Aprehenden a 23 hinchas por destrozos en clínica y 3 casas

martes, 3 de mayo de 2016 · 00:00
El Deber  / Santa Cruz 

Don Hipólito Hoyos, de 86 años,  vio la turba enardecida que se acercaba a él como fuego a menos de 20 metros de su domicilio, en la calle perimetral de ingreso al barrio Petrolero Sur. Se apresuró a cerrar la puerta de madera de su casa -en la que habita desde hace 50 años- pero no pudo. Lo tumbaron, lo pisaron, le destruyeron sus vajillas, su cama, su baño, le sustrajeron  4.000 bolivianos que presuntamente tenía guardados para una cirugía ocular de su esposa -Alina de Hoyos-. Los atacantes se subieron al techo y sobre este continuaron peleando.
 
La casa de Hoyos fue una de las tres afectadas, así como el centro de salud Ismael Suárez, ubicado en la zona de Petrolero Sur,  de una trifulca con persecución que protagonizaron más de un centenar de hinchas que salían del estadio Tahuichi Aguilera tras finalizar el partido entre Oriente Petrolero y Wilstermann, el domingo en la noche.
 
Sabino Guzmán, comandante de la Policía departamental de Santa Cruz, narró lo sucedido: "Estábamos varias unidades llevando a un grupo de hinchas de Wilstermann y de Oriente que peleaban fuera del estadio. Llegamos a la plaza Blacutt y de ahí los de Wilstermann empezaron a escapar de los de Oriente. El grupo se desintegró y en ese afán de protegerse ingresaron a las casas y al centro de salud”.
 
Resultado de estas trifulcas, la Policía detuvo a 183 personas; 33 fueron liberadas por ser menores de edad y del saldo quedaron aprehendidos 23 hinchas de ambos equipos, que fueron identificados por las víctimas tras un desfile identificativo.
 
Fabián Seas, director del centro de salud, llegó cinco minutos después del suceso. Según explicó, cerca de  las 21:30 los jóvenes empezaron a pelear fuera del centro y luego, con  piedras,  quebraron la puerta de blíndex de unos seis metros de longitud. Ingresaron, tumbaron mesas, rompieron la puerta de la farmacia, subieron a la segunda planta, se limpiaron con sábanas y también prosiguieron por los techos. Dos enfermeras, un guardia y el médico de turno se encerraron para no ser agredidos  por la turba. Jhonny, uno de los hinchas que llegó desde Cochabamba, dijo que arribaron en 10 buses que los transportaron hasta la capital cruceña para apoyar a su equipo. Yaneth Argote, abogada de cinco hinchas detenidos, aseguró que sus defendidos solo intentaban escapar.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
6

Comentarios

Otras Noticias