El Tigre sufre una dolorosa caída

Cayó 6-0 ante River, pero las chances del aurinegro están intactas.
jueves, 07 de abril de 2016 · 00:05
Marco Mejía / La Paz 
 
Un manso Tigre  sufrió anoche una humillante goleada a manos de River Plate, que estuvo inspirado y apabulló 6-0 al equipo boliviano,  en el partido que se disputó en el estadio Monumental de Buenos Aires, Argentina, por el Grupo 1 de la Copa Libertadores 2016.
 
Fue la actuación más floja que tuvo el Tigre en los últimos cinco años en el certamen internacional, derrota que devolvió a la realidad al equipo boliviano que hace un mes y medio había conseguido un resonante triunfo ante Sao Paulo, en Brasil, pero luego su rendimiento fue de más a menos.
 
El Tigre se encontró con un rival que jugó, según la prensa de su país, su mejor partido del año; pero el equipo boliviano también  tuvo la mala suerte de tener al frente a un inspirado Andrés D’Alessandro, que se convirtió en la pesadilla del equipo boliviano.
 
La propuesta atigrada fue pobre desde el inicio y no le salió nada. Quiso presionar y quitarle protagonismo al rival, pero todo quedó sólo en intención ya que los millonarios estuvieron inspirados.
 
D’Alessandro jugó sin marca e hizo de las suyas. A los 13 comenzó el show del volante argentino con un caño a Chumacero, Camilo Mayada le devolvió con un taco y el mediocampista sacó un tiro bajo para decretar el 1-0.

A los 25’ la defensa aurinegra se quedó parada e Ignacio Fernández conectó  un cabezazo para el 2-0. Se le empezaba a venir la noche al equipo de Mauricio Soria y Mayada aumentó a los 29’.
 
El equipo atigrado deambulaba en la cancha sin saber qué pasaba y apareció otra vez su "bestia negra”, D’ Alessandro, que metió un centro preciso para el cabezazo de Emanuel Mammana (41’). No se conformó River y antes del descanso Lucas Alario convirtió el quinto para destrozar a un inofensivo Tigre.
 
¿Por qué perdió el Tigre?
Cristaldo, parado, siempre perdió por el lateral izquierdo ante las subidas de Mercado, de River.  Veizaga falto de fútbol, el trío defensivo -compuesto por Pereyra, Marteli y Maldonado- fue un manojo de nervios. Torres y Alonso lentos y Escobar solo contra el mundo.
 
El segundo tiempo fue mero trámite, hasta aburrido en varios pasajes, ya que  el local se relajó con la diferencia que había conseguido en la etapa inicial, se apiadó de su rival y le cedió iniciativa a los atigrados, que no crearon peligro. A los 37’ despertó la afición de River con el tanto de Fernández, que sentenció la negra noche de los aurinegros.
 
The Strongest tiró anoche por la borda todo lo bueno que había conseguido en el inicio de la Copa. El equipo vuelve con seis goles en su arco, que le reduce su diferencia a menos cuatro; pese a todo sigue dependiendo de sí mismo, aunque preocupa el bajo nivel que tiene y que puede jugarle una mala pasada en las dos fechas que le restan disputar frente a Trujillanos en Valera y con el Sao Paulo en el Siles.
 
El Tigre recibió seis goles luego de 29 años
 
Página Siete  / La Paz 
 
Después de 29 años, The Strongest volvió a sufrir anoche  una goleada por 6-0 en la Copa Libertadores de América. En la edición de 1987, los atigrados habían sido vapuleados por el América de Cali por la misma diferencia de tantos que anoche le anotó River Plate en el estadio Monumental de Buenos Aires.
 
El 12 de junio de 1987, el Tigre se presentó en Cali ante el poderoso equipo de América que se dio un festín con tantos de Ricardo Gareca, en dos ocasiones; Álex Escobar, la misma cantidad de conquistas;  y Juan Manuel Battaglia, quien hizo  otros dos goles. 
 
El exarquero de The Strongest, Luis Galarza, sufrió los seis goles en la negra noche de Cali. Fue una jornada para el olvido para el experimentado guardameta atigrado, que esa noche jugó su último partido con la casaca oro y negro ya que al retorno de la delegación fue vendido a filas del cuadro de  Always Ready.
 
Anoche, Daniel Vaca fue el que soportó la goleada, que quedará registrado como la segunda caída con más goles que recibió el conjunto atigrado en la historia de la Copa.
 
De acuerdo con los datos oficiales de la Conmebol, la goleada más dolorosa que sufrió The Strongest en la Libertadores fue el 22 de marzo de 1971, el verdugo fue Peñarol, que le venció por 9-0. Los tantos que recibió anoche el cuadro de Achumani le redujeron la diferencia de goles que tenía antes de enfrentar a River Plate. 
 
De más dos con los que comenzó el juego, ahora tiene menos cuatro; que jugaría en contra del equipo boliviano si a la hora de la definición dos equipos terminan la serie con la misma cantidad de unidades. En la fecha cuatro del Grupo 1 se anotaron 12 goles, con los 6 de Sao Paulo a Trujillanos.
9
2

Comentarios

Otras Noticias