Burton, el adiós

El corazón de Paúl Burton dio su último latido a las 4:22 de la madrugada de ayer, en Santa Cruz.
lunes, 12 de diciembre de 2016 · 00:05
 Juan Carlos Montaño, El Deber / Santa Cruz

Se acabó su sufrimiento. Fueron 20 días que estuvo luchando por su vida luego de someterse a una cirugía de hernia de disco que se complicó. El fútbol nacional está de luto, el corazón de Paúl Burton dio su último latido a las 4:22 de la madrugada de ayer en la sala de terapia intensiva de la clínica Incor. 
 
Su cuerpo no aguantó más, pues había sido declarado con muerte cerebral el martes pasado y, según los médicos, era cuestión de días u horas para este desenlace. Paúl, de 24 años, que ayer fue trasladado al Salón Velatorio Las Misiones, en la sala Esperanza, deja este mundo luego de ser sometido a tres intervenciones quirúrgicas, que no pudieron salvarle la vida, pues el daño que tuvo por la hemorragia interna que sufrió fue severo.
 
 De la primera intervención, que fue de hernia de disco el 22 de noviembre, despertó un día después por la mañana. Es más, pidió agua y hasta habló con sus familiares. Horas después se descubrió que tenía una hemorragia interna y fue operado inmediatamente. En media cirugía vino un paro cardiaco y  tuvo que ser sometido a otra intervención, esta vez a corazón abierto para revivirlo. Durante 15 minutos su corazón se paralizó. Cuatro días después apareció otra hemorragia y con ello se dio la cuarta operación. De ahí en más quedó sólo esperar un milagro para que despierte, lo que al final no se dio.
 
Después, la salud de Paúl Burton fue empeorando hasta quedar con muerte cerebral, con grado 3 sobre 15 en la escala de Glasgow. Luego pasó a grado 1 y ello hizo que las esperanzas de que el jugador salga de este momento sean mínimas. Además, sus riñones estuvieron más de 10 días sin funcionar, y las diálisis que se le hacían sumaban dos por jornada. Todo ello lo resistió Paúl Burton. Para mantenerlo con vida se utilizaron más de 300 unidades de sangre.
 
Tranquilizó a su esposa
 
Antes de pasar por el quirófano, el futbolista le había comentado a su esposa, Carola Hoyos Ameller, de 22 años, que no se preocupe, pues en dos días estaría en casa y que en tres semanas volvería a entrenarse en Oriente, donde cumplía uno de sus sueños, jugar en un grande del país. Una jornada antes había ido a la sede de San Antonio para despedirse por algunos días de sus compañeros, que estaban en la piscina.
 
Carola Hoyos queda sola con su niño de un año y siete meses, que sólo llevó un día a la clínica, pues no quería que su pequeño vea en ese estado a su progenitor. "Cómo hago para explicarle a mi hijo que su papá salió y que nunca más va a volver”, se lamentaba la señora de Burton.
 
Muerte del defensor agrava las acusaciones
 
El abogado acusador, Robin Justiniano, explicó que la muerte de Paúl Burton es un hecho que cambiará la tipificación de las acusaciones contra los que serán demandados. Hasta ayer la familia del jugador tenía una acusación contra el médico José David Áñez Durán por lesiones gravísimas, que está estipulado en el artículo 270 del Código Penal.  
 
Ayer el jurista dijo que es un hecho que la demanda cambiará y dejó abierta la posibilidad de que sea por el delito de homicidio culposo. "De todas formas, en las próximas horas daremos a conocer la modificación de la tipificación. El hecho es que se agrava la situación tanto para los médicos involucrados, así como también para la Unidad de Terapia Intensiva de la clínica Incor”, sostuvo.

 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
2