El serbio fulminó ayer a Murray Djokovic

Djokovic es el rey de Australia

El número uno del ránking del tenis mundial logró ayer su sexta corona del Abierto de Australia. Sumó su undécimo Grand Slam.
lunes, 1 de febrero de 2016 · 00:00
AFP / Melbourne

Confirmando una vez más su dominio en el tenis mundial, el serbio Novak Djokovic ganó su sexto título del Abierto de Australia al batir al británico Andy Murray en tres mangas por 6-1, 7-5 y 7-6 (7/3), ayer en Melbourne.

Este trofeo es el  título 11 de Grand Slam del número uno  mundial, que alcanza a las leyendas Rod Laver y Bjorn Borg en el palmarés histórico. Además Djokovic iguala el récord de ediciones ganadas del Abierto de Australia, establecido por Roy Emerson en la década de los años 60.

"Me siento muy orgulloso de estar al lado de estas leyendas de nuestro deporte”, dijo tras su triunfo, sellado en dos  horas y 53 minutos. Ganador en sus seis comparecencias por el título en Australia, tiene en su palmarés las ediciones de 2008, 2011, 2012, 2013, 2015 y 2016, en el que sin duda es su grande favorito.

"Ya he pasado por esto”

El serbio de 28 años partía ayer  en la Rod Laver Arena como el gran favorito ante un rival al que ha ganado en 11 de sus 12 últimas confrontaciones y, con su nuevo triunfo, cuatro veces en la final del primer grande del año.
En una racha casi incomparable, no pierde un partido de eliminatoria directa desde agosto, la final de Cincinnati ante Roger Federer, y su única derrota en los últimos seis meses fue un partido de la fase de grupos en el Masters de Londres.

La final de  ayer  se pareció bastante a los otros duelos por el título que ambos jugadores han disputado en Melbourne. Regular desde el fondo de la pista, sobresaliente en defensa y al resto, Djokovic ganó los intercambios más largos e importantes, además de minimizar errores (41 faltas directas, por 65 del británico). Como hizo en sus triunfos ante Djokovic en las finales del US Open 2012 y Wimbledon 2013, Murray intentó golpear más fuerte y subir a la red, pero su plan de juego no le dio resultado y acabó perdiendo por quinta vez la final del Abierto de Australia.

Sexto Abierto de Australia


Djokovic, campeón por sexta vez del Abierto de Australia, se mostró  "honrado” de que se le "mencione al lado de una gran leyenda como el australiano Roy Emerson”, el único jugador que ganó tantas veces como él este torneo.

"Estoy encantado de haber igualado el récord de seis victorias en el Abierto de Australia. Me siento honrado de que se me mencione al lado de una gran leyenda como Roy Emerson”, dijo durante la ceremonia de entrega de trofeos el jugador de Belgrado, de 28 años.

Nole: "Juego el mejor tenis de mi vida desde hace 15 meses”

"Tengo una historia de amor con el Rod Laver Arena. Es por eso que besé la cancha. Espero que dure mucho tiempo”, dijo Novak Djokovic, en rueda de prensa, luego de vencer a Andy Murray y de alzarse con su sexto trofeo en el Abierto de Australia.

¿Cómo explicó su presente? "Juego el mejor tenis de mi vida desde hace 15 meses”.

El serbio número uno  del mundo, que ganó en tres sets por 6-1, 7-5 y 7-6 (7/3), logró su   título 11 de Grand Slam, alcanzando a las leyendas Rod Laver y Bjorn Borg en el ranking histórico. Además, Djokovic igualó el récord de ediciones ganadas del Abierto de Australia, establecido por Roy Emerson en la década de los años 60.

"Esta noche he entrado en la historia igualando a Roy Emerson y sus seis títulos. Estoy muy orgulloso de estar al lado de leyendas como Rod Laver y Bjorn Borg en títulos mayores con 11. Es una motivación extra para dar lo mejor de mí”, dijo Nole. "11 títulos es fenomenal, estoy muy orgulloso. Juego el mejor tenis de mi vida desde hace 15 meses. En mi vida privada, todo va bien, vamos a intentar continuar así”. Djokovic analizó la clave de su victoria ante Murray, al que ha ganado en 11 de sus últimos 12 cruces.

"El segundo set fue decisivo. Pude hacerlo mejor en los juegos que serví cuando estuve por delante en el segundo y en el tercer set. Hubo largos intercambios”, enfatizó el deportista serbio.

Marcar la historia de su deporte es "un imperativo”, dice Nole
 Djokovic, la ambición sin límites del niño de Belgrado

El campeón superó  sus sueños de infancia y con 28 años de edad está en condiciones de convertirse en el mejor tenista de siempre.

AFP / Melbourne

A la edad de siete años Novak Djokovic decía en la televisión serbia que quería ser el número uno mundial: Con 11 títulos de Grand Slam en el bolsillo, el campeón ha superado sus sueños de infancia y con 28 años está en condiciones de convertirse en el mejor tenista de siempre.

Marcar la historia de su deporte es "un imperativo”, dijo Djokovic en la víspera de su sexta victoria en el Abierto de Australia, que le sirve para alcanzar en el palmarés histórico de grandes a las leyendas Rod Laver y Bjorn Borg. Todavía le quedan tres para alcanzar a Rafael Nadal y seis para igualar a Roger Federer, los dos hombres a los que ha sometido en los últimos años.

"Estúpida”, dijo Federer acerca de la pregunta de un periodista, que quería saber si consideraba que el dominio de Djokovic se puede extender varios años por la debilidad de la nueva generación. Esta reacción es una muestra de la frustración de la leyenda suiza, incapaz de encontrar el antídoto ante el serbio, como se vio en la semifinal que disputaron el jueves en Melbourne.
 
Marcado por la guerra

Si hay alguien que no se sorprendería del salto cualitativo del serbio sería Jelena Gencic. También en el origen de la carrera de Monica Seles, fue la entrenadora que descubrió al pequeño Djokovic, entonces con cinco años y medio, en la estación de esquí de Kopaonik, donde su padre, Srdjan, tenía una pizzeria cerca de una pista de tenis.

Más tarde la familia Djokovic se mudó a Belgrado y como las estructuras del club Partizan no eran suficientes, hizo un esfuerzo por enviar al talento a una academia en Alemania. La experiencia de la guerra de Kosovo en 1999 marcó profundamente al joven Djokovic. A los 12 años, para protegerse de los bombardeos de la OTAN sobre la capital serbia, dormiría dos meses y medio en los refugios antiaéreos. Los días los pasaba en una cancha de tenis porque los colegios estaban cerrados.

Muy patriota, aunque vive en Montecarlo, Djokovic siempre ha sostenido la causa serbia, pero ha intentado corregir la negativa imagen que dejó Slobodan Milosevic.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios