Gamarra, el titular de Bolívar que fue prisionero de guerra

El popular Oso combatió en la Guerra del Chaco. Impulsó las primeras giras internacionales celestes al exterior, 1930 y 1931, por Chile y Ecuador.
lunes, 11 de abril de 2016 · 00:00
Marcelo Ramos /Historiador

En la vida institucional del club Bolívar, que mañana cumple 91 años,  existieron personajes inolvidables. En su historia resalta la figura de  uno de sus dirigentes más emblemáticos.  Con méritos propios, Armando Gamarra
Dick trascendió en el tiempo con su peculiar apelativo del Oso Gamarra. 
 
Por  cuantiosos méritos conseguidos, ha sido  el verdadero ejemplo de la persistencia dirigencial y deportiva.
 
Al fundarse el club Bolívar, el 12 de abril de 1925 en la ciudad de La Paz, comenzó la trayectoria deportiva de varios dirigentes y jugadores que defendieron empeñosamente los colores del plantel celeste. Armando Gamarra sintetizó, en su momento, el nervio motor bolivarista.
 
Gamarra inició  su actividad deportiva en 1920, defendiendo los colores del club The Law, plantel perteneciente al Instituto Americano. Un par de años después, al quedar reorganizado la entidad deportiva del club Bolívar, asumió la presidencia el 5 de abril de 1927. Asimismo, lo acompañaron en la  directiva Alejandro Belmonte, Ernesto Sáenz, Alfredo Rengel, Humberto Barreda, y Alfredo Ortíz de la Riva.  
 
La responsabilidad y compromiso con su equipo llamó la atención del directorio de La Paz Foot Ball Association,  que lo nombró  secretario de la tesorería, en 1929. Casi simultáneamente a esta designación, nació un proyecto de los dirigentes bolivaristas de viajar al exterior. Los resultados obtenidos por el cuadro académico en el torneo local hicieron que Armando Gamarra y  varios directivos tomaran la sabia decisión de salir al exterior con su primer  plantel. Estos viajes  se realizaron en 1930 y 1931. Los resultados finales fueron más que provechosos para la institución. El equipo paceño visitó Chile, Ecuador y Perú.
 
Un presidente prisionero
 
Escasos meses después, los clarines de guerra llamaron a la juventud boliviana para defender  la integridad nacional. Fue entonces notorio el entusiasmo y civismo  demostrado por los deportistas y dirigentes que, casi sin excepción, se alistaron en filas  del Ejército Nacional, durante la  Guerra del Chaco (1932 a 1935).
 
El popular Oso estuvo en el frente de batalla. Sus problemas de salud no impidieron  que su  patriotismo esté presente en la contienda bélica. Gamarra combatió largo tiempo en forma abnegada y valiente en la batería 105 y
Carmen, donde cayó prisionero, después de luchar como buen soldado.
 
Luego de dos años de ausencia en los escenarios deportivos, volvió del cautiverio el  25 de mayo de 1936, fecha memorable para la institución. A su regreso recibió  en un acto especial los honores y el saludo de la afición deportiva boliviana. Durante abril de  1950, el Oso Gamarra ocupó la presidencia del club Bolívar. Asimismo,  en esa gestión, fue designado primera autoridad  del colegio de árbitros. Poco tiempo después, a  finales de 1953, Armando  Gamarra acompañó al plantel celeste  por territorio argentino. Allí jugó con  River Plate, San Lorenzo, Newell’s Old Boys, Santa Fe y Gimnasia. La prensa argentina elogió la campaña del representante nacional, calificándolo como uno de los grandes planteles del continente americano.
 
También se debe destacar que en el transcurso de estos años Gamarra  fundó con varios seguidores la mutual de exjugadores de fútbol, organización que nació el 16 de julio de 1955. Sus presidentes destacados fueron:
Eduardo Reyes Ortíz, Mario Alborta y Armando Gamarra.
 
Un par de meses después, al  finalizar el Campeonato  Sudamericano de 1963,   cuando   el seleccionado nacional alcanzó el título máximo del certamen futbolístico,  Armando Gamarra dejó de existir. Un paro cardiaco causó  su deceso fortuito.
 
Esta lamentable pérdida ocurrió el 7 de junio de 1963. Voces conmovidas lamentaron el fallecimiento del Oso Gamarra. El dirigente y jugador  del plantel académico cosechó muchos aplausos, muchas alegrías, mucho honor para su institución. Pero a cambio tuvo  ingratitud.
 
Otras  disciplinas
  • Activo Luego de la Guerra del Chaco (1932 a 1935) y una vez rehabilitado completamente, Gamarra retornó a sus actividades dirigenciales. En mayo de 1937 le llegó una invitación de los dirigentes deportistas  de Cochabamba para que el club Bolívar asista  a  protagonizar algunos encuentros deportivos en las disciplinas de tenis, basquetbol y fútbol. Encabezaron la delegación paceña los directivos Daniel Mercado, Jorge del Castillo, Armando Gamarra y Mario Alborta. 
  • Duelo Una vez enterados  de su fallecimiento, la Asociación Paceña de Fútbol y el Comité Organizador del Campeonato Sudamericano de 1963  aprobaron un voto resolutivo, en cuyas partes centrales declararon duelo nacional por la muerte de Gamarra, además de guardar minutos de silencio en los torneos de la época.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios

Otras Noticias