¡Por fin!

Los celestes vencieron 2-0 a Ciclón. Terminaron el lance con nueve hombres. Siguen en la lucha por una plaza a la Copa Libertadores de 2017.
lunes, 9 de mayo de 2016 · 00:00
Marco Mejía / La Paz

 El abrazo de los celestes fue interminable y emocionado cuando concluyó el partido frente a Ciclón. Después de  63 largos días, el equipo celeste terminó  con la racha más larga sin ganar en la historia de la Liga al imponerse a su rival por 2-0.

No fue un triunfo más, ya que el resultado le permite aún a los académicos dar pelea en las cuatro fechas restantes para intentar agarrar el tercer cupo a la Copa Libertadores 2017.
Treinta y seis minutos mantuvo el  equipo tarijeño el cerrojo defensivo que vino a proponer ayer  en el estadio Hernando Siles. Los chapacos, que estaban obligados a conseguir unidades, por estar comprometidos en la zona del descenso directo, vinieron a jugar al empate, y cuando la Academia abrió el marcador no supo qué hacer para reaccionar.

Partido de bajo nivel técnico. Los celestes volvieron a confirmar que es una de sus peores  campeonatos desde que juegan la Liga. El equipo volvió a mostrar las mismas falencias que tuvo desde inicio de este año; es decir, un equipo sin sorpresa, previsible y que depende de lo que hagan sus individualidades. Bastó que Ciclón agrupe mucha gente en el medioterreno y que cierre la subida de los laterales para complicar el fútbol de los bolivaristas.

Como el conjunto local no podía hacer circular la pelota, tuvo que apelar al argumento de los remates de media distancia. Leandro Maygua y Leonel Justiniano probaron con remates al  portero Pedro Galindo, que respondió ante los disparos de los celestes.

Ciclón no tenía argumentos en la cancha y Bolívar con poco estaba más cerca de abrir el marcador. El español Juan Miguel Callejón se perdió dos tantos cantados antes de la media hora y la hinchada empezaba a preocuparse por la ineficacia de los celestes.

El tanto de la apertura del marcador  llegó luego de un tiro de esquina servido por el cruceño  Juan Carlos Arce, la pelota le quedó servida al uruguayo William Ferreira que antes de que el balón caiga al suelo sacó un disparo para derrotar el arco tarijeño sobre los 36 minutos de esta etapa.

Desde los 40’, Bolívar jugó con un hombre menos debido a la expulsión de José Capdevila, quien tuvo un duro encontrón con Álvaro Paniagua y el árbitro Ivo Méndez consideró juego brusco del español.
El complemento

Ciclón, que era el obligado a atacar en el segundo tiempo, lo hizo sin jerarquía, hasta con timidez, ante su rival que tenía un hombre menos en la cancha y se acomodó mejor en la defensa para cuidar la ventaja.

La única jugada de riesgo de la visita fue a los 12 minutos, cuando el arquero Diego Zamora atajó un mano a mano ante el español Ignacio Martínez. Después, el poder ofensivo de los chapacos fue casi nulo.

Los últimos ocho minutos del compromiso, Bolívar jugó con nueve hombres por la expulsión de Saavedra. Ciclón no supo aprovechar y, por el contrario, llegó el tanto de Juan Carlos Arce, en el primer minuto de descuento con un disparo cruzado que no contuvo Galindo.

Ganó Bolívar, pero nada más. El equipo sigue lejos del nivel de otras temporadas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

68
10

Comentarios

Otras Noticias