Bolivia despide a autos del Dakar en la inmensidad del salar de Uyuni

La partida fue en Playa Blanca, en la localidad de Colchani, cerca de Uyuni. Bulacia arranca con fuerza la octava etapa y promete mejorar su posición.
domingo, 11 de enero de 2015 · 10:29

Página Siete Digital / La Paz

Bolivia despidió hoy a los pilotos de camionetas y autos del Rally Dakar 2015 en la inmensidad del desierto de sal más grande del mundo, el Salar de Uyuni, desde donde muy temprano comenzaron a enfilar hacia Iquique, en la octava etapa de la competencia más peligrosa y extrema del mundo, reportó ABI.

Con una extensión de 10.000 km2 el inmenso desierto de sal fue testigo de la partida de los autos en una etapa inédita en la historia del Dakar, que pasa por segunda vez por Bolivia, pero que el año pasado no pudo atravesar el Salar por la humedad.

En filas de cinco, en Playa Blanca, en la localidad de Colchani, los autos comenzaron una nueva aventura en medio de miles de aficionados bolivianos, del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera que despidieron a los pilotos con un enorme orgullo, porque el Salar de Uyuni está en los ojos del mundo.

El piloto boliviano, Marco Bulacia, uno de los sobrevivientes en la competencia, que largó con un gran apoyo, expresó su confianza en concluir esa etapa "de la mejor forma", tomando en cuenta que en la etapa del sábado, entre Iquique y Uyuni se situó en el puesto 39 de la tabla general de esa competencia.

El presidente Evo Morales, que participó en la largada de los competidores, relievó su contento por el enorme apoyo brindado por el pueblo boliviano al paso del territorio nacional de la competencia internacional.

"Estoy muy contento, feliz, porque también el pueblo boliviano comparte esta fiesta deportiva, esta fiesta de integración. Bolivia está en la mira del mundo", .dijo.

El Mandatario calificó de 'impresionante' ver el paso de los competidores por el Salar de Uyuni y mencionó que ese hecho histórico "levanta la moral de todos los bolivianos y bolivianas".

Los autos, liderados por el ganador de la séptima etapa, el argentino Orlando Terranova, comenzaron su travesía acompañados por una cantidad similar de helicópteros de los organizadores, Amaury Sport Organisation (ASO).

"Esta es una etapa en la abrimos pista, así que la idea es perder lo menos posible, no cometer errores para que el equipo haga un buen trabajo", aseveró Terranova, minutos previos a la largada.

La partida de los competidores se registró con un clima soleado y miles de bolivianos aglutinados en esa región agitaron banderas tricolores a lo largo de varios kilómetros.

Según constató la ABI, una gran mayoría de los espectadores realizó un enorme sacrificio para llegar hasta ese sector durante la madrugada, resignándose a no dormir por cumplir las normas establecidas.


"No hemos dormido casi nada. Estamos emocionados por ver a los corredores en nuestro salar", sostuvo una de las espectadoras, Alicia Gómez.

Los competidores pasarán en la octava etapa por las islas de Incahausi y del Pescado hacia el departamento de Oruro.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios