos y quieren revolucionar el fútbol en 60 días y luego se encuentran con que no es tan fácil y eso a veces nos genera una serie de problemas.
¿Cómo se modernizó la Liga desde su creación?
La Liga administrativamente era un desastre. Cuando llegué no tenía ni estados financieros, ahí reconozco el gran apoyo de Rudy Acevedo que con su empresa y durante más de seis meses logramos reconstruir la historia económica de tres gestiones, hoy es un reloj.  Y cuando llegué era más lo que se debía que lo que se tenía. Hoy, la Liga goza de una excelente salud financiera. Hemos implementado muchas y variadas acciones para rodearnos de una mejor estructura, infraestructura, normas, sistemas informáticos, administración financiera delegada, dopaje, cursos, seminarios, estadísticas, web, etcétera. Eso es lo que ustedes no ven, en el día a día los dirigentes sí lo hacen por eso las cuatro reelecciones de las que fui objeto. Pero también reconozco que cometimos errores y ésos se pagan muchas veces con la imagen.
¿Por qué decidió irse al final de su mandato en la Liga?
Porque creo que he dado todo por los clubes y gracias a Dios ellos lo reconocen, no así la opinión pública que no ve las cosas como los presidentes, quienes han seguido el trabajo del día a día y saben que sí he trabajado en beneficio de los clubes de la LFPB.
Si se lo piden los dirigentes, ¿usted seguirá al frente de la Liga?

Es asunto cerrado y ellos ya lo saben.

HOJA DE VIDA

Nombre completo Mauricio Méndez Roca.
 Fecha de nacimiento 22 de abril de 1964, en Cochabamba.
 Profesión Administrador de empresas.
 Trayectoria Fue presidente de Wilstermann en 1998 y dirige la Liga desde la gestión 2002, cargo que dejará en 2014.

 

Valorar noticia

Comentarios